España termina con buen sabor de boca y cerca de Pekín

ESPAÑA TERMINA CON 17 MEDALLAS

España termina con buen sabor de boca y cerca de Pekín

España termina con buen sabor de boca y cerca de Pekín

Toni Garriga

EFE

Pese a las dudas iniciales, la delegación española se va de Londres con nota alta: 17 medallas, a sólo una de las 18 conseguidas en Pekín. La aportación del deporte femenino, la mejor noticia.

El viernes 27 de julio dieron inicio de forma oficial los Juegos Olímpicos de Londres 2012. A la ceremonia de inauguración siguieron unos días de nervios para la delegación española porque hasta el 1 de agosto no llegó la primera medallas gracias a Mireia Belmonte. La mala suerte de los ciclistas o del judoka Sugoi Uriarte pusieron nubarrones en el horizonte del deporte español que finalmente se va de Londres con una cosecha positiva: 17 medallas repartidas así: 3 oros, 10 platas y 4 bronces y el puesto 21 en el medallero final. Costó arrancar pero el propio presidente del COE, Alejandro Blanco ha reconocido que el balance es “bueno o muy bueno” y que no era descabellado pensar en un número menos de medallas antes de acudir a la gran cita del deporte mundial.

Londres, con sus 17 metales, estabiliza la situación del deporte olímpico español, que goza de buena salud desde la explosión que supuso Barcelona 92. España nunca había pasado de seis medallas (en Moscú 80) hasta los Juegos de Barcelona: 22 con 13 oros y un histórico sexto puesto en el medallero que ribeteó el éxito de organización en unos Juegos que por entonces muchos situaron como los mejores que jamás se habían celebrado. Desde entonces un nivel muy regular del deporte español con el bache de Sidney 2000: 11 medallas (3 de oro, 3 de plata y 5 de bronce). Antes, 17 en Atlanta 96 (5 de oro) y después 19 en Atenas 2004 (3 de oro) y 18 en Pekín 2008, una brillante participación en el país asiático ya que incluyó 5 medallas de oro. Ahora sólo una menos en el total y el mismo número de platas. De los 5 oros, 10 platas y 3 bronces de Pekín a los 3 oros, 10 platas y 4 bronces con los que se cerró la participación española en Londres.

 Estos Juegos Olímpicos dejan además algunos datos muy significativos para el deporte español: el marchador Jesús Ángel García Bragado sumó su sexta participación olímpica, lo que le convierte en el español con más presencias en Juegos junto a Manel Estiarte y el jinete Luis Álvarez Cervera. El piragüista David Cal, con su oro en C-1, se convierte en el deportista español con más medallas olímpicas con un total de cinco, cuatro de plata y una de oro. Cal, además, entra también en la historia al haber logrado medalla en tres Juegos distintos (Atenas, Pekín y Londres). Un hito que también alcanzaron Joan Llaneras, Gervasio Deferr, Conchita Martínez y Demetrio Lozano.

 Los Juegos de Londres serán recordados además por la enorme incidencia de las deportistas femeninas en el éxito de la delegación española: de las cuatro medallas que aportaron en Pekín a las once que han sumado en Londres, donde los deportes de equipo han mantenido su nivel (3 medallas) gracias precisamente a las selecciones femeninas de balonmano y waterpolo, que se han unido a la masculina de baloncesto, que repite plata. No han logrado medalla esta vez ni el balonmano ni el hockey masculinos.

 Estas han sido las 17 medallas que el deporte español ha sumado en Londres 2012:

Marina Alabau, oro en Vela – RS:X: Sevillana de 26 años, Marina Alabau sumó un oro de mucho mérito al dominar su especialidad de principio a fin y añadir así la mayor de las distinciones a un palmarés que ya tenía un campeonato del mundo y hasta cinco de Europa. La windsurfista ganó incluso la última regata, la Medal Race, a pesar de que un séptimo puesto le bastaba para ser campeona olímpica. Lo logró por la puerta grande y dio, cronológicamente, el primer oro a España en Londres.

