JUEGOS OLÍMPICOS | TENIS

Carreño cae contra Khachanov y jugará por el bronce

El español cayó por un doble 6-3, desdibujado respecto a la versión que ofreció con Medvedev. Este sábado, optará a medalla contra Djokovic (08:00 horas).

Tokio
0

Daniil Medvedev, derrotado por Pablo Carreño en cuartos, se hacía una pregunta. "¿Por qué no juega siempre a este nivel? Ganaría grandes torneos...". El español acababa de tumbar al número dos del mundo y se ganaba jugar por estar en una final olímpica, por asegurarse ya la plata, frente a Karen Khachanov. Pero hoy ante el ruso apareció una versión más humana del español. Vulnerable. Cayó por 6-3 y 6-3 en 1h:20 y este sábado (08:00, RTVE y Eurosport) tendrá que pelear por el bronce contra Novak Djokovic, que perdió ante Alexander Zverev (1-6, 6-3 y 6-1).

Sobre el papel, parecía más sencillo meterse en la final ante Khachanov, 25º de la ATP, y asegurar con ello la chapa que tener que vérselas en el partido por el bronce con el número uno Novak Djokovic, pero es el panorama que se le presenta a Carreño, que perdió un bonito tren. "La derrota de hoy no me puede costar la derrota de mañana", se apresuró a advertir después del partido. En cualquier torneo ATP, cogería el avión y volaría a otro torneo. En los Juegos, tendrá que gestionar el chasco. "Aún me queda una oportunidad muy buena para conquistar una medalla y no la puedo desaprovechar", se animó. 

El gijonés (30 años y 11º de la ATP) se presentó en la central del Ariake Tennis Center, en pleno bochorno (30 grados y 75% de humedad) y con los cielos amenazando tormenta, sabiendo que estaba ante la gran oportunidad. Pero no encontró nunca el camino. Khachanov, con drives como misiles y saques a más de 200 km/h, no dejó nunca que Carreño pudiese coger ritmo.

En el primer set, el moscovita que se formó en Barcelona, rompió en el quinto juego y no aflojó. En el segundo, la torre rusa (1,92) siguió milimetrando sus tiros. Y el break cayó para 4-2. Carreño no fue capaz de reaccionar. La que sería medalla número 13 del tenis español en unos Juegos aún es posible. Y sería de bronce.