NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL MADRID

Las 21 visitas del Madrid a EE.UU.

En 1927 jugó su primer amistoso en Nueva York y desde entonces, ha disputado 46 más. Esta será la 22ª visita a Norteamérica, con todo tipo de anécdotas: de tiburones a Rita Hayworth...

Actualizado a
Benzema sale al campo antes de un partido de la International Champions Cup.
JESUS ALVAREZ ORIHUELADiarioAS

Como una segunda casa, el Madrid lleva años fijando Estados Unidos en su mapamundi como cuartel general de pretemporadas. Y son muchos los motivos que le llevan a ello. Algunos, notables, como el impetro de huir del calor madrileño cada julio. Y otros, claves: los habitantes se vuelcan demostrando verano tras verano que su tierra es madridista. Lo desglosó AS y lo avalan los datos: el Real Madrid tiene casi el doble de peñas oficiales en Estados Unidos que el Barcelona (17-9). Eso, cómo no, también se traduce en ingresos. La fórmula de visitar Estados Unidos en verano es perfecta. Pero... ¿desde cuándo se hace? Esta será la 21ª visita madridista a Norteamérica. Las ha habido con títulos, goleadas... y hasta tiburones.

La aventura de 1927

Luis de Urquijo fue el pionero en llevar al Real Madrid a Estados Unidos. En 1927 (hace casi 100 años), el presidente cerró una gira de casi tres meses en la que visitaron no sólo “el hogar de los valientes”, sino también otros países del continente como Argentina, México, Cuba, Perú y Uruguay. Sobre tierras neoyorquinas se celebró un amistoso ante el Galicia SC que acabó con empate (1-1). Tuvo de todo. Antes del pitido inicial se empezaron a escuchar disparos. Los jugadores creían que se trataba del inicio de alguna revolución, pero en absoluto: resultaron ser los festejos del 16 de septiembre, día de la independencia mexicana. “Jugamos casi en familia, se hizo poca promoción. El Galicia SC tenía de todo menos gallegos: checos, irlandeses, italianos... eran los reyes repartiendo patadas”, dijo Santiago Bernabéu, una de las cabezas visibles de la expedición. Su ímpetu -personal- en expandir el Madrid a otros continentes era mayúsculo y ‘lideró' este tour.

Aunque los planes... le salieron algo regular: el Madrid viajó sin portero titular (Cándido Martínez; se casaba días después), sin su goleador (Juan Monjardín; cuentan que su familia no le dejó viajar) y en la travesía hubo de todo, desde peleas hasta sustos con tiburones (Peña cayó al agua, muy cerca de algunos depredadores, pero la tripulación lo rescató a tiempo; Muñagorri quería lanzarse a por él y tuvieron que sujetarle). ¿Tiburones? Pues sí, claro, porque el Real Madrid viajó a esta gira en el Giulio Cesare, un monumental transatlántico operado por la Navigazione Generale Italiana (que tuvo un trágico final: hundido por los Aliados durante la Segunda Guerra Mundial). Fueron 18 días en alta mar; 18 días para llegar desde Barcelona hasta Buenos Aires. La hemeroteca relata que, como por aquel entonces el óbice de estos viajes era tan elevado, muchos futbolistas de otros clubes aprovecharon los camarotes libres del navío para desplazarse.

El Giulio Cesare, transatlántico en el cual viajó el Real Madrid a su gira en 1927. Zarpó de Barcelona, rumbo a Buenos Aires. El viaje duró 18 días.
Ampliar
El Giulio Cesare, transatlántico en el cual viajó el Real Madrid a su gira en 1927. Zarpó de Barcelona, rumbo a Buenos Aires. El viaje duró 18 días.Hemeroteca

Di Stéfano... y Rita Hayworth

Pasaron más de 30 años hasta que el Real Madrid volvió a pisar tierras estadounidenses: la Guerra Civil y la Segunda Guerra Mundial, evidentemente, trastocaron multitud de planes. La ‘normalidad’ regresó en 1959. Era el Madrid de Di Stéfano, Gento, Puskas, Zárraga y Pachín, entre otros; líderes de un equipo que levantaba pasiones y movilizaba masas con el aval de sus cuatro Copas de Europa. De hecho, esa misma temporada lograrían la Quinta. Los blancos jugaron un partido en un campo de béisbol: Ebbets Field (Brooklyn), que por aquel entonces ya no tenía huésped. Sus Brooklyn Dodgers se habían mudado a Los Ángeles dos años antes. El Madrid protagonizó su grand finale: en 1960 lo demolieron.

