TOKIO 2020

España, una potencia por equipos en los Juegos de Tokio 2020

A estas alturas, y a falta del baloncesto y el balonmano femeninos, España tiene a nueve selecciones confirmadas, más que ningún otro país europeo.

Madrid
0
España, una potencia por equipos en los Juegos de Tokio 2020
Johanna Lundberg/Bildbyran via Z Johanna Lundberg/Bildbyran via Z

España, con 47 millones de habitantes y una financiación modesta de su deporte, se presentará como una potencia por equipos en Tokio 2020 (24 de julio al 9 de agosto). A menos de seis meses del inicio y tras la gesta de los Hispanos revalidando su título continental, son ya nueve las selecciones clasificadas. Y varias, con opciones serias de medalla. Sólo Estados Unidos, con 11, y el organizador Japón (18), que mete a todos de oficio sin necesidad de pelear las plazas, le superan. Ningún país europeo llega a esa cifra. Gran Bretaña tiene siete y Francia, Holanda, Italia, Rusia y Alemania, cinco. Un éxito que se puede redondear con las Guerreras de balonmano, subcampeonas mundiales y con un Preolímpico asequible (20-22 marzo) y las campeonas de Europa de baloncesto, en la misma tesitura.

Según un estudio de ADESP, la Asociación del Deporte Español, el coeficiente de inversión en federaciones deportivas en relación al Producto Interior Bruto de Italia es del 0,11%, del 0,10% en Francia, el 0,09% en Alemania y Holanda... España está en el 0,04% (61 millones de euros en subvenciones directas en 2019) y ADESP detecta un déficit de financiación de unos cien millones de euros en relación a países con resultados similares en grandes citas. Con menos munición, se consigue dar en el blanco. Cuando se pregunta por la receta del éxito, se apela al gen competitivo.

España exporta mucho talento, que sale fuera y crece en ambientes de enorme exigencia. Unas veces se van al extranjero por necesidad (Asobal en crisis), por lo que 12 de los 17 Hispanos campeones en Estocolmo juegan fuera. De las Guerreras, diez de las 17 también se repartían por diferentes ligas europeas. En el baloncesto, de los campeones mundiales en Pekín, un 50% de la Selección estaba o había pasado por la NBA, y faltaba Pau Gasol.

Otros deportes, como hockey y waterpolo, muy alejados de la profesionalización, basan su éxito en concentraciones prolongadas fuera de las adelgazadas competiciones de clubes. Miki Oca, campeón mundial en Atlanta 1996, triunfa dirigiendo a las guerreras del agua. "Dragan Matutinovic (el técnico que les exprimió a ellos) era un poco exagerado, demasiado duro, pero recuerdo haber aprendido de él que con trabajo y confianza se puede conseguir todo, aunque su método fuera discutible. No hay límite que no puedas conseguir", explica un técnico al que no le tembló la mano en dejar fuera de Río 2016 a Jennifer Pareja, la gran estrella, en aras del grupo.

No repiten respecto a Río las dos selecciones de Rugby 7, el voleibol está lejos y el béisbol/sófbol es testimonial. Pero en Tokio, vuelve el fútbol, ausente en 2016, con un equipazo. "No me da miedo decirlo: queremos pelear por el oro", advierte el seleccionador, Luis de la Fuente. Los equipos darán juego.