Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes

España activa una catarsis con un ambicioso plan de arrepentidos

Plan para despejar sospechas

España activa una catarsis con un ambicioso plan de arrepentidos

España activa una catarsis con un ambicioso plan de arrepentidos

Javier Gandul

La Agencia Española Antidopaje tiene un ambicioso plan que su director, Enrique Gómez Bastida, presentó por primera vez el jueves en en el foro Tackling Doping in Sport.

A pesar de los nuevos nubarrones de credibilidad creados por la resolución del caso de Marta Domínguez, o quizá para acabar con ellos definitivamente, la Agencia Española Antidopaje tiene un ambicioso plan que su director, Enrique Gómez Bastida, presentó por primera vez en público el jueves en Londres, en el foro Tackling Doping in Sport. Un plan que pasa por promover confesiones de deportistas y exdeportistas, diseñar un mapa del dopaje en España, aclarar el pasado próximo sin medidas traumáticas y empezar una nueva era con las heridas cicatrizadas y con una imagen exterior renovada.

AMA. Por eso, Gómez Bastida eligió un foro internacional para lanzar el anuncio, ante una audiencia formada por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) y las agencias de otros países, entre otros actores que luchan contra el fraude deportivo. Ante ellos, en inglés, Bastida dio una conferencia sobre La Ley española y la Operación Puerto, donde anticipó que la denominada Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte (AEPSAD) no quiere depender en su política únicamente de la decisión de un tribunal sobre la concesión o no de las famosas bolsas de sangre.

Bastida dijo en Londres que sabe que la imagen de España está en permanente sospecha en el exterior (y lo dijo precisamente el día que Marta fue absuelta). También explicó que no se conoce cuánto tiempo pasará para que la Audiencia Provincial de Madrid resuelva los recursos de la Operación Puerto y haya una sentencia en firme sobre las bolsas. Y dibujó un escenario incluso más preocupante: que en el supuesto de que la sangre fuera trasvasada a las autoridades deportivas para incoar expedientes sancionadores, no fueran capaces de identificar todas las muestras, porque algunas son anónimas o porque el sumario no arroja la suficiente luz sobre ellas.

El plan ideado por la AEPSAD es motivar la confesión de arrepentidos, aunque todavía no está claro cómo se conducirá el proceso. Un punto de partida será arrancar con deportistas que han dado positivo o se han visto inmersos en casos de dopaje.

Garantías. Una consecuencia que preocupa en la AEPSAD son las garantías que puedan darse a estos arrepentidos, porque ejemplos anteriores como Jesús Manzano o Moisés Dueñas no ayudan a que otros afectados se atrevan a dar el paso al frente.

Por un lado, ya se ha activado una campaña de concienciación para que los propios deportistas entiendan su colaboración como un avance de futuro. Y por otro, Bastida está manteniendo reuniones (las dos próximas semanas estará fuera de España) con la AMA, otras agencias y federaciones internacionales, para intercambiar información y amortiguar las posibles sanciones.

Este mapa del dopaje español no se centrará en un único deporte, está abierto a una catarsis general, pero en los estudios de la Agencia se ha comprobado que existen tres disciplinas que aparecen prácticamente siempre cuando se hacen investigaciones a médicos, preparadores o distribuidores: el ciclismo, el atletismo y el remo.

Otro pequeño fleco para lanzar el plan con premura es que la Agencia necesita un responsable en su departamento jurídico, porque el anterior se marchó con el anterior director de la AEPSAD, Manuel Quintanar, y no se ha cubierto la plaza que dejó vacante.

Comentarios

Comentarios no disponibles