La RFEA le coloca el caso de Marta Domínguez al CSD

ATLETISMO | DOPAJE

La RFEA le coloca el caso de Marta Domínguez al CSD

La RFEA le coloca el caso de Marta Domínguez al CSD

La Federación de Atletismo trasladó su expediente por anomalías en el pasaporte biológico al CSD, que no sabe si es competente para resolverlo. La sanción podría ser de hasta cuatro años.

El Comité de Disciplina Deportiva de la Federación Española de Atletismo (RFEA), que lidera José María Odriozola, se ha inhibido en el caso de Marta Domínguez, que fue vicepresidenta de esta federación y apoyó a Odriozola en las últimas elecciones. Así, la RFEA ha trasladado su expediente de dopaje para su resolución a la Comisión de Control y Seguimiento de la Salud y el Dopaje, que está adscrita al CSD. Es decir, un órgano del Gobierno español debe decidir la sanción de una atleta que también es senadora del mismo partido: el PP. Como remate a este gaz­pacho de relaciones, ni siquiera el CSD sabe si es competente para solucionar el caso o si tendrá que recular y devolverlo a las autoridades del atletismo. Un galimatías.

La Federación Internacional de Atletismo (IAAF) abrió expediente a Marta en marzo por valores anómalos en su pasaporte biológico entre agosto de 2009 y enero de 2013. Y trasladó el caso a la RFEA con la solicitud inicial de dos años de suspensión, que el pasado 8 de julio amplió a cuatro, según reveló este martes El Mundo. La sanción incluiría la anulación de sus resultados de ese periodo, entre ellos el oro en los Mundiales de Berlín 2009 y la plata en los Europeos de Barcelona 2010, en 3.000 metros obstáculos.

A finales de septiembre, la RFEA envió una carta a Ana Muñoz, presidenta de esa Comisión y entonces también directora de la Agencia Antidopaje, en la que le informaba de que “dada la complejidad” y “la gran cantidad de pruebas” en litigio, no se veía capacitada para resolver el caso en el periodo de tres meses. El primer paso de la ahora directora general de Deportes ha sido pedir un informe a la Abogacía del Estado para saber si este órgano del CSD es competente en el caso.

Según fuentes jurídicas consultadas por AS, el CSD “no tiene competencias” para solucionar un expediente de una federación internacional, cuyos tentáculos disciplinarios son las federaciones nacionales. Es lo que ocurrió, por ejemplo, cuando la UCI pidió a la RFEC que resolviera el caso de Contador, o ahora con el de Barredo. El embrollo se complica por el hecho de que el CSD sí puede gestionar expedientes, pero sólo nacionales. De hecho, Muñoz tramitó casos retrasados de ciertas federaciones, entre ellas la de atletismo.

¿Qué ocurriría si se declara incompetente con Marta? Pues que habría que devolverlo al atletismo. En el CSD son partidarios de plantear el problema a la IAAF. Una alternativa intermedia sería que la IAAF y la RFEA firmaran un convenio con la Agencia para delegar en ella las decisiones disciplinarias. Ahí, en teoría, sí podría sancionar a Marta.

Lo dicho: un galimatías, que nada tiene que ver con la Operación Galgo, donde la palentina ya quedó exculpada y el caso sobreseído. Y que, según otras fuentes, podría tener el mismo fin: enredar para conseguir la nulidad del proceso.

 

Comentarios

Comentarios no disponibles