Vence al Braga y se lleva la Copa Ibérica

Copa Ibérica | Sporting Braga 1 - Celta 3

Vence al Braga y se lleva la Copa Ibérica

Vence al Braga y se lleva la Copa Ibérica

Jandro, el mejor, marcó su primer gol como celeste con una vaselina.

El Celta se llevó la Tercera Edición de la Copa Ibérica tras ganar al Sporting de Braga por 1-3 en un choque poco vistoso. El conjunto celeste se volvió a mostrar especialmente efectivo de cara a la meta contraria y jugó dos partes totalmente distintas: la primera muy fría con un dibujo conservador, y la segunda más alegre con más ocasiones de gol.

El partido comenzó helado para los intereses celestes. Ya en el minuto siete encajaron un bonito gol anotado por Bordi, ex delantero del Poli Ejido que llegó esta campaña junto a Fernando Castro Santos procedente del Poli Ejido. El golpe hundió un poco más a los hombres de Lotina, que no terminaban de acostumbrarse al nuevo esquema del técnico vasco, con tres centrales y tres pivotes. Kaviedes vivía en una auténtica isla en la punta del ataque y Jandro se esforzaba por juntar líneas. El único peligro, si así se le puede llamar, lo llevaban Velasco y Juanfran en sus respectivas bandas. Los laterales tuvieron que adquirir un mayor protagonismo ofensivo que en otras ocasiones, dadas las numerosas bajas de mediapuntas en la alineación. Pero en una jugada aislada, la calidad de Jandro y Luccin se unieron para que el asturiano, de esplendida vaselina, consiguiese su primer tanto como celeste. Desde ese momento hasta el final de la primera mitad el Celta siguió moviendo el balón con un ritmo cansino, conocedores de que el empate les valía para llevarse el Trofeo, mientras que el Braga, con más empuje que cabeza, intentaba llegar a la portería de Pinto.

La segunda mitad tomó un cariz totalmente diferente. Lotina movió ficha en el banquillo y decidió alinear a jugadores más ofensivos. Catanha, Doriva, Sylvinho y McCarthy entraron al terreno de juego y fue precisamente el sudafricano, dos minutos después de salir al campo, el que adelantó a su equipo tras un jugada colectiva celeste con Juanfran y Jandro como protagonista. Éste último, el mejor del partido, tuvo minutos antes dos oportunidades de sentenciar, algo que haría Sylvinho a seis minutos del final tras una excelente jugada individual.