Atletismo

Mariano Haro: “La Federación hace oídos sordos con el dopaje”

Mariano Haro (73 años), leyenda del fondo español, sigue con tristeza las noticias de dopaje que salpican al atletismo. La última, la reciente Operación Jimbo.

Palencia
0
Mariano Haro: “La Federación hace oídos sordos con el dopaje”
Dani Sánchez

Ahora que el dopaje vuelve a ser actualidad en el atletismo, he recordado que usted siempre hablaba de atletas a los que ganaba habitualmente menos cuando llegaban las grandes citas. Como Lasse Viren en los Juegos de Múnich...

—En 1972, cuando la medicina deportiva en España era soplar con un canuto para medir tu capacidad pulmonar, ya se hacían transfusiones de sangre. Siempre ha habido sinvergüenzas que quieren triunfar con trampas y habría que castigarles duro. A la cabeza debería estar la Federación Española, que siempre hace oídos sordos. Que alguien me explique la actuación de los españoles en el último Mundial quitando a Ruth Beitia. Ha sido la Selección menos numerosa porque nadie se atreve a hacer nada cuando se ataca el verdadero problema que tiene el deporte, que es el dopaje.

—¿Sería partidario de sanciones a perpetuidad?

—Sí. Pero hay tres partes. Si ha sido el médico el que ha proporcionado la ayuda para doparse, hay que sancionarle a perpetuidad pero en todos los ámbitos, no sólo del deportivo. Luego están los mánager. En el atletismo se maneja mucho dinero y me hace gracia que sean dos exatletas los más destacados y los que se lleven parte de ese dinero. Eso significa que también están metidos, y no se les debería permitir pisar una pista. En cuanto al atleta, que es quien verdaderamente quiere triunfar con trampas, habría que mandarle cincuenta años a Etiopía a hacer deporte, pero sin cobrar un duro.

—¿Que los atletas también alzaran su voz así de claro ayudaría a la solución? Por ejemplo, que firmasen un compromiso por el cual se comprometieran a, sin son pillados, abandonar el atletismo.

—Los atletas que verdaderamente son deportistas ya han hecho reivindicaciones y han intentando acabar con el dopaje. Pero la Ley lo que debe hacer es reflejar lo que acabo de decir. Y la Federación Española tiene mucha culpa en el dopaje.

—¿Y qué hace mal la Federación?

—Cuando estaba Eufemiano Fuentes dentro (fue médico de la RFEA hasta 1988), este país consiguió la tira de medallas. No lo olvidemos.

—Dime con quién te juntas y te diré quién eres...

—Cuando Eufemiano sale tras el juicio de la Operación Puerto dice que lo mejor que podía hacer José María Odriozola es permanecer calladito... Pues está muy claro.

—¿Le ve solución a esto?

—Es bien fácil. El que la haga, que la pague para siempre. Cogen al etíope (Alemayehu Bezabeh en la Operación Galgo) poniéndose sangre, con la jeringuilla en la mano, no le sancionan y luego cuando le castigan dos años se pilla un rebote. ¡Te tenían que echar para siempre! Son las autoridades deportivas las que deben poner punto final a esto. Pero mientras vayan cayendo medallas... Quizá ahí está el problema. A los deportistas que son serios y limpios, hay que ver cómo les tratan en el extranjero. Estoy harto de ver a Rafa Nadal o Fernando Alonso con jeringuillas en el brazo, manchados por lo que hacen otros.