Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores

"Buscamos un librillo más avanzado"

Entrevista Florentino Pérez

"Buscamos un librillo más avanzado"

"Buscamos un librillo más avanzado"

jesús aguilera

El presidente del Real Madrid compareció ayer por la mañana ante un más de centenar de periodistas. Explicó los motivos de la no renovación de Vicente del Bosque y de Fernando Hierro.

¿Qué pasó en la Junta Directiva?

Fue una reunión de seis horas en la que abordamos cuestiones importantes para la organización interna de nuestro club. Aunque ayer compareció Valdano, me parece obligado que el presidente del Madrid salga a comentar las decisiones. Quiero decir que en el Real Madrid el nivel de exigencia es el máximo. Es necesario abstraerse de la emoción y de la pasión para tomar decisiones. Eso es lo que hicimos, durante horas. Toda la Junta estuvo analizando qué era lo mejor para el futuro de nuestro club sobre todo en la renovación o no de Vicente del Bosque.

Siga, siga...

Todos, empezando por mí mismo, le tenemos un aprecio personal y el mismo cariño que le pueda tener cualquier socio. En eso coincidimos con todos ellos, es un hombre de la casa que estará siempre en el corazón de todos los madridistas. Después de muchas horas de reflexión, llegamos a la conclusión de que Del Bosque había cumplido un ciclo, entendíamos que había síntomas de agotamiento y creíamos que para el futuro del Madrid no era el técnico adecuado. Esto puede parecer duro, cruel, gente que ha dicho que no tenemos razón. Nosotros asumimos la responsabilidad de gestionar la institución más prestigiosa del mundo, en la cual hay cientos de millones de personas detrás de nosotros lo que nos obliga a tomar decisiones no de corazón y sí con la cabeza. Llegamos a la conclusión de que era bueno hacer un cambio y que éstos hay que decidirlos a tiempo. Hay quien piensa que los cambios hay que hacerlos en las crisis, pero nosotros creemos que no, que en el Madrid hay que hacerlos a tiempo. Viene una nueva etapa, necesitamos savia nueva en la organización y los cambios son mejores hacerlos desde el triunfo y no desde la derrota. Decidimos no renovar a Vicente del Bosque, pero siempre estará en el corazón de todos nosotros.

¿Y Fernando Hierro?

Lleva 14 años en esta casa, ha sido el mejor defensa del mundo y lo ha dado todo por este club, pero lo mejor era que no renovara. Es lo mejor para él, para su imagen y para las relaciones entre todos nosotros. Merece el reconocimiento y es una institución.

Siempre dijo que Del Bosque iba a continuar. ¿Por qué ha cambiado de opinión? ¿Fue por el partido en Delle Alpi?

Un partido no marca una trayectoria. Estos dos meses han sido de una reflexión muy intensa y por eso hemos acordado que viene un nuevo ciclo y necesitamos otro tipo de persona.

Pero esa reflexión surge por algo.

Los síntomas de agotamiento se producen paulatinamente. Esta ha sido una decisión colegiada de 17 personas que ayer (por el lunes) estuvimos discutiendo más de seis horas. Expusimos los pros y los contras de su continuidad. Esta decisión ha sido la reflexión de gente que no tiene más interés que gestionar lo mejor posible al Madrid siendo responsables de la institución más grande del mundo. Comprendo que pueda ser una decisión discutida, pero será el tiempo quien dirá si nos hemos equivocado o no. Creemos que el futuro del Madrid tiene que tener unos componentes distintos a los que ha tenido hasta ahora.

Pero lo que no se entiende es que el discurso ha sido siempre que se les iba a renovar a los dos...

Había una gran voluntad de que eso fuera así por el cariño que se tiene a ambos, pero hemos entendido que lo mejor para la institución y para ellos es la decisión que hemos tomado.

Este Real Madrid no toma decisiones a la ligera, ¿tienen el hombre adecuado para sustituir a Del Bosque?

La decisión más importante era analizar en esa balanza los pros y contras de la renovación de Del Bosque. Pensamos que necesitamos otro tipo de persona para dirigir al equipo. Cada maestrillo tiene su librillo, Del Bosque tiene el suyo y ha sido bueno porque hemos tenido buenos resultados, pero su libreto era quizá demasiado tradicional. Buscamos un librillo algo más tecnificado, más avanzado en cuestiones tácticas, físicas, de estrategia... Entendemos que el equipo que estamos formando sería más potente con una persona de estas características.

¿Y cómo tiene que ser ese técnico?

El perfil del futuro entrenador debe ser acorde con la imagen del Real Madrid. No será uno de los considerados estrellas, sino de un perfil más bajo, pero dotado de gran experiencia profesional, que no es crítica a Del Bosque. A él le ha dado buenos resultados.

¿Saben a lo que se exponen?

Sí y también lo analizamos. Desde el punto de vista político lo más fácil hubiera sido renovar a Del Bosque. Pero eso no es una buena decisión. La decisión correcta era un contrato a largo plazo como síntoma de reconocimiento o se hacía lo que hemos hecho. No hemos venido a perpetuarnos en el poder. Si nos hemos equivocado los socios tendrán que decirlo.

