NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ATLÉTICO DE MADRID

João pisa fuerte

El portugués termina una pretemporada en la que ha sido diferencial, con la intención de elevarse definitivamente como figura rojiblanca.

Actualizado a
El portugués termina una pretemporada en la que ha sido diferencial, con la intención de elevarse definitivamente como figura rojiblanca.
Fran SantiagoGetty

La historia de João Félix en el Atlético de Madrid es de esas en las que da la sensación continuamente de que lo mejor está por llegar. El portugués derrocha calidad y clarividencia a partes iguales y, si aún no ha “explotado” como rojiblanco todo lo que se le intuye, ha sido en parte, debido a las lesiones. Cuando está bien juega otra cosa, brilla él y hace brillar a quienes le rodean. Todo parece más sencillo cuando sale de sus botas. En esta pretemporada lo ha vuelto a demostrar. Pese a iniciar la estadía en San Rafael tocado (se perdió el primer amistoso en Soria), su rendimiento en las tres pruebas restantes de la pretemporada no ha dejado indiferente a nadie. Tras el buen nivel que ofreció la pasada campaña antes de lesionarse, el Cholo le ha dado galones, y el 7 atlético los ha aprovechado con creces.

En Oslo le bastó media hora de partido para decantar el encuentro. Simeone le sacó en el minuto 59, junto a otros nueve compañeros, y el portugués respondió anotando el gol decisivo en el 86′. Le hace falta muy poco para generar peligro, y así lo ha demostrado en los tres encuentros que ha disputado en lo que va de verano. Más allá del gol y las dos asistencias que ha registrado, lo que más ilusiona a los atléticos son las sensaciones que transmite. Si bien es cierto que otros años su inicio de campaña ha sido, igualmente, notable, al de Viseu se le percibe más hecho. Él mismo ha reconocido en ciertas ocasiones que considera que ha evolucionado mucho desde que llegó, pero al mismo tiempo afirma que todavía no ha tocado techo. “Voy a crecer más”, comentó tras el encuentro ante el United.

En línea ascendente

Turín lo confirmó. Las pinceladas que dejó en el Carranza se convirtieron en firmes trazos ante la Juve. En el nuevo Mirandilla el portugués se vio muy trabado por las continuas faltas del Cádiz, algo que le lastró la temporada pasada, en la que fue el futbolista que más recibía por minuto jugado, una cada 20,77′, por lo que protegerle en esta 2022-23 es una de las prioridades del club. Aunque buscó en todo momento los espacios entre líneas y dejó destellos de su talento, no llegó a deslumbrar como lo haría tres días después en la Ciudad Deportiva de la Vecchia Signora. En suelo italiano el Cholo le volvió a colocar entre los 11 que iniciaron el partido y el ex del Benfica pareció bailar sobre el terreno. En la primera oportunidad que tuvo para hacer daño, dibujó una elegante conducción que culminó dejándole un balón perfecto a Morata para que este batiese a Szczesny. Siempre con la cabeza alta, y siempre eficiente, desbordó todo lo que quiso y fue un auténtico dolor de muelas para Zakaria.

Si algo se le ha visto hacer a João esta pretemporada es disfrutar, y seguramente esa sea la mejor noticia para Simeone. El Cholo sabe que es un jugador diferente y, si todo va según lo previsto, será un indispensable este curso. Inicia su cuarta temporada como colchonero, y lo hace con una competencia que se prevé dura para todos, menos para él. Se ha ganado un hueco en el esquema del argentino, y ofrece, además de gol, algo distinto al equipo, le hace jugar. Este curso puede ser el de su consagración. El Mundial espera y, a sus 22 años, el Menino de Ouro quiere dar el golpe sobre la mesa definitivo. En este primer mes de trabajo ya ha mostrado credenciales.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?