Dos años después, en 1961, llegó el primer viaje a Los Ángeles, escenario de la última etapa de otra gira por todo el continente: tras Ecuador, Chile, Costa Rica, Guatemala y Canadá, llegó el turno de la costa oeste. Aquel Madrid goleó de manera apabullante a Los Ángeles United (9-0), un partido memorable por el hat-trick de Di Stéfano... ¡Y por Rita Hayworth! La actriz, una de las divas del momento, fue la encargada de realizar el saque de honor en el Coliseum Stadium (Los Ángeles).

Rita Hayworth junto a Puskas, antes del partido en el Coliseum Stadium de Los Ángeles.
Ampliar
Rita Hayworth junto a Puskas, antes del partido en el Coliseum Stadium de Los Ángeles.Hemeroteca

La ‘era Yeyé'

La cuarta visita a Estados Unidos fue en 1965, la misma temporada en la que ganaron la sexta Copa de Europa. Eran ‘los yeyé', liderados por cracks mundiales como Grosso y Zoco, además de por pesos pesados como Amancio, Puskas o Pirri. El equipo empató ante Independiente en Nueva York (1-1). Dos años después, en 1967, el Madrid se aventuró a investigar qué tal podían ir las cosas lejos de las costas y fijaron su ruta hacia el céntrico desierto: Houston. Bingo. La expectación fue máxima, celebrándose una victoria ante el West Ham (3-2) con 35.000 aficionados en las gradas y hasta dos televisiones mexicanas emitiéndolo en directo. En 1968 se volvió a Nueva York, con nada menos que el Yankee Stadium como sede: victoria contra los New York Generals (4-1).

Cartel promocional del Real Madrid-New York Generals de 1968.
Ampliar
Cartel promocional del Real Madrid-New York Generals de 1968.Hemeroteca

Un Buitre en L.A.

Fue un hasta pronto. Pues el Madrid tardó 22 años en regresar a tierras Norteamericanas. Pero con la bandera de la ‘Quinta del Buitre’ y el respaldo de las cinco Ligas, se hizo. Y eso que el runrún en torno a Butragueño era latente. “Emilio está enfadado”, llegó a decir Toshack, su entrenador, entre mareas de una posible salida que finalmente no se dio. De hecho, al ser repreguntado, apostilló: “Que esté enfadado no es malo, sino bueno (en alusión a que eso le hacía jugar aún mejor)”. El Madrid, aquel entonces, cobraba 20 millones de pesetas por cada partido que jugaba (unos 120.000 euros), siendo el equipo de mayor caché del mundo. Disputaron cuatro amistosos en Los Ángeles, de los cuales ganaron tres.

Los Galácticos

La primera visita en el S. XXI coincidió con el año del centenario (2002) y tuvo a la Gran Manzana, como sede. Allí, aquella constelación de Galácticos (Ronaldo, Figo, Zidane, Roberto Carlos, Raúl o Casillas, entre otros) se enfrentó a la Roma en un partido que acabó sin goles (0-0). El verano de 2005, ya con Beckham como principal -y nuevo- reclamo, la gira se volvió más mundial que nunca, pasando por China, Tailandia, Japón... y Estados Unidos, donde la sede elegida fue Chicago y los amistosos, ante Chivas (3-1) y los Galaxy (2-0). En 2006 repitieron la fórmula, empatando ante el DC United en Seattle (1-1) y ganando al Real Salt Lake City en Utah (2-0). Y de ahí, a 2009, cuando el FedEx Field de Washington acogió una victoria sobre el DC United (3-0).

Guti, Raúl y Roberto Carlos posan con camisetas y gorras de los Chicago Cubs.
Ampliar
Guti, Raúl y Roberto Carlos posan con camisetas y gorras de los Chicago Cubs.Real Madrid

Tiempos modernos

En 2010, con el Mundial de España en la retina, el Madrid decidió desplazarse a la costa oeste e instalar una sede fija para varias semanas, inaugurando lo que hoy en día se conoce como stage. Ganaron tanto a los Galaxy (3-2), como al América (3-2). Un año después, en 2011, misma fórmula y tres victorias: Galaxy (4-1, allí, en Los Ángeles), Chivas (3-0, en San Diego; primera visita en su historia) y Philadelphia (3-1, allí, en Philadelphia). Todos respondían a los que se llamó World Football Challenge, un torneo ‘improvisado’. En 2012 disputaron otros cuatro partidos, firmando cuatro nuevas victorias: Galaxy (5-1, en California), Santos Laguna (2-1, en Las Vegas), Milan (5-1, Nueva York) y Celtic (2-0, Philadelphia). Fue la última pretemporada con Mourinho.