La no renovación de Hierro, ¿se debe al incidente que tuvo con Valdano el domingo en el vestuario?

Sería absurdo que una trayectoria de 14 años se eche por tierra en dos minutos. La verdad es que lo del domingo por la noche no me gustó nada. El nivel de exigencia de este club es máximo, y lo es para todos: para la directiva y para los jugadores y los aficionados. Todos nos debemos a la afición, es lo más importante, porque lo que hoy es esta institución es gracias a todos los aficionados. Tenemos que reflexionar porque también podemos tener culpa nosotros. Lo que sí le digo es que ese nivel de comunicación entre el club y los jugadores va a ser distinto, lo vamos a cambiar, haremos un nivel de comunicación donde todos nos sentamos partícipes del proyecto en el que estamos. Que sepamos lo que queremos y adonde vamos.

¿Es Queiroz el entrenador que están buscando?

Le puedo decir que es una de las personas en las que se ha pensado. Su perfil coincide con lo que nos interesa.

Del Bosque ha dicho que le hubiera gustado que se lo hubieran comunicado antes. ¿Han fallado las formas?

Cuando uno no está satisfecho con el fondo, hay veces que no funcionan las formas. Pero eso es humano y normal. Nosotros no lo hemos podido hacer antes que unas horas después de haber ganado y terminado la competición. Hacerlo antes no tenía ningún sentido. Además, no lo tomamos hasta ayer (por el lunes). Habrá gente que no se lo cree. Es un tema que hemos aparcado por su trascendencia porque yo no iba a perturbar la competición.

¿La noche del domingo fue una noche triste por todo lo que sucedió?

No, para mí lo que fue más triste fue la decisión que tuvo que tomar anoche la Junta Directiva. Yo por Del Bosque no es que sienta cariño, siento auténtica adoración. No tiene nada que ver lo que sentí el domingo con lo que sentí ayer. Más rápido no lo hemos podido hacer, lo hemos hecho de la mejor forma posible. Nosotros le abrimos las puertas, porque ésta es su casa y siempre tendrá sitio en ella. El problema es que ser entrenador del Madrid es una función complicada que produce desgaste. Como el puesto de presidente también produce desgaste. ¿Qué se cree usted, que hoy (por ayer) estoy más desgastado que la semana pasada por esta decisión? Pues seguro que sí.

¿Qué le parece que la Ciudad Deportiva haya amanecido con pintadas?

Las pintadas las hace uno. No representan a la afición, sino a algún interesado en hacerla. También soy consciente de que a la afición le choca. Sé que la afición quiere mucho a Del Bosque, también sé que a mí me aprecian y saben que si hemos tomado esta decisión no es por capricho, sino porque entendemos que es lo mejor para el futuro. Si seguíamos de la misma manera, a lo mejor le hacíamos un flaco favor a Del Bosque, porque estos síntomas de agotamiento que nosotros habíamos visto se podrían reproducir a mitad de temporada. Ahora sale desde el éxito y tiene su vida profesional garantizada por su currículum y por su historia.

¿La Junta ha valorado dos medidas tan impopulares? Si las cosas no fueran bien las miradas podían ir al presidente y al director deportivo.

Hemos valorado el riesgo que corremos de que las cosas vayan mal. Preferimos asumir este riesgo que adoptar unas política conservadoras que entendemos que es mala para el Madrid, pero que nos puede salvar...

Pero estas medidas en el fútbol no son normales...

Hemos hecho un proyecto deportivo y de ilusión y queremos entusiasmar a todo el mundo. He oído que si esto es una empresa, esto es un sentimiento de nosotros y de cientos de personas y nuestra obligación es pensar en ellos. Podemos equivocarnos, pero es lo que creíamos más conveniente.

¿Está tranquilo?

Sí, hemos actuado responsablemente. Estamos encantados por la Liga, pero la vida sigue y teníamos que tomar una decisión. Lo hemos hecho en el momento oportuno y adecuado. Cuando llegamos, sabíamos que además de dar noticias buenas, teníamos que adoptar otras medidas menos populares. Pero esto sucede en todas las empresas, aunque aquí se confunde lo emocional con lo profesional, cuesta separar pasión con gestión. Entiendo que hay muchos aficionados que mezclan ambas cosas y es difícil explicar esa decisión.

¿Cómo explica el final de un ciclo?

Cuando se acaba un ciclo, se acaba una manera de gestionar una plantilla. Entendemos que es bueno que se gestione de otra manera. Me pasará a mí también un día. No es el primer entrenador que deja el Madrid. También Molowny o Miguel Muñoz lo hicieron. Los desgastes existen y mucho más en el fútbol. Hay síntomas para entender que queremos cambiar.

¿Y los objetivos?

Ganar títulos y en esta nueva etapa estaremos en mejores condiciones de ganar.

¿Qué le parece la ausencia de Ronaldo y McManaman en los festejos?

Recibirán las pertinentes sanciones que están tipificadas en el reglamento del club. Tal vez pudo haber alguna confusión, porque pensaban que no se iba a ir por un plante.