NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

LAS PALMAS

Kirian Rodríguez ya se marca plazos de regreso

Afectado por un linfoma de Hodgkin, ya recibió la primera sesión de quimioterapia. “Si todo sale bien, en enero podré estar detrás o cerca de la pelota”.

Las PalmasActualizado a
06/08/22 FUTBOL SEGUNDA DIVISION
PARTIDO AMISTOSO  UD LAS PALMAS  - LAS PALMAS ATLETICO
Carlos Diaz-Recio

En una nueva lección de vida, Kirian Rodríguez golpeó primero al linfoma de Hodgkin contra el que batalla desde hace unas semanas. Tras conmocionar al mundo del fútbol español cuando desveló su enfermedad el pasado 2 de agosto, el centrocampista de Las Palmas ya se ha puesto manos a la obra. “Ya me dieron la primera sesión de quimioterapia y el cuerpo la aceptó bastante bien”, confirmó el tinerfeño este miércoles en UD Radio.

Cercano a sus rutinas anteriores, Kirian se deja ver siempre que puede por la Ciudad Deportiva de Las Palmas, escenario del trabajo diario del equipo de García Pimienta. “Desayuno con ello, veo el entrenamiento. Y si puedo, me hago mis 45-60 minutos de bicicleta estática. También, cuando puedo, paseo por la playa de Las Canteras”, desveló.

Kirian, incluso, habló de fechas en las que se podría empezar a valorar un posible regreso a la actividad profesional: “Alrededor del 17 de noviembre se supone que podría ser mi última sesión de quimioterapia. Habrá revisiones para ver si han quedado secuelas pero si todo sale bien, en enero podré correr detrás de la pelota o al menos estar de cerca de ella. Mi pensamiento era que, a la primera, lo tumbo. Con esa rueda de prensa quería, además, que la gente notara que voy a salir de esto”. Hasta ese momento, Las Palmas, en una gestión confirmada por Miguel Ángel Ramírez, presidente y máximo accionista del club, podría dejarle sin ficha profesional para ocuparla con otro futbolista que sí pueda ser alistado por García Pimienta.

Apoyo.

Recordaba Kirian, que su primera sospecha de que algo iba mal en su cuerpo fue “la pérdida de apetito” durante sus vacaciones de verano. “Además, quería tirar de mi cuerpo pero este no me respondía bien”, ahondaba. Desde el principio lo encaró con la actitud más positiva posible. “Cuando me confirmaron lo que tenía, lo primero que pregunté fue que cuándo empezábamos el tratamiento”, insistió. El apoyo y la paciencia le sobran: “Nunca tendré palabras para agradecer todo el apoyo que estoy recibiendo. Me encantaría dar un abrazo, pero a veces tengo que echar el freno porque cualquier cosa puede afectarme. Mi madre me machaca mucho con que me ponga la mascarilla”.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?