Irlanda gana el Seis Naciones en la despedida de O'Driscoll

VI NACIONES | FRANCIA 20 - IRLANDA 22

Irlanda gana el Seis Naciones en la despedida de O'Driscoll

Irlanda gana el Seis Naciones en la despedida de O'Driscoll

FRANCK FIFE

AFP

La selección irlandesa se impuso en el torneo al ganar a Francia en París, en un choque que en el que no tuvo el título hasta que el árbitro pitó el final.

Irlanda es la campeona del Seis Naciones. De forma justa, por ser la más regular, la más contundente (con permiso de Inglaterra) y por que la historia también le debía un final feliz al gran Brian O'Driscoll. Leyenda del deporte mundial, que lo deja con 141 caps (récord del planeta) y levantando el Trofeo en el mismo escenario donde explotó a nivel internacional en el año 2.000. Pero Irlanda no lo tuvo fácil, Francia rozó la remontada final (le anularon un ensayo de forma justa en el último minuto) y eso hubiese dado el título a Inglaterra, que había apalizado a Italia en Roma (11-52) aunque de forma insuficiente como para aferrarse al average.

Marcador

FRANCIA: Dulin, Huget, Bastareaud, Fickou (Mermoz 75'), Médard, Tales, Machenaud (Doussain 66'); Domingo (Debaty 40'), Szarzewski (Guirado 68'), Mas (Slimani 36'), Papé, Maestri (Flanquart 53'), Picamoles (Vahaamahina 66'), Lapandry (Lauret 75') y Chouly.

PUNTOS: 13+7

Ensayos: Dulin (31') y Szarzewski (62').

Transformaciones: Machenaud (32' y 63').

Golpes de Castigo: Machenaud (2' y 14').

IRLANDA: Rob Kearney, Trimble, O'Driscoll, D'Arcy (McFadden 66'), David Kearney, Sexton (Madigan 68'), Murray (Reddan 63'); Healy (MacGrath 70'), Best (Cronin 70'), Ross (Moore 63'), Toner, O'Connel, O'Mahony (Henderson 63'), Henry y Heaslip.

PUNTOS: 12+10

Ensayos: Sexton (20' y 46'), Trimble (26').

Transformaciones: Sexton (26' y 47').

Golpes de Castigo: Sexton (52').

ÁRBITRO: S. Walsh (Australia). Sin amarillas.

ESTADIO: Stade de France, París.

Francia estaba decidida a salvar su honor, a demostrar que podría haber ganado el Torneo. Por eso salió, de tú a tú, ante el ejército irlandés. Rápidamente se encontró un buen golpe de castigo que Machenaud pasó sin problemas. En ese momento, en Roma, los ingleses apretaban los puños. Durante los primeros minutos el Gallo se mostraba sólido e Irlanda no encontraba el camino. Otro golpe, complicado, escorado, era convertido por el medio melé francés y el tanteo se iba a 6-0. La tragedia irlandesa tocaba a la puerta. Pero este Trébol no se rinde así como así. En la primera aproximación seria, con varias fases de delantera, Sexton encontró el camino al ensayo. Sin embargo, y de forma sorprendente, no lo transformó. Primer error de bulto. Seis minutos después gran jugada interior de Murray que encontraba la galopada del ala Trimble y con él un ensayo cómodo, que pasaba Sexton, para la remontada provisional (6-12).

En ese momento era Irlanda la campeona. Pero Francia es tan irregular como genial. Tales que se estrenaba como titular dio una patada a la esquina, Huget la palmeó hacia atrás como si fuera un colocador de voleibol y Dulin posaba. La transformación de Machenaud volvía a poner al Gallo por delante. Aunque esa no sería la última jugada del primer tiempo. Irlanda sacó un buen golpe de castigo a favor con el tiempo cumplido y Sexton, de nuevo en el momento más caliente, volvió a fallar. Todos a vestuarios, con Inglaterra como campeona provisional. Sexton se lamentaba, tenía el Torneo en sus pies y estaba fallando.

El Trébol debía dar un paso al frente o el título sería de su máximo enemigo. El Gallo salió decidido a aguarle la fiesta pero el histórico O'Driscoll lanzó una carrera con Trimble que acabaría ensayando Sexton. Irlanda era de nuevo campeona. Minutos después, nueva jugada maestra para los visitantes. El ABC del rugby irlandés, touche, maul y provocar el golpe, convertido por Sexton (13-22). El título, sin embargo, aún no estaba decidido. Francia, herida en su orgullo, quería remontar como en la primera jornada ante Inglaterra (aquel ensayo de Fickou dejó a la postre a Inglaterra sin Grand Slam). Chouly posaba bajo palos tras una eternidad de fases, en continuado choque de trenes, de placas tectónicas, hasta que el 8 del Gallo encontró una grieta. Con el 20-22 todo era posible e Inglaterra se mordía las uñas en Roma. Para darle más épica a la jornada, Sexton fue evacuado con un collarín tras una embestida del Búfalo Bastareaud.

El cielo se nublaba para Irlanda. El tramo final fue tenso. Doussain tuvo en sus botas el Torneo para Inglaterra pero su golpe de castigo, de forma incomprensible (como le había pasado a Sexton en la primera parte) se marchó desviado. Irlanda había salvado un match-point. Quedaban 10 minutos y en el último suspiro Francia se introdujo en la 22 del Trébol, abrió el juego, Papé encontró a Chouly y éste posó el oval. El Torneo se iba a Inglaterra... pero no. Walsh pidió el juez de vÍdeo y éste confirmó que la asistencia del capitán era un pase adelantado. Irlanda respiraba aliviada. Tras una última melé ganada por los verdes con el tiempo cumplido Walsh pitó el final. El final del partido. El final del VI Naciones, con triunfo de Irlanda. Y el final de la carrera internacional de una leyenda: O'Driscoll. Thank you Brian.

Comentarios

Comentarios no disponibles