ESQUÍ ALPINO | GIGANTE

El hockey inspira a Tina Maze para colgarse su segundo oro

La eslovena, que ya había ganado el título olímpico en el descenso, se impuso por siete centésimas en el gigante a la austriaca Anna Fenninger.

0
El hockey inspira a Tina Maze para colgarse su segundo oro
RUBEN SPRICH REUTERS

Tina Maze, eslovena de 30 años, ganadora de la última Copa del Mundo de esquí alpino con récord de puntuación, se relajó entre manga y manga del gigante viendo hockey hielo en televisión. Su selección se enfrentaba a Austria, a la que ganó 4-0 para meterse en los cuartos de final. “Los chicos jugaban tan bien, que me sirvieron de motivación”, explicó luego Maze, ya con el oro colgado al cuello, su segundo título en estos Juegos de Sochi (se adjudicó el descenso empatada a tiempo con la suiza Dominique Gisin) y la cuarta medalla olímpica de su carrera (en Vancouver 2010 se llevó dos platas).

Con esa inspiración, la eslovena soportó el empuje precisamente de una austríaca, Anna Fenninger, que ya había ganado el supergigante y aquí se llevó la plata. “Maze estuvo espléndida en la primera manga, ahí consolidó el triunfo, me fue imposible remontar”, dijo luego su rival.

Maze había programado esta campaña con una prioridad: los Juegos. De hecho, en la Copa del Mundo, que ganó de forma tan sobrada en 2013, sólo había conquistado una victoria y fue en vísperas de Sochi: “Mi plan era dar lo mejor de mí aquí. Estaba lista para ello, para eso había venido”. Tina redondea así un brillante palmarés, en el que también figuran dos títulos mundiales y ser una de las seis esquiadoras en la historia que han obtenido triunfos en las cinco disciplinas alpinas.