JUEGOS OLÍMPICOS

Mireia: "Ser abanderada es un sueño que aún me queda"

Mireia Belmonte y Saúl Craviotto, candidatos a portar la bandera española en la inauguración de los próximos Juegos, atienden a As. Craviotto: "Sería la guinda".

Mireia Belmonte
FOTOMONTAJE DIARIO AS

Tokio aparece en el horizonte como sus cuartos Juegos y llegará a ellos con cuatro metales y la posibilidad de igualar, o incluso superar, a David Cal (tiene cinco) como el deportista español, masculino o femenino, con más medallas. ¿Es más un reto o un sueño?

Mireia Belmonte: Ser el deportista español con más medallas de toda la historia es un sueño que me encantaría hacer realidad, pero sé que para alcanzarlo hace falta mucho esfuerzo y dedicación. Estamos en ello, pero hay que ir paso a paso y poco a poco. Lo primero es lograr las mínimas que me quedan, porque me gustaría competir en seis pruebas durante la semana, y una vez alcanzado ese logro en el Open seguir trabajando para llegar a tope a Tokio.

Antes de lanzarse a la piscina en Japón, es posible que haya sido abanderada de España...

M. B.: Me hace mucha ilusión poder serlo, es un sueño más por cumplir. Si al final se decide que sea yo, para mí sería un orgullo llevar la bandera de mi país, siempre lo he dicho. Personalmente sería otro sueño cumplido, ya que no he ido nunca a ninguna inauguración de los Juegos. Supondría algo muy especial poder ser la abanderada y ejercer como punta de flecha y tener detrás a grandes deportistas de nuestro país. Sería un placer llevar la bandera y convertirme en la tercera mujer española en portarla en unos Juegos de verano.

Puede ser un abanderado doble, compartido...

M.B.: No tengo más noticias sobre quién será abanderado. Siempre dije que para mí es un sueño. Voy a competir en mis cuartos Juegos, eso son 16 años en la élite. No todos pueden decirlo.

Saúl Craviotto: "Llevar la bandera sería la guinda a mi carrera"

El próximo verano en Tokio irá a por una quinta medalla que le pondría a la altura de la leyenda David Cal.

Saúl Craviotto: No pienso en igualar a David Cal, pero sí en esa quinta medalla. Sería algo maravilloso. La cúspide de mi carrera.

Si el Comité Olímpico Español sigue sus criterios, por número de medallas, usted apunta a abanderado. ¿Es esa otra llama que mantiene la ilusión viva después de participar en tres Juegos?

S. C.: Claro, es una motivación más. El sueño de cualquier deportista. Pero ahora mismo sólo me centro en entrenar. Aún debo ganarme la plaza. El resto sería la guinda al pastel.

El Comité Olímpico Internacional ha animado a presentar un doble abanderado, hombre y mujer, en pos de la igualdad total que ya será efectiva en cuanto a número de participantes en París 2024. ¿Qué le parece? ¿Lo vería bien en el caso de España?

S. C.: Me parece estupendo. Sería algo maravilloso e histórico. Por mí, sin ningún problema.

En ese caso, la candidata número uno es Mireia Belmonte, porque también tiene cuatro medallas como usted. ¿Sería una buena pareja?

S. C.: Desde luego. Es una decisión que debe tomar el COE. Si sale mi nombre y voy acompañado por Mireia o por la deportista que designen, será maravilloso. Estaría encantado de desfilar con una compañera, Lydia Valentín, Carolina Marín o quien sea. Mireia es una deportista para quitarse el sombrero. En un deporte tan duro como la natación lleva un montón de años arriba, con una carrera brillante. No la conozco mucho a nivel personal, pero sin duda es muy crack.