JUEGOS OLÍMPICOS | FÚTBOL

Mucho balón y poco gol

España tiene la pelota el 70% del tiempo, la que más del torneo, pero es la menos efectiva: dos goles en 16 remates a portería.

Tokio
0
Mucho balón y poco gol
MIGUEL MORENATTI DIARIO AS

El gol es la gran asignatura pendiente de España en los Juegos Olímpicos. Contra Argentina por fin encontró el buen juego, aunque le faltó la mejoría en los metros finales, un problema que también le persiguió ante Australia y Egipto. Algo a lo que hay que encontrar solución, porque La Roja se asomó al abismo (un gol de los argentinos le habría dejado fuera) y ahora llegan los partidos donde no existe el margen de error.

Los datos son demoledores: los de De la Fuente son los que más tiempo tienen la pelota (70% de promedio durante la primera fase) y los que más remates a portería necesitan para marcar. En los tres partidos disputados, España ha rematado 45 veces, 16 de ellas entre palos. Muchas llegadas para tan poco premio: sólo dos goles. Hacen falta ocho remates a portería para marcar un gol, la Selección que más de entre las que quedan vivas. Acudiendo a los disparos totales (incluyendo los que se marchan desviados) son 22,5 chuts para embocar el balón en la portería.

Ninguna de las ocho clasificadas para cuartos tiene unas estadísticas tan pobres de cara a gol. La más efectiva es la sorprendente Corea del Sur, que también es la más anotadora (diez dianas). Sólo necesitan 1,9 remates a portería para marcar. El siguiente con más precisión es México (ocho tantos en 17 remates entre los tres palos, 2,1 de media), seguido de cerca por Japón (siete dianas en 16 disparos, promedio de 2,2). Costa de Marfil, rival de España, sólo ha rematado seis veces a portería y ha hecho tres goles, aunque tiene truco: dos han sido en propia portería (Kessié es el único goleador de los africanos en el torneo). Es decir, en remates propios han necesitado seis para anotar su gol.

Posesión

Donde España arrasa es en posesión: 70% de media entre los tres partidos. Un dato al que ninguna selección consigue acercarse. La segunda en este apartado es Corea del Sur (60%) y sólo hay dos cuartofinalistas más que ganan la posesión en la primera fase: Brasil (52%) y México (51,3%). Tener la pelota, de momento, no está siendo un factor decisivo en Japón y a los de De la Fuente les espera nuevamente un encuentro en el que el rival no va a peleársela, porque Costa de Marfil ha promediado un 41,6% de posesión en los tres primeros encuentros. Toca derribar otro muro…

Defensa 

El secreto de España está en la defensa. Es el motivo por el que ha logrado el pase a cuartos con sólo una victoria y dos goles a favor. La Roja es, junto a Japón, Corea del Sur y Egipto la que menos ha encajado (sólo un tanto en contra). Esa estadística no es casualidad, porque los de De la Fuente, a pesar de su juego ofensivo, son los que menos conceden al rival: sólo seis disparos ha tenido que detener Unai Simón. En este apartado es la mejor junto a Corea del Sur, una de las revelaciones hasta el momento, y concede justo la mitad que su rival de mañana, Costa de Marfil (12 tiros recibidos y dos goles en contra). En disparos totales permitidos, España también lidera la estadística: 17 en tres partidos, los mismos que Brasil (aunque la canarinha ha encajado tres tantos). En términos generales, La Roja es la mejor defensivamente. En los dos primeros partidos (Egipto y Australia) no concedió una sola oportunidad y en el tercero, ante Argentina, sólo flojeó en el asedio final del rival a la desesperada.