El 'Hispania y el 'Tuiga' volverán a competir

Dos veleros de leyenda

El 'Hispania y el 'Tuiga' volverán a competir

El 'Hispania y el 'Tuiga' volverán a competir

Se enfrentarán el próximo mes de junio en la bahía de Cádiz en un duelo en 'match race' (barco contra barco) que rememorará la rivalidad que mantuvieron durante un lustro.

Cuando han pasado más de cien años desde su botadura en 1909, El 'Hispania', que fue propiedad del rey Alfonso XIII, y su gemelo el 'Tuiga', que lo fue de Luis Fernández de Córdoba y Salabert, Duque de Medinaceli, y que actualmente es propiedad del príncipe Alberto II de Mónaco, dos de los más legendarios veleros de la clase 15 Metros Internacional, se enfrentarán el próximo mes de junio en la bahía de Cádiz en un duelo en 'match race' (barco contra barco) que rememorará la rivalidad que mantuvieron durante un lustro.

El desafío está promovido por La Fundación Isla Ebusitana, el Club de Mar de Puerto Sherry y la Marina del Puerto de Santa María, con el apoyo de la Real Federación Española de Vela, que han invitado formalmente al Yacht Club de Mónaco , cuyo barco insignia es el 'Tuiga', a competir con el 'Hispania'.

El Hispania es un balandro de 23,22 metros de eslora, 4,12 metros de manga y 2,87 de calado. Fue diseñado por el legendario arquitecto naval escocés William Fife III y construido expresamente para Don Alfonso XIII en 1909 en los astilleros Karrpard de Pasajes (Guipúzcoa) . Desplazaba 40 toneladas y costó más de 100.000 ptas. de la época. Una de sus anécdotas es que fue el último barco, el 10 de abril de 1912, en avistar a flote al 'Titanic' cerca de la isla de Wight,

Pertenece a la mítica clase 15 Metros Internacional (llamada así porque su eslora de flotación es de 14,96 metros), considerada como la mejor clase de veleros de competición de la historia. Se construyeron 20 unidades y actualmente sólo perviven otros dos barcos de esta clase: el 'Tuiga' y 'The Lady Anne'.

El 'Tuiga' también fue construido en 1909 por encargo del Duque de Medinaceli, gran amigo del Rey y que encargó el diseño del barco también a Fife, pero su construcción se realizó en Escocia. Dada su gran pasión por los safaris, decidió bautizarlo como 'Tuiga', cuya traducción del suahili es Jirafa.

La historia de la restauración del 'Hispania' ha sido algo complicada. En 1997 se constituyó la Real Fundación Hispania de Barcos de Ëpoca que lo descubrió en un fangar de West Mersea, al Sureste de Inglaterra, donde era usado como vivienda. Lo adquirió y fue trasladado hasta los astilleros Fairlie, en Southampton, para ser restaurado. En el 2006, después de pasar por Southampton, el 'Hispania' fue trasladado a Astilleros Mallorca, en la ciudad de Palma, para el final de la restauración.

El 'Hispania' volvió a ser puesto en el agua en agosto de 2007 , después de diez años de trabajo y más de cuatro millones de euros invertidos en la restauración. Sin embargo, la deuda contraída por la Fundación con Astilleros de Mallorca le obligó, en noviembre del año pasado, a poner en subasta pública el barco que, desde su nueva botadura, llevaba tres años varado en tierra, por el impago de dicha deuda.

El valor fijado del 'Hispania', y que sirvió de tipo para la primera subasta, fue de 1.650.000 euros, pero quedó desierta y el 25 de noviembre del año pasado la propia Fundación Hispania evitó la segunda tras llegar a un acuerdo para pagar de forma inmediata los casi 900.000 euros de la deuda con Astilleros Mallorca.

Quien aportó los fondos para el pago de esa deuda fue la fundación murciana Isla Ebusitana, otra entidad encargada de restaurar veleros emblemáticos, que asumió el pago como préstamo para salvar la delicada situación financiera de la fundación Hispania y trasladó el barco al Club de Mar de Puerto Sherry donde también están, entre otros el 'Giraldilla' de D. Juan de Borbón, padre del Rey Juan Carlos, y el 'Isla Ebusitana'.