Competición
  • Tour Francia
  • Champions League
  • Europa League

El Angliru del sur lo descubrió Juani

Ciclismo | Vuelta a España

El Angliru del sur lo descubrió Juani

El Angliru del sur lo descubrió Juani

PEDROSA

La joven y su novio informaron por e-mail de La Pandera a Unipublic

El año pasado, en plena Feria de Valdepeñas de Jaén (1-5 de septiembre), Juani Zafra Juanes se enteró de que el puerto de La Pandera ya estaba abierto para la gente civil. A ella y a su novio, Juan Alberto, les picó la curiosidad. Nunca lo habían visto, a pesar de estar cerca de su pueblo, porque antes era una base militar. Cogieron el coche y lo subieron. "¡Qué duro es! ¡Seguro que podría venir la Vuelta!", exclamó Juan Alberto. Y así nació la etapa de hoy.

Juani Zafra, 23 años, profesora de Educación Física, y su novio enviaron un e-mail a Unipublic informando de La Pandera. "Escribimos que era una antigua base militar, que el asfalto estaba cuidado, que hay rampas del 15 por ciento... Y nos respondieron diciendo que vendría alguien a verlo. En casa aún no nos creemos que llegue la Vuelta", cuenta Juani.

Su favorito es Triki

Juani monta poco en bici, pero es aficionada "a todos los deportes" y ve el ciclismo en la tele. Hoy lo seguirá en directo, porque ha sido invitada a la etapa. Y será su primera vez: "Un año que llegaba a Jaén pasaron cerca de mi pueblo, pero anularon un tramo por un derrumbamiento y me quedé con las ganas". Su favorito para hoy es evidente: "A ver si puede ganar Beltrán, que es el único de Jaén".

La joven andaluza vive un sueño: "Esto es alucinante". Pero tiene una tristeza: "La pena es que la carrera no pase por Valdepeñas, porque las calles son estrechas y no caben los camiones".

Ella es la culpable de La Pandera, que ha sido bautizada como el Angliru del sur. Curiosamente, el coloso asturiano fue descubierto de forma parecida, a través de una carta enviada por Miguel Prieto, trabajador de la ONCE.

De los militares a los pastores

La Pandera era una antigua base militar. De hecho, en su cima todavía están las instalaciones. "Ahora ahí arriba ya no queda más que un hombre que cuida del monte y algún que otro pastor", cuenta Juani Zafra.

El puerto está cerrado por una verja, cuyas llaves se encuentran custodiadas en el Ayuntamiento de Los Villares, el otro pueblo vecino.

En Jaén se conocía como "la base americana", aunque allí nunca ondeó la bandera estadounidense, sino la española.