Príncipe Felipe: "España lucha abiertamente contra el dopaje"

VISITA DEL COI A MADRID

Príncipe Felipe: "España lucha abiertamente contra el dopaje"

Príncipe Felipe: "España lucha abiertamente contra el dopaje"

JuanJo Martin

EFE

El Príncipe ofreció una cena de gala en el Palacio Real a la Comisión de Evaluación en la que hizo referencia al compromiso del país en la lucha contra el dopaje.

Tapices con muchos siglos, alfombras con solera e imponente Salón de Columnas. Cena de gala en el Palacio Real a los miembros de la Comisión de Evaluación, rango casi de jefes de estado. Y a la cabeza, el Príncipe Felipe, abanderado en Barcelona 1992, que ante todos recordó esos Juegos “porque supusieron un punto de inflexión en la historia deportiva de nuestro país y en la progresión incesante del movimiento olímpico”.

Eso y que desde 1992, “España ha ido promoviendo mejores prácticas y luchando abiertamente contra las más reprobables como el dopaje”. Entre los nueve evaluadores, hay tres que pertenecen a la Agencia Mundial Antidopaje (Frank Fredericks, Claudia Bokel y Craig Reedie. Con la Operación Puerto aún en juicio y con la nueva Ley ya en Cortes, Don Felipe quiso pronunciar la palabra maldita “dopaje”, como un exorcismo. Una forma de recalcar que, esta vez, estará todo en orden

Sir Craig Reedie y los suyos estuvieron rodeados por deportistas y empresarios, para dar fuste. Como David Cal, piragüista-leyenda con cinco medallas; Joel González, relámpago dorado en Londres en taekwondo; Ángela Pumariega, una de las tres del Xiquitas dorado en vela; Valero Rivera, el técnico que ha vuelto a hacer al balonmano campeón del mundo; Teresa Perales, reina paralímpica… O Enrique Cerezo, y empresarios como Juan Miguel Villar-Mir, Isidoro Álvarez o Tomás Pascual.

De menú, una ensalada de langostinos con aguacate y perdiz roja estofada a la española. Antes, las palabras del Príncipe, que estuvo apoyado por la Reina (otra olímpica), doña Letizia y la Infanta Elena. “Madrid ha sido perseverante, y con el tiempo ha mejorado aún más su candidatura para conseguir ser sede de unos Juegos que tanto desea y por los que tanto está luchando. Una muestra de nuestro espíritu deportivo y olímpico, de que no nos rendimos”.

También acudieron a la cena de gala cuatro ministros: Ruiz Gallardón (Justicia), Margallo (Exteriores), Soria (Industria) y Wert (Educación y Deporte), además del presidente de la Comunidad, Ignacio González, y Ana Botella. Las tres administraciones. Esas tres instituciones que soportan los Juegos, ese triángulo que les sigue costando entender a los evaluadores, y han vuelto a dejar patente estos días como en la intentona previa. Agasajo previo a la despedida de hoy, cuando se espera que Craig Reedie deje una buena frase para la esperanza de que el 7 de septiembre, en Buenos Aires, la elegida sea Madrid.

Comentarios

Comentarios no disponibles