 Joel González, oro en Taekwondo -58 kilos: Un día después del éxito de Alabau, llegó el segundo, uno de los que los expertos daban casi por seguro ya que Joel González es el gran dominador del Taekwondo mundial en su categoría: número 1 del ranking y vigente campeón de Europa, del mundo y olímpico. El gerundense se plantó en la final sin fallar y en ella batió con autoridad al coreano Daehoon Lee. Con sólo 22 años, Joel González no sintió la presión de ser favorito y consiguió un oro que promete más éxitos en el futuro.

 Oro en Vela – Elliot 6m: Támara Echegoyen, Ángela Pumariega y Sofía Toro: El tercer y último oro para la delegación española llevó la firma del equipo que tiene como patrona a la orensana Támara Echegoyen. Campeonas de Europa en 2011. Ese triunfo a nivel continental les dio la confianza necesaria para preparar estos Juegos en los que, y en la que muchos consideran la disciplina más difícil de las que integran la vela olímpica, superar a americanas y británicas en el ‘round robin’ y llevarse la final ante Australia por tres mangas a dos. Un éxito rotundo y una grata sorpresa para el deporte español.

 Mireia Belmonte, Natación: plata en 200 mariposa y plata en 800 libres: Mireia Belmonte es una de las grandes triunfadoras de los Juegos en lo que a la participación española se refiere. La nadadora de Badalona logró por fin en una gran cita, de hecho en la más grande de todas, los éxitos que había perseguido en los últimos años a golpe de talento y trabajo. En Londres participó en seis pruebas y el 1 de agosto se convirtió en la quinta nadadora española que lograba medalla olímpica: plata en 200 metros mariposa Después repitió metal en los 800 libres e inscribió definitivamente su nombre en la historia del olimpismo español.

 Javier Gómez Noya, plata en Triatlón: El 7 de agosto fue uno de los días más felices en la vida de Javier Gómez Noya. El español sumó la plata en Triatlón y evitó el doblete de los héroes locales en Londres, los hermanos Brownlee, Alistair (oro) y Jonathan (bronce). Hijos de gallegos que emigraron a Suiza, Gómez Noya salda así cuentas con los Juegos tras su mal trago en Pekín, donde acudía con la vitola de número 1 del mundo y donde sólo pudo ser cuarto por culpa de un problema estomacal. Ahora ya tiene la medalla que más brillará junto a sus dos títulos de campeón del mundo y tres de Europa.

 Natación Sincronizada, plata en parejas: Ona Carbonell y Andrea Fuentes. Con 29 años, Andrea Fuentes ha tomado el relevo de Gemma Mengual como líder de la natación sincronizada española, que acumulando éxitos. Sus dos medallas en Londres se suman a las dos que logró en Pekín y sitúan su nombre entre los más laureados del deporte olímpico español. La plata en la modalidad de parejas la logró junot a Ona Carbonell, que con sólo 22 años estrena un palmarés olímpico que sin duda crecerá en próximas citas olímpicas.

 David Cal, plata en Piragüismo, C-1, 1000 metros: El abanderado en Pekín 2008 ya es el deportista español con más medallas olímpicas: un oro en Atenas 2004 y cuatro platas, otra en la cita griega, dos en Pekín y la última en Londres, donde fue segundo en su prueba favorita, el C-1 1000 metros. Para el recuerdo queda su excepcional final, en la que comenzó rezagado y firmó unos últimos 250 metros titánicos en los que superó a tres rivales para alcanzar la segunda posición sólo por detrás del alemán Sebastian Brendel, que se llevó el oro.

 Brigitte Yagüe, plata en Taekwondo -49 kilos: La taekwondista mallorquina repitió Juegos tras su presencia en Atenas 2004 y la lesión que le impidió estar en Pekín 2008 y sumó una plata que reafirmó el excelente papel de su deporte en lo relativo a la delegación española. Triple campeona mundial, reconoce ahora que no hay milagros y que su éxito es producto del trabajo. Ahora quiere hacer un alto en el camino para ser madre y después se pondrá manos a la obra de nuevo con la vista puesta en los Juegos de Río 2016.

 Waterpolo femenino, plata: La historia del Waterpolo femenino es una de las más hermosas que ha dejado el deporte español en Londres. Las chicas de Miki Oca, miembro del mítico equipo que fue plata en Barcelona y oro en Atlanta, debutaron en unos Juegos Olímpicos con presencia en la final y medalla de plata tras la derrota en el último partido ante Estados Unidos. Su histórica participación en Londres tuvo como hito el triunfo en semifinales ante Hungría, que aseguró una medalla para un grupo de jugadoras que se han ganado el corazón de todos los aficionados españoles.

