Ona Carbonell, la diseñadora que aspira a ganar siete medallas

Mundial Natación Barcelona

Ona Carbonell, la diseñadora que aspira a ganar siete medallas

Ona Carbonell, la diseñadora que aspira a ganar siete medallas

Rodolfo Molina

Hoy busca la primera en solo técnico ante Rusia, China y Ucrania. La capitana además se ha encargado de diseñar tres de los siete bañadores del equipo.

Barcelona

Cuando la sincro entró en ebullición por el caso Tarrés, a las puertas del último otoño, Ona Carbonell estaba aislada, sin teléfono ni internet, en Nepal, India y Sri Lanka, un viaje de 40 días que ella explica así: "Quiero ver y entender, y necesitaba salir de la burbuja de los Juegos, me hacía falta humildad y por eso me fui a un país duro después de un año de mucho trabajo". Su afán por viajar le viene de sus padres -ambos médicos- y su atrevimiento es de cosecha propia, diseñadora de moda de los pies a la cabeza: "Fui con mi pareja y nos atrevimos a subir el Annapurna hasta el campo base, a unos 4.200 metros y a -10º. Nos atacaron unas sanguijuelas y viví momentos de drama", cuenta de un viaje que le marcó y le sirvió para conocer a Jyiothi, una niña de 11 años que tiene apadrinada desde hace ocho y que vio por primera vez en septiembre. "En el pueblo tenían mis fotos, era como un ídolo. Acabamos todos llorando porque la pobreza que se vive ahí no se olvida".

Esta experiencia personal fue como un reciclaje para la catalana, de 23 años, aspirante a siete medallas en los primeros Mundiales de la nueva sincro. Ona, que saltará al agua en 13 ocasiones en ocho días, zanja pronto la polémica: "De las adversidades se aprende y los equipos se hacen más fuertes. Si algo ha pasado es porque tenía que ser así", comenta la heredera de Gemma Mengual y Andrea Fuentes.

Tarrés captó a Ona con 14 años. La sincro fue su pasión cuando encontró el deporte que unió el baile con el agua. "Quería entrenar los sábados y me decían que era un bicho raro. Por eso cuando entré en el CAR vi realizado mi sueño", aseguró la primera medallista júnior española.
Hoy, la nueva capitana de la Selección puede sumar el primer metal en la final de solo técnico (19:00), en la que bailará al son de una música de violines contemporáneos con voz. Una coreografía original, que ha contado con el apoyo de la francesa Virginie Dedieu. La solista española tendrá que lidiar con Xuechen Huang (China), Anna Voloshyna (Ucrania) y Svetlana Romashina (Rusia), las otras aspirantes a metal. Ona apunta a la medalla de bronce.

La capitana además se ha encargado de diseñar tres de los siete bañadores del equipo, junto al grupo de trabajo de ESDI. "La prueba que más me inspira es el solo. Hay que sentirlo y expresarlo. Puedo brillar". Hoy tiene la primera oportunidad de cegar al Sant Jordi.

Aguas abiertas, primera opción de podio

La prueba de 5 kilómetros de aguas abiertas será la primera que reparta medallas en el Moll de la Fusta. Marga Domínguez y Yurena Requena tienen experiencia. "Me van mejor los 10 kilómetros, pero no descarto nada", dijo esta última. Miguel Ángel Rozas y Thomas Snelson son debutantes. En saltos se confirmó la baja de Javier Illana para 1 metro trampolín. Competirá en esta categoría Nicolás García.

Comentarios

Comentarios no disponibles