Porque en 2013 llegó Ancelotti, el año de la Décima. Aquel curso también empezó con título: la International Champions Cup. Y mucho morbo. Los blancos la levantaron tras ganar en la final al Chelsea (3-1)... ¡De Mourinho! En 2014, sin embargo, no lograron hacerse con el título: quedaron últimos en la fase de grupos tras perder ante el Manchester United (1-3, en Michigan) y Roma (0-1, en Texas; hubo 108.000 espectadores, récord en un partido de fútbol en Estados Unidos); y empatar contra el Inter (1-1, en California). Tras un año de ausencia, regresaron en 2016 para volver a jugar la International Champions Cup: ganaron al Chelsea (3-1, en Michigan; nuevo récord de asistentes, con 110.000 personas) y al Bayern (1-0, en Nueva York); pero perdieron ante el PSG (3-1, en Ohio).

Casillas sostiene la International Champions Cup en 2013.
Ampliar
Casillas sostiene la International Champions Cup en 2013.Mike EhrmannDIARIO AS

Un Clásico en Miami

Y en 2017 se subió la apuesta: ¿por qué no reunir a Real Madrid y Barcelona en Estados Unidos? Dicho y hecho. Se celebró, así, el segundo Clásico de toda la historia fuera de España (el primero fue en Venezuela en 1982; su historia es, valga la redundancia, historia). Lo ganó el Barça sobre el césped del Hard Rock Stadium. Los culés ganaban 0-2 a los 7 minutos con goles de Messi y Rakitic. Kovacic y Asensio empataron antes del descanso, pero acabó decidiendo Piqué (así lo contó AS). Con anterioridad, el Madrid ya se había enfrentado al United de Mourinho (1-1, en Santa Clara; ambos se verían las caras días después en la Supercopa de Europa, con triunfo merengue) y al City de Guardiola (1-4, en Los Ángeles). Por último, empataron en Chicago ante un combinado de la MLS (1-1).

Por último, 2018 y 2019. Porque luego vino la pandemia y los viajes se encontraron con más aduanas que puentes. En 2018 el Madrid ganó a la Roma (2-1, en Nueva York) y a la Juventus (3-1, en Maryland); pero perdieron ante el United (1-2, en Miami). Y en 2019, la gira fue por cuarto año consecutivo en Estados Unidos. Esta vez, eclipsada por la apabullante goleada que le endosó el Atlético de Madrid en Nueva York (3-7; así lo contó AS). Antes, ya habían perdido contra el Bayern (1-3, en Houston) y empatado frente al Arsenal (2-2, en Maryland).

En 2017 se jugó el segundo amistoso entre el Madrid y el Barcelona y se jugaba por primera vez en Estados Unidos. Formaba parte del torneo veraniego Internacional Champions Cup y era un deseo de los organizadores: Stephen Ross, dueño de los Miami Dolphins y de la empresa que organizaba dicho torneo, explicó el choque como “la oportunidad de mostrar a dos de los equipos más célebres de la historia del deporte. Es la razón por la que este torneo se creó. Esperamos ansiosos celebrar este momento con nuestros fans y toda la ciudad de Miami”. Y razón no le faltó: se vendieron hasta seis veces más entradas que en cualquier otro partido anterior de la International Champions Cup (el registro se estableció finalmente en 66.014 entradas). Se celebró en el Hard Rock Stadium de Miami y finalizó con triunfo azulgrana por 3-2. Por parte de los blaugranas marcaron Messi, Rakitic y Piqué, mientras que Kovacic y Asensio lo hicieron por parte madridista. Ambos equipos mostraron su estado de forma días antes de medirse en la Supercopa: y ahí el Madrid fue superior a los azulgrana en los dos encuentros...
Ampliar
Los jugadores, antes del Clásico que se celebró en Miami en 2017.HECTOR RETAMALAFP

Actualidad

En total: 21 visitas y 47 partidos en Estados Unidos. Giras y anécdotas a raudales. Desde el saque de honor de Rita Hayworth hasta el récord de asistencia, con 110.000 personas viendo un amistoso de pretemporada. Sin olvidar los 18 días de transatlántico. Pese a todo, es el mejor sinónimo de movilizar masas; el perfecto resumen de que estas giras, al menos en lo económico, son un éxito incontestable. Tras varios años sin cruzar el charco por la Covid-19, el Madrid ha vuelto este verano. Jugará tres amistosos, el primero, la madrugada de este domingo ante el Barcelona (05:00, hora española; La 1). Será en Las Vegas. Luego, los de Ancelotti visitarán San Francisco para medirse al América y Pasadena, donde cerrarán su stage contra la Juventus. Todo, con la mirada en el 10 de agosto: Supercopa de Europa, frente al Eintrach de Fránkfurt.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?