 Nicolás García Hemme, plata en Taekwondo -80 kilos: La tercera y última medalla para el Taekwondo español la consiguió en la prueba de -80 kilos el canario Nicolás García Hemme, que cayó en una final de máxima igualdad ante el argentino Sebastían Crismanich, que le derrotó por un golpe a cero. Plata en el Mundial de 2009 y bronce en el Europeo de este mismo año, se ha superado en Londres, donde ha dejado aroma de campeón aunque se ha quedado a las puertas del oro.

 Saúl Craviotto, plata en Piragüismo K-1 200 metros: Abanderado en la Ceremonia de Clausura, este policía ilerdense de 27 años logró en Londres su segunda medalla olímpica tras la lograda en Pekín junto a Carlos Pérez Rial. De esta forma entra en el selecto club de los españoles con más de una medalla olímpica gracias a un sprint final con el que consiguió, en los últimos cien metros, superar a tres rivales y remontar desde la quinta posición hasta la medalla de plata que supone su primer metal olímpico en solitario.

 Maialen Chourraut, bronce en Piragüismo, K-1 Slalom: Maialen Chourraut logró con su bronce la segunda medalla para España tras la primera de las platas de Mireia Belmonte. Esta guipuzcoana estaba en muchas quinielas ya que se había impuesto en dos de las tres pruebas de la Copa del Mundo disputadas antes de los Juegos y no falló en Londres, donde alcanzó la gloria cuatro años después de un discreto paso por Pekín, donde fue eliminada en las rondas preliminares. Cuatro años después ha alcanzado el éxito en Londres, donde ha sumado un hito histórico para el piragüismo en aguas bravas español.

 Maider Unda, bronce Lucha, -72 kilos: Conocida ya como “la pastora de bronce”, Maider Unda se colgó el metal tras derrotar a la bielorrusa Vasilisa Marzalyuk. Quinta en Pekín, ‘Iron Maider’ logró la primera medalla en la historia de la lucha española. Vitoriana de 35 años, vive en el valle de Aramaio donde se dedica al pastoreo y la producción de quesos. Practica la lucha desde los nueve años y en Londres ha visto recompensado su trabajo con este éxito de máxima relevancia para el deporte español.

 Natación Sincronizada, bronce en equipos: Tras la plata de Ona Carbonell y Andrea Fuentes, el conjunto español de sincronizada no faltó a la cita con el éxito y sumó la medalla de bronce en la disciplina de equipos. Terminaron por detrás de Rusia y China pero sorprendieron al público con una espectacular puesta en escena: ‘Océano’, con música de Salvador Niebla y espectaculares bañadores que creaban un efecto espejo y hacían parecer criaturas acuáticas a unas nadadoras que siguen dando éxitos al deporte español y que son “fijas” en las cuentas para el medallero español. En Londres tampoco fallaron.

 Balonmano femenino, plata: Las “guerreras” se llevaron el bronce pero sobre todo se ganaron el corazón de toda España. Irreductibles y de un espíritu enorme, sus nombres ya están en la historia del deporte español en estos Juegos de Londres: Macarena Aguilar, Nely Carla Alberto, Marta Mangué, Mihaela Ciobanu… Rozaron la final pero cayeron ante Montenegro en semifinales y se rehicieron para lograr el bronce ante Corea en un partido para el recuerdo en el que jugaron dos prórrogas y aseguraron la medalla peleando hasta el límite de sus fuerzas. Guerreras de bronce.

 Baloncesto masculino, plata: La última medalla, horas antes de la Ceremonia de Clausura, fue muy especial. Como en Pekín o incluso más, España llevó al límite a Estados Unidos, el conjunto de estrellas NBA que no sentenció el choque hasta los últimos instantes. Otro hito, otra plata, para la generación de oro de los Pau Gasol, Navarro, Felipe Reyes… Estuvo cerca de ser una de las mayores gestas de la historia del deporte español pero se quedó en una plata que sabe casi, casi a oro.

Comentarios

Comentarios no disponibles