NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

BETIS

Haro: “Un error de cálculo, con 60 millones de pérdidas, nos abliga a apretarnos el cinturón”

El presidente del Betis recuerda que el club “necesita 30 millones de plusvalías para equilibrar el presupuesto”

Actualizado a
Ángel Haro, presidente del Betis, en la sala de prensa del Benito Villamarín. Toni Rodríguez/Diario As

El presidente del Betis, Ángel Haro, desveló unas pérdidas de 60 millones de euros en los dos últimos años. Advirtió en su extensa rueda de prensa que el club necesitará “apretarse el cinturón” con medidas drásticas, bien con el freno en el gasto o la venta de jugadores valiosos del plantel, y precisamente reconoció “un error de cálculo con los ingresos” en el mercado de verano para equilibrar los 30 millones en plusvalías que exigían los presupuestos aprobados en la última Junta de Accionistas. El excelso inicio de curso del grupo de Pellegrini es el arcoíris del inquietante y oscuro panorama en las cuentas. “Pese a todas estas adversidades, miramos el futuro con optimismo. Hemos mejorado la ciudad, deportiva, terminaremos el estadio y tenemos un equipo competitivo para hacer felices a los béticos.”, enfatizó.

La inscripción de todos los jugadores “a dos horas del límite horario”, según puntualizó Haro, también tendrá secuelas en la entidad. Los 6′3 millones avalados por el consejo de administración, principalmente el presidente y su fiel escudero, el vicepresidente José Miguel López Catalán, encamina hacia una inminente ampliación de capital. Haro, con un mensaje tranquilizador a quienes sospechen de un intento de extender su poder en el club de Heliópolis, descartó que la recuperación de sus fondos propios se vayan a convertir en acciones del Betis.

“La forma de recuperar el dinero es que el Betis cumpla con los objetivos y con lo que hemos marcado cumpliendo a rajatable en el artículo 92. Hay dos situaciones que se tienen que arreglar: el limite económico, que ya estamos cumpliendo, y el equilibrio de tesorería, que queremos arreglar de la manera más eficiente para el club. Se podía haber evitado poner el dinero, pero no quisimos hipotecar al club con una gran palanca. No es un éxito, de hecho he calificado la situación como incómodamente satisfechos. Somos responsables de no tener esas plusvalías que también nos las ofrece le control económico mediante varias herramientas, el mercado es el mercado. Se ha demonizado una ampliación de capital y aquí la hemos tenido hace poco, incluso con más demanda que acciones . Si se hace la ampliación de capital no será para diluir al minoritario. Y si se hace será porque los béticos lo quieran en Junta General de accionistas. Mi idea no es capitalizar el dinero que he puesto, es la de recuperarlo, y comprar las acciones que me correspondan”, argumentó.

Su primera apreciación la orientó hacia el rendimiento del equipo. “Estamos incómodamente satisfechos, conseguimos el objetivo del cuerpo técnico de tener una plantilla apropiada para pelear puestos europeos, que sería nuestro tercer año consecutivo, algo inédito en la historia del Betis”, arrancó Haro. “En la Junta General de Accionistas se aprobaron los presupuestos y necesitábamos plusvalías por valor de 30 millones, sólo el 0,3 por ciento de los béticos votaron en contra y eso ha tenido consecuencias en el corto plazo y en el futuro, si no podemos remedio. Vamos a tener que tomar medidas para restablecer el estado patrimonial y económico del club”, avisó.

Subrayó “la continuidad” del equipo que acabó con éxitos la pasada temporada porque “en el fútbol es mejor no tocar lo que funciona”, con una “inversión de 20 millones en fichajes, la mayor desde la pandemia. Tenemos dos delanteros centros de primer nivel y jóvenes como Paul, Édgar, Rodri, que darán un paso adelante y decidimos mantener a las grandes figuras del equipo”.

Haro justificó su falta de explicaciones durante la zozobra del verano: “Ahora entenderán que ha sido un verano duro, difícil, con gran desgaste en lo personal. Tienen que entender que es un mercado que se acaba el 1 de septiembre, habría debilitado al club, en una posición vendedora, ahora es cuando hay que dar explicaciones. En aquel momento nos dedicamos a gestionar. Esperábamos plusvalías para no dar pérdidas. Había jugadores pendientes de inscribir. Como consecuencia de las pérdidas y los dos años sin apenas traspasos, la LFP nos redujo nuestro límite salarial. Se nos aplicó la regla del 1/4 y eso dificultaba mucho la gestión.”.

Soluciones: “Ante esta tesitura que teníamos entre la venta de jugadores por debajo de sus valores, que no aportaban nada, y las palancas, los ingresos por adelantado, muy caras e implicaba hipotecar al club y pasamos al plan C, con la aplicación artículo 92 del control económico. Existe opción capacidad de inscripción adelantando ingresos o beneficios por reducción de la plantilla, es de carácter transitorio como compromiso de restablecer ese 5 por ciento del importe neto de negocios. 6,3 millones de euros depositados por los miembros consejo administración y sumado a las negociaciones contractuales hicieron que a dos horas del plazo se inscribieran a todos los jugadores. No es un éxito, he titulado satisfechos pero incómodos. Somos responsables de no tener esas plusvalías que también nos las ofrece el control económico, el mercado es el mercado”.

Traspasos: “En 2016, cuando entramos, ingresos ordinarios eran de 65 millones, elevamos a 100, con la pandemia bajamos a 80, 120 fueron el año pasado y ahora rebasaremos 130. Hemos multiplicado por dos los ingresos con una pandemia de por medio. Hemos recuperado la senda de crecimiento, incluso mejorado, pero los ingresos extraordinarios han caído de los 100 millones del ejercicio 18/19 a menos de diez la temporada pasada y en ésta a 5. Decidimos mantener el nivel del equipo, es lo apropiado. Nuestros accionistas no perciben dividendos, sino logros deportivos”.

Agradecimientos: “Hemos actuado como socios mayoritarios del club pero no lo somos, 20 por ciento, no son somos los salvadores de nada, dispuestos a trabajar y de manera desinteresada, gracias también aportado miembros, empleados del club trabajado sin descaso con el problema de las inscripciones a la plantilla, Pellegrini y su cuerpo técnico por su comprensión por este mercado que hemos tenido”.

Futuro: “La situación es para estar ocupado, no preocupado. El déficit de dos años de pérdidas, con 60 millones, necesitamos arreglarlo, debemos ser imaginativos y mejorar la tesorería con medio o corto plazo mejorar con bonos corporativos. Nos apretaremos el cinturón, seremos muy rigurosos en materia económica. Es un momento clave para estudiar qué demanda el mercado futuro, habrá que analizar y observar qué requieren los ingleses”.

Plusvalías: “Si los ingresos no eran suficientes y si lo ingresos extraordinario no se producen, no hay manera. Otros clubes han vendido a sus estrellas para rehabilitar su economía. Consideramos que las ofertas no eran suficientes por nuestros jugadores”.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?