Entrevista AS

Los planes y anhelos de Camila Sáez, la muralla de la Roja femenina en Tokio 2020

La zaguera de 26 años se llevó los aplausos tras su último año en el Rayo Vallecano, donde fue premiada por la hinchada. Ahora, la defensa quiere brillar en Japón.

0
Los planes y anhelos de Camila Sáez, la muralla de la Roja femenina en Tokio 2020

El pasado miércoles se produjo el histórico debut de la Selección Chilena Femenina de Fútbol en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Como se anticipaba en el papel, las europeas hiciero respetar su peso internacional. La Roja no pudo sortear la experiencia de sus rivales y acabó perdiendo por 2 a 0. Pese al amargo resultado, la figura de Camila Sáez fue uno de los puntos altos del equipo nacional.

La defensora de 26 años llegó a la cita olímpica en el mejor momento de su carrera. En su tercer año en el Rayo Vallecano, de la Primera División Femenina de España, la oriunda de Viña del Mar fue elegida como la mejor jugadora del equipo. Ante esto, las ofertas para dar el salto no le han sido ajenas.

"Ofertas hay, eso es importante. No se todavía, quiero dar un buen salto. Me siento cómoda en el Rayo, la gente me trata bien desde que llegué. Me encanta mucho Madrid y me gusta vivir ahí. Tengo que pensar bien lo que haré este año", señaló a AS.

- ¿Cómo se ve en los Juegos Olímpicos?
- Sabemos que es complicado. El solo hecho de haber clasificado a Tokio ya tiene un merito muy grande. Solo son 12 selecciones las que dirán presente. Estamos preparadas, hemos entrenado de buena forma y todas llegan con un muy buen nivel individual. Eso le hace bien al grupo y a la competencia interna que hay. Nos enfrentamos a tres selecciones de categoría mundial, si no me equivoco dos de ellas están en el top ten del ranking FIFA. Hay que estar siempre alerta, un momento de desconcentración te puede generar un gol en contra. Vamos a disfrutar los Juegos Olímpicos al máximo.

- Usted es la llamada a ser la líder de la nueva generación de jugadoras, una vez que la actual camada cuelgue los botines, ¿cómo ve el futuro de la Roja tras los Juegos Olímpicos?
- Hay compañeras que les queda para rato todavía. A veces por tener 30 y algo años ya se dice que la jugadora está vieja, pero es todo lo contrario. Esa es una etapa donde ya sabes lo que hacer y lo que no, te cuidas más en la alimentación y los entrenamientos. Dentro de la cancha, con esa edad se manejan muchas más situaciones. Te da otra experiencia llevar varios años jugando al fútbol. A los 30 años estás en tu mejor momento futbolístico. La generación que viene debajo de nosotras se ve bien, hay muchas que ya entrenan con nosotras. Son ellas el futuro y la idea es que consigan más cosas que lo que estamos logrando ahora.

Una temporada brillante en España

- ¿Cómo analiza su última temporada en el Rayo Vallecano? Terminaron en la medianía de la tabla.
- Creo que fue una temporada atípica por el tema del Covid-19. Siempre estuvo la incertidumbre si es que íbamos a terminar la liga o no, porque se decía que si existían muchos casos de Covid se iba a parar. Teníamos la presión de estar lo más arriba posible porque si se paraba la Liga bajaban igual cuatro equipos. Gracias al esfuerzo de todas las jugadoras pudimos estar todo el año en esa zona. Partimos cuatro fechas tarde, pero estuvimos todo el año en esa posición.

- Perdieron solo cinco partidos y aún así terminaron 11°…
- Es una liga muy competitiva que me gusta mucho. Cada partido es casi una final. No hay una diferencia abultada en los resultados, salvo quizás el Barcelona, que está un peldaño arriba de todos los equipos. En general, hay competencia entre todos los equipos. Eso habla bien de la liga y la competitividad que hiciste en España.

- ¿Y su desempeño individual?
- Bien, creo que soy una jugadora regular. Me sentí bien, físicamente me sentí mejor que otros años. Cuando tienes más experiencia en la Liga te das cuenta de que puedes manejar situaciones que cuando llegaste no podías manejarla. Me sentí súper bien la verdad.

