NBA
Sacramento Kings SAC

-

San Antonio Spurs SAS

-

Los Angeles Clippers LAC

-

Golden State Warriors GSW

-

FINALIZADO
Washington Wizards WAS

117

Orlando Magic ORL

109

FINALIZADO
Toronto Raptors TOR

110

New Orleans Pelicans NOP

126

FINALIZADO
Miami Heat MIA

114

Philadelphia 76ers PHI

124

FINALIZADO
Memphis Grizzlies MEM

88

Utah Jazz UTA

96

FINALIZADO
Chicago Bulls CHI

98

Dallas Mavericks DAL

103

FINALIZADO
Oklahoma City Thunder OKC

118

Phoenix Suns PHX

101

FINALIZADO
Minnesota Timberwolves MIN

120

Brooklyn Nets BKN

113

Eurocup
Lietuvos LIE

-

Unics Kazan UNK

-

Arka Gdynia GDY

-

Tofas Bursa TOF

-

Dolomiti Energia Trento TRE

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

"¿Hijo, cómo vas a jugar tú en el Atleti?"

Primera | Real Madrid

"¿Hijo, cómo vas a jugar tú en el Atleti?"

"¿Hijo, cómo vas a jugar tú en el Atleti?"

MACARIO MUÑOZ

Don Emilio, padre de Butragueño, evitó que éste fichara por el eterno rival

A mi familia le he devuelto gran parte del esfuerzo que hicieron ellos por educarme de una determinada manera". Esta frase, que tiene como autor a Emilio Butragueño, dice mucho de la personalidad de uno de los grandes emblemas de la historia del Real Madrid. Ayer se cumplieron 20 años (5 de febrero de 1984) del debut del Buitre con el primer equipo madridista. Fue ante el Cádiz en el Ramón de Carranza. En el descanso el Madrid de Di Stéfano perdía 2-0 y el Nene, (como le llamaban en el vestuario blanco) salió en la segunda mitad, marcó dos golazos y el Madrid ganó 2-3.

Ese recuerdo sigue muy vivo en su memoria, de la que hizo gala ayer en Las Tertulias del Asador, de Realmadrid Televisión. "La verdad es que no estaba nervioso. Alfredo me dijo: ‘Nene, calentá’. Salí con el 14, tal vez por la debilidad que tenía por Johan Cruyff. Tuve mucha suerte y yo, que fuera del campo intento ser muy respetuoso, en el campo era muy descarado. En ese partido recuerdo que en una jugada le dije a Juanito: ‘Vete, que te la doy’... Yo diciéndole al gran Juanito eso (risas). Al acabar ese partido sólo pensaba en mi padre y en mi familia. Tuve una sensación de gran felicidad. Sólo pretendí disfrutar del momento".

Alfredo Relaño, director de AS, se refirió a ese momento: "Recuerdo que hice esa crónica con mucha emoción porque participé muy intensamente de esa nueva generación. Incluso insté a Di Stéfano a convocarle... Algo cambió en el fútbol español desde entonces".

Incluso Julio César Iglesias, presentador de La Ola de RNE, recordó que al finalizar el encuentro recibió la llamada de Alfredo: "Me llamaron a casa y era Alfredo Relaño. Me dijo que me iba a pasar a unos amigos y me pasó nada más y nada menos que a Di Stéfano y al Buitre".

Butragueño también se refirió a su posibilidad de haber jugado en el Atlético: "Yo jugaba en el Calasancio en una Liga del Diario AS. Hice una prueba en el Madrid y me dijeron que ya me llamarían... Luego, el Atlético se interesó en mí y me fui a entrenar con ellos. Después de hacerlo tres días, mi padre vino a mi habitación una noche y me ‘Pero hijo, ¿cómo vas a jugar en el Atlético de Madrid? Yo no puedo permitir que tú juegues allí’. Habló con el padre de Juanito, que movió sus hilos en el Madrid, y me llamaron para ir a entrenarme con ellos. Luego ya me hicieron la ficha. Posteriormente, en el mejor momento de mi carrera, varios equipos estuvieron interesados en mí. Recuerdo que Mendoza, en 1986, me dijo en un hotel de Marbella que teníamos que hablar para renovar y no se me olvidará que me dijo: ‘Emilio, no te puedes ir del Madrid’. Llegamos a un acuerdo rápido".

Siro López, director de Deportes de Telemadrid, le preguntó sobre las remontadas europeas. Butragueño abrió el libro de la nostalgia: "Aquellas noches europeas sí que fueron impresionantes. Recuerdo la del Anderlecht. Allí perdimos 3-0 y Camacho nada más acabar el partido dijo que esa eliminatoria la íbamos a ganar. Lugo vino el Inter, el Borussia... Fuera cual fuera el resultado la gente llenaba el Bernabéu porque creían en las remontadas". Habló de los mejores goles de su carrera, como los del Cádiz, el Betis, la Real... En definitiva, una muestra de que el mito del Buitre sobrevive.