NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL MADRID

La reválida de Rodrygo

Asume el desafío de conquistar, de una vez, la banda derecha. De momento, el titular en la Supercopa será Valverde. “Ahora soy más maduro, me relaciono con gente más mayor”, dijo

MadridActualizado a
Rodrygo, tras firmar autógrafos en un amistoso en Estados Unidos.
ETIENNE LAURENTEFE

Tiene que ser su año y lo sabe. Rodrygo ya no esconde su colmillo; no rehuye preguntas o responsabilidades. Lleva varias temporadas bajo la lupa de ser ese diamante en bruto llamado a ser, en algún momento, una joya intocable. Y la coyuntura ha llegado. En la temporada 2022-23 asume el desafío de hacerse con la titularidad de la banda derecha -de una vez-, una posición que lleva casi un lustro bailando entre candidatos. Su ‘problema’, de momento, es Valverde. El Halcón se ha hecho fuerte en el costado; Ancelotti lo ve un seguro defensivo y un comodín para generar superioridades en el centro: cuando juega, Kroos tiende a caer a la izquierda y el equipo se organiza, muchas veces, en un 4-4-2 con Vinicius y Benzema descolgados. Rodrygo, de momento, no ha conseguido romper ese molde. Y ha llegado el momento.

Rodrygo estira tras un entrenamiento en la UCLA de Los Ángeles.
Ampliar
Rodrygo estira tras un entrenamiento en la UCLA de Los Ángeles.Antonio VillalbaGetty

Su progresión es ascendente -como se dice hoy en día, ‘tiene la flechita para arriba’- y la inteligencia artificial le avala. Olocip, en un estudio que recogió AS a principios de julio, le augura mejores números que la temporada pasada: entre 9-10 goles y 6-7 asistencias, sólo en Liga. Es decir, únicamente con su aportación -prevista- para la competición doméstica, ya igualará los registros del curso reciente en todas las competiciones. Rodrygo ayudará a generar un zarpazo cada 300 minutos. “He crecido en todos los aspectos. Ahora soy más maduro, me relaciono con gente más mayor; que me enseña muchas cosas. Como futbolista me paso los días jugando con los mejores del mundo. Voy aprendiendo y mejorando”, dijo hace escasos días en una entrevista para UEFA.

Una lesión le frenó

Porque la carrera de Rodrygo tuvo un punto y seguido. Un frenazo inesperado a finales de 2020. El año de su debut (2018-19), con más miedos que años en la mochila, ya marcó nueve goles. Así, con fiereza, se sacudió las dudas de ser un pez en el océano y tiró la puerta. Pero en la 2020-21, el despegue dio error. El 23 de diciembre, en la jornada 15 de Liga ante el Granada (2-0, en el Di Stéfano), se rompió: tras una galopada con Foulquier, sufrió una afectación en el tendón del bíceps femoral. Parte médico: casi tres meses en la enfermería. Le costó recuperar el ritmo y la confianza, como él mismo ha confesado alguna vez. Pero la temporada pasada, ya plenamente recuperado, emuló al Ave Fénix. Resurgió al 100%.

Rodrygo se tapa el rostro tras lesionarse el 23 de diciembre de 2020, ante el Granada.
Ampliar
Rodrygo se tapa el rostro tras lesionarse el 23 de diciembre de 2020, ante el Granada.AFP

Y se volvió ‘el hombre de los milagros’. Su entrada revolucionó la noche ante el PSG (la remontada empezó sólo 5 minutos después de que supliera a Asensio); su derecha fue la responsable de mandar los cuartos de final, frente al Chelsea, a la prórroga cuando el 0-3 del luminoso mandaba afinar a la orquesta; y de cabeza, certificó la obra culmen: la remontada al City en el tiempo de descuento para forzar otro tiempo extra en semifinales. Pese a todo, no pierde esa inocencia que le caracteriza: “A veces me digo a mí mismo ‘dios mío, he ganado una Champions’. Todavía no me lo puedo creer, en el Madrid y con sólo 21 años. Es difícil de asimilar”.

Ambicioso

Pero lo que le falta, es el once. Derribar de una vez la puerta de acero que le quite la etiqueta de ‘eterna promesa’ y le regale la de ‘indiscutible’. Su modelo a seguir es Vinicius, su ejemplo; mantienen una gran relación personal y en él ve ese modelo de futbolista joven que se volvió un ídolo de blanco. Pero para ello, debe acallar las voces del eterno debate en la banda derecha. Asensio, cuyo futuro a medio plazo sigue siendo una incógnita, parte por detrás suya. El balear, como ha contado AS, acaba contrato esta temporada, pero Ancelotti cuenta con que se quedará y, ya el verano que viene, decidirá. A día de hoy no tiene ninguna oferta de renovación sobre la mesa y, pese a que sí le han llegado propuestas del extranjero, quiere seguir.

Comparativa analítica entre Rodrygo y Valverde.
Ampliar
Comparativa analítica entre Rodrygo y Valverde.BeSoccer

Y ganarse un puesto, porque tiene por delante a Rodrygo y este, a Valverde. El Halcón indomable. “El Valverde extremo no es un gran Valverde, pero es un buen Valverde”, dijo el mismo Fede tras un amistoso en Estados Unidos. Pero para Ancelotti, es el titular. El escogido en todas las grandes noches. Ya jugó las semifinales de Champions ante el City, repitió en la final de Saint-Denis... y jugará este miércoles. El once en Helsinki no tiene ni una incógnita porque Carletto se encargó de despejarlas, confirmando que jugarán los mismos que en París. Es decir, Valverde y no Rodrygo. De momento, el brasileño parte como segundo espada para la banda derecha. Sigue teniendo los mismos deberes de siempre: derrocar y confirmarse. Pero el sazón, este año, es mayor. Y con 62 partidos en el calendario, quiere alzar la voz.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?