- Recibió un reconocimiento por parte de la hinchada, ¿cómo se toma esa valoración de su trabajo?
- Siempre le agradezco a la hinchada, a afición como se dice allá, por el reconocimiento a la jugadora de la temporada. Llevo tres años en el equipo y la tengo un nombre dentro de la cancha, la gente me conoce más. Muy feliz por el reconocimiento, pero decía también en la entrevista que me hicieron, esto no hubiera sido posible sin todas mis compañeras. Todas cumplimos un rol fundamental en la cancha y cada una aporta su granito de arena para poder sacar adelante la tarea cada fin de semana.

- Son tres años muy buenos los que lleva, ¿no le han llegado ofertas para dar el salto?
- Ofertas hay, eso es importante. No se todavía, quiero dar un buen salto. Me siento cómoda en el Rayo, la gente me trata bien desde que llegué. Me encanta mucho Madrid y me gusta vivir ahí. Tengo que pensar bien lo que haré este año. Todavía no tengo las cosas muy claras, pero ahora que estoy con más tiempo podré pensar las cosas y ponerlas en una balanza para tomar una decisión que sea buena para mí.

Su deseo de volver a Colo Colo y el fútbol femenino en Chile

- ¿Cómo ha visto los cambios en el fútbol femenino en Chile?
- Cuando yo comencé en el fútbol femenino era muy chica, tenía 14 años y jugaba con muchas con las que comparto selección hoy en día. Con casi todas las que conocí en Unión La Calera. Acá el fútbol femenino ha cambiado muchísimos, desde la ayuda de los clubes y el trabajo de la ANFP. Es un campeonato mucho más competitivo. Se está avanzando, todavía de forma lenta, pero creo que vamos a seguir subiendo. Que existan contratos para las jugadoras ya permite tener una estabilidad, con un sueldo mes a mes que te permite pensar más a futuro, algo que antes no tenías y que te obligaba a pensar en otras cosas.

- En el 2008 el fútbol femenino creció mucho con el Mundial Sub-20 en el país, pero después hubo muchos años de estancamiento, ¿qué recuerda de ese periodo?
- Fue difícil. Había tenido ese boom en el 2008 por el Mundial que se organizó acá. La gente veía fútbol femenino y recuerdo que los estadios estaban llenos, recuerdo haberlo visto por la tele. Y luego de eso desaparecimos del ranking FIFA. Se frenó todo el avance que habíamos hecho con la llegada de Sergio Jadue. Se destinaron fondos a otros lados y no al fútbol femenino. Fue un proceso complicado, tuvimos que casi empezar de cero. La selección tuvo que rearmarse. Las dirigencias que han pasado los últimos años, especialmente Sebastián Moreno en la etapa anterior, nos acompañó harto incluso antes de ser presidente. Eso fue importante para que nosotras cumpliéramos varios de los objetivos que teníamos, entre ellos clasificar al Mundial. Antes no teníamos idea lo que era una fecha FIFA. Ahora es costumbre juntarnos cada mes con nuestras compañeras y jugar partidos de categoría, lo que es importante.

- Ahora las chicas que vienen detrás de ustedes llegan con otra mentalidad, la de irse a Europa y lograr cosas con la selección, ¿cómo ve esto?
- Es bonito el vivir de esto, aunque nunca será como el de los hombres, siempre lo he dicho. Por lo menos nos alcanza para estar tranquilas. Lo que ellas ven ahora en nosotras es importante. Me gusta que se reflejen en nosotros porque hay todo un esfuerzo detrás. Muchas compañeras han dejado muchas cosas de lado y hoy se están dando los frutos. Me hubiera gustado nacer diez años después, tener menos edad poder vivir todo lo que se están haciendo en el fútbol femenino, que tiene mucha más visibilidad que la que había cuando yo comencé. En ese tiempo no había nada y nadie nos veía, solo iba mi familia y la de mis compañeras a vernos. Ahora va mucha gente.

- Ahora es toda una referente en la Roja y triunfa en España, pero, ¿cómo fueron sus inicios?
- Mis primeros pasos fueron en Unión La Calera. Fue una experiencia bonita. En ese entonces compartí con Karen Araya, Tiene Endler, Daniela Pardo y Daniela Zamora. Me sirvió mucho y pude sacar lo mejor de ellas en ese momento. Luego me fui a Everton, pasé por Cobreloa, volví y luego me fui a Colo Colo. Es el club de mis amores y fue algo que marcó lo que es hoy es mi carrera. Me gustaría volver a Colo Colo en su momento. Es un club que me ayudó mucho en todos los sentidos y logradamos cosas muy importantes. Colo Colo siempre será mi segunda casa y se siguen portando muy bien conmigo.