NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

BARCELONA

Vuelve el 9 brasileño

Veintiséis años después del fichaje de Sonny Anderson, la apuesta por Vitor Roque despierta ilusión en la afición azulgrana.

Actualizado a
Vitor Roque, en un partido con Athletico Paranaense.

En Can Barça hay muchas esperanzas puestas en Vitor Roque, el joven talento brasileño de 18 años fichado hasta 2031 que, teóricamente, iba a incorporarse en junio de 2024; pero que va a adelantar su llegada a enero. Con su fichaje, el Barça vuelve a apostar por un 9 brasileño, cosa que no pasaba desde hace 26 años, cuando el club azulgrana fichó a Sonny Anderson. En la mayoría de ocasiones, no le ha ido mal al Barça confiar en 9 brasileños.

Evaristo de Macedo dejó un gran recuerdo en el Barça y sus cifras son más que buenas. Entre 1956 y 1962 disputó 151 partidos de azulgrana y ganó dos Ligas, dos Copas de Ferias y una Copa del Rey. Dejó una imagen para el imaginario culé, con el cabezazo en plancha que eliminó al Madrid por primera vez en la Copa de Europa.

William Silvio Modesto Verísimo fue el 9 brasileño menos recordado. Fue un capricho de Rinus Michels y Johan Cruyff, que pidieron su fichaje después de jugar contra él un partido amistoso. Jugó diez partidos oficiales entre 1977 y 1979 y marcó tres goles; el más importante, ante el Anderlecht en la Recopa. Roberto Dinamita tuvo un paso fugaz en la temporada 1979-80: once partidos y tres goles. Romario fue el jugador de “dibujos animados”. Estuvo año y medio pero prometió 30 goles de Liga y cumplió. Ronaldo fue un boom en la temporada 1996-97. Ganó Copa y Recopa, metió 47 goles en 49 partidos. Alguno de ellos, como el de Compostela o los del Valencia, memorable. Sonny Anderson metió 21 goles en 55 partidos. El pistolero era un buen jugador, pero no Romario...

Ampliar

Sigue el canal de Diario AS en WhatsApp, donde encontrarás todas las claves deportivas del día.

Normas