JUEGOS OLÍMPICOS | BALONCESTO

El voluntario Willy

El madrileño ha aceptado su rol de tercer pívot, hace sus pinitos de cuatro y se está ganando más minutos. Scariolo lo cuida porque es básico para el futuro de la Selección.

0
El voluntario Willy
Gregory Shamus Getty Images

A sus 27 años, y con una medalla de oro mundial y un bronce olímpico y otro europeo colgados al cuello, Willy Hernangómez (27-5-1994) está en el momento de cocción perfecto para dar algo más en la Selección. Cómodo bajo el paraguas de los Gasol todos estos años, en los que ha ido aprendiendo mientras coleccionaba éxitos, ahora Willy sí quiere más, aunque asume su rol con caballerosidad."Sabemos que Pau y Marc son dos leyendas de la selección. Yo, simplemente, voy a estar preparado por si llega la oportunidad. Sé que tengo que estar listo para la posición que sea. He demostrado tanto a Sergio como a los compañeros que puedo estar ahí para ayudarlos y yo acepto el rol que me toque porque es un deporte de equipo. Lo importante es que el equipo consiga su objetivo", explicó después del partido contra Argentina en el Saitama Arena.

Scariolo tiene que gestionar con delicadeza el caso de Willy. Es un juego de equilibrios. Por un lado, hay que respetar el abrumador peso histórico de Marc y Pau en la Selección. Pero, por otro, hay que cuidar a Willy quien, los Gasol de retirada, debe resultar decisivo en el siguiente ciclo: Eurobasket 2022, Mundial 2023 y Juegos de París en 2024.

Por eso, y aunque no resulta sencillo, Scariolo le está haciendo su espacio y, a los minutos residuales de cinco que dejan Marc y Pau, le ha añadido el experimento del cuatro, que ya probóa cuentagotas en China. Willy, que es un perfecto definidor bajo aros y anota fácil, ha añadido en la última temporada una mejora en defensa que era determinante para su crecimiento como jugador. Eso complace a Scariolo, que en los dos dos primeros le ha dado 22 minutos de juego, una cifra por encima de lo que se podía esperar. El pívot, además, ha respondido. Contra Japón hizo seis puntos y ante Argentina aprovechó que la venía bien el duelo con Scola para sumar ocho puntos y capturar cinco rebotes. Willy se está ganando cada minuto que está en la pista y, además de estar en la misión de compartir la medalla con su hermano Juancho, está con la actitud de un voluntario en los Juegos. Está para lo que se necesite.