JUEGOS OLÍMPICOS | BOXEO

El sueño del refugiado Gazi Jalidov se esfuma con un KO

El español, que llegó a Logroño con diez años desde Daguestán, donde luego fue asesinado su padre, perdió el bronce ante Imam Khataev.

Tokio
0
El sueño del refugiado Gazi Jalidov se esfuma con un KO
UESLEI MARCELINO REUTERS

Gazi Jalidov, el niño que llegó de Daguestán a Logroño con diez años, no podrá cumplir su sueño de ganar en Tokio una medalla para el país que le acogió. El boxeador español cayó en cuartos de final de semipesado (81 kg) bajo el mazo de Imam Khataev, un ruso de Grozni con pinta de tanqueta, que le cazó en una contra a pocos segundos de finalizar el combate recetándole un KO. Gazi estaba buscando la mano que le permitiera ganar un combate que tenía perdido, pero se encontró con un final abrupto. Una victoria le hubiera asegurado el bronce.

Gazimagomed Schamilovich Jalidov Gafurova (26 años) salió con su familia de su Daguestán natal huyendo de la guerra. Tras pasar por Alemania y Francia, la Cruz Roja les trasladó a Logroño como refugiados políticos. Un bocata de tortilla, que recibió al llegar y que siempre recuerda, fue la puerta a otra vida. Por el camino se quedó su padre, que permaneció en Daguestán y fue asesinado dos años después.

Como siempre, Gazi se acercó a la esquina y se tapó la cara con los guantes, en un recuerdo a su padre. No le pudo dedicar la victoria. Khataev, una roca que venía de cargarse al actual campeón del mundo Bekzad Nurdauletov, le cortó ya en el primer asalto. Siempre adelante, ganó los dos primeros rounds con contundencia. El español, entonces, se lanzó a la desesperada, valiente. Y todo acabó con un bombazo en su rostro. El sueño de agradecer a España su rescate tendrá que esperar.