"Hay atletas a los que vigilamos muy de cerca"

José María Odriozola

"Hay atletas a los que vigilamos muy de cerca"

"Hay atletas a los que vigilamos muy de cerca"

El presidente de la RFEA habla por primera vez de la Operación Puerto. Reconoce que puede haber atletas implicados, pero se muestra "tranquilo", aunque anuncia que "se investigará hasta el final, caiga quien caiga".

Se dice que en la Operación Puerto aparecen nombres de atletas, además de ciclistas.

Tengo información de primera mano, mejor que la de cualquier periodista, y no se puede concretar nada, aunque es posible que haya atletas. El hecho de que pueda aparecer alguno en un vídeo no implica que sea culpable, porque lo cierto es que era una clínica legal.

¿Hay intranquilidad en la federación?

Yo estoy muy tranquilo. Controlamos permanentemente a nuestros atletas, incluso con análisis de sangre. No creo que ninguna otra federación nacional de atletismo les controle más que nosotros. Vamos a hacer más de cien controles en la Superliga de Málaga, a partir de hoy.

Pero el hecho de que no se conozcan los nombres, crea incertidumbres.

Por eso no me gusta que se especule y se está especulando mucho. Ahora, cuando alguien hace una buena marca, se convierte automáticamente en sospechoso. Es injusto.

¿Qué sucederá si se saben los nombres de los implicados?

A los atletas les abriremos un expediente y existirá una investigación. Si se demuestra que se han dopado, serán sancionados. Iremos hasta el final, caiga quien caiga. Anteriormente hemos sancionado a atletas de alto nivel. No somos sospechosos.

¿Y qué opina de las personas que fueron detenidas por la Guardia Civil durante la Operación Puerto?

Se les puede acusar de un delito contra la salud pública, pero yo les acusaría de defraudar a la Hacienda pública de forma continuada. El dinero que recibían era negro, y eso es un delito.

¿Y a los deportistas?

Quizá no se les pueda sancionar, pero moralmente estarán condenados. Si hay atletas, a partir de que sepamos los nombres los vigilaremos día y noche. Sabemos que hay atletas que a veces se salen de los parámetros normales, por los análisis que hacemos habitualmente, y les obligamos a pasar más controles de los habituales, porque hay una cierta sospecha. No voy a decir nombres, por supuesto, pero les vigilamos muy de cerca.

¿Y ellos qué dicen?

Se quejan, sobre todo del procedimiento, porque los controles se les hacen a primera hora de la mañana, por ejemplo.

Cuando llegó usted a la presidencia de la Federación Española de Atletismo, en 1988, no renovó el contrato con Eufemiano Fuentes, que era jefe de los servicios médicos, y que ha sido uno de los detenidos en la Operación Puerto.

Sí. Fue una de mis primeras actuaciones como presidente. Le dije que no contaba con él porque no me gustaban sus métodos. Hemos tenido más de un encontronazo en diversos coloquios. Luego se pasó al ciclismo.