Después del campeón del mundo, toca el de Europa

Balonmano - Campeonato de Europa | España - Francia

Después del campeón del mundo, toca el de Europa

Después del campeón del mundo, toca el de Europa

ap

Pastor asegura que Francia "es otra final para España"

De la campeona del mundo (Alemania), a la campeona de Europa (Francia). Entre Bergen y Trondheim, en menos de 48 horas, España protagonizará en el Spektrum (18:30 horas) otro de esos grandes choques que reservan los campeonatos. "Es otra final", dice Pastor, aunque el seleccionador deja entrever que "tiene un plus de importancia" porque Francia llega como líder, invicta y con cuatro puntos, y aunque sobre el papel es el único fallo posible, lo cierto es que en la Selección se sabe que "es clave para el devenir de la fase".

Sólo Islandia parece descartada en el grupo, aunque Nagy, la estrella húngara, asume que van a tener "imposible disputar las dos primeras plazas". Por eso es tan importante el choque ante los franceses, distinto del amistoso que se jugó en Ciudad Real hace ahora diez días. "De entrada, este es un partido oficial; por otro lado, Francia juega con el pivote Bertrand Gille, que le cambia mucho, porque ataca, defiende, es más completo y tiene una gran conexión con el resto", analiza Pastor, quien apunta un dato definitivo para ganar: "No podemos perder balones. El contraataque francés es letal. Dejarles correr sería un suicidio". Y luego entra en el análisis del juego galo, con una primera línea con dos jugadores soberbios (Karabatic y Narcisse), y con Fernández de lanzador. Pese a que juegan con tres diestros "generan muchos problemas por su manera de actuar".

Respecto a Ortega, el lateral asegura que "no hay rotura (elongación), así que con un vendaje, a jugar con dolor". No hay sustituciones en España aunque quizá el catalán no juegue ante a Francia y debute Parrondo para que Rocas alterne el extremo y el lateral.

Por otra parte, el triunfo ante Alemania ("sobre todo por la forma", incide Pastor) ha cambiado los ánimos. Ayer, en el vuelo de traslado, las caras de los alemanes eran un poema; las de los húngaros expectantes en esa lucha por ir al preolímpico; y entre los españoles, mayor optimismo y relajación. Por la tarde ya era otro cantar: se acabó Alemania, que toca Francia. De campeón del mundo a campeón de Europa.

Aguinagalde: "Dinart es de los más duros"

"Me va a tocar pelear frente a Dinart, uno de los defensores más duros del mundo, que con Karabatic y Gille forman una línea defensiva muy sólida. Voy mejorando y adaptándome al sistema".

Davis: "Más difícil que Alemania"

"Va a ser un partido de defensas. Los franceses basan su fuerza en ese aspecto. Será más complicado que el de Alemania; si ganamos nos pone en una magnífica posición y una derrota no sería definitiva".