Caos organizativo en la regata por el portaaviones 'Truman'

TROFEO PRINCESA SOFÍA

Caos organizativo en la regata por el portaaviones 'Truman'

Caos organizativo en la regata por el portaaviones 'Truman'

EFE

Su llegada a la bahía de Palma ha provocado que se deban modificar los campos de categoría Laser y windsurf debido a sus dos áreas de exclusión.

La llegada del portaaviones militar estadounidense Harry S. Truman a la bahía de Palma ha convertido en un rompecabezas organizativo los campos de regatas del 45º Trofeo Princesa Sofía. El buque, de propulsión nuclear, fondeó este jueves y estableció a su alrededor un área de restricción de 1.000 metros, en la que no se puede navegar, y otra de 2.400 metros, en la que está prohibido detenerse.

Así, se han modificado dos zonas para no entrar en el área de exclusión de la nave. “Estas franjas de exclusión han provocado que debamos mover un campo de regatas, el de la clase Laser, y que hayamos tenido que reducir otro, el de los windsurfistas”, explicó el coordinador de las pruebas, Xisco Gil. El windsurf da dos vueltas a un recorrido más corto para no adentrarse en aguas delimitadas por el Truman. En el operativo ha participado hasta la Armada Española.

El portaaviones se marchará el domingo, por lo que afectará al Trofeo Sofía este viernes y sábado. El sábado, último día de competición, se disputarán las Medal Races, las finales que decidirán los podios de las diez clases olímpicas. Estas rondas se completarán en tres campos de regatas pegados a la tierra, por lo que el buque no influirá en su desarrollo.

Comentarios

Comentarios no disponibles