NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

BETIS

Bartra tampoco quiere irse del Betis

El central se mostró indeciso tras entrenarse con normalidad esta mañana. La delegación del Trabzonspor le esperó, pero de momento seguirá en Heliópolis.

Actualizado a
Bartra, en el entrenamiento.
Miguel Morenatti

Bartra tampoco está convencido de cambiar de destino. El suspense se prolongó durante todo el viernes, pero ni siquiera la delegación del Trabzonspor, encabezada por su presidente, Ahmet Agaoglu, fue capaz de convencerle en persona en una reunión de varias horas. El catalán, que se entrenó con normalidad en la ciudad deportiva, detalle extraño, había salido con un mar de dudas en su cabeza. Daba marcha atrás y se enrocó en seguir en el Betis, que ya aceleraba la maquinaria para acometer las inscripciones. La activación de Luiz Felipe se frustró.

El Trabzonspor tenía hasta el más mínimo detalle planificado desde la noche del jueves, cuando el catalán dio luz verde al traspaso. A las oficinas turcas llegó el viernes por la mañana el documento de vuelo con el nombre de Bartra y la copia de su pasaporte. Y poco después de la una de la tarde el avión ya había aterrizado en el aeropuerto de San Pablo. En sólo 24 horas, la historia tomó tintes rocambolescos: a principios de semana, no le seducía seguir su carrera en Turquía, después la subida de su ficha con un bendito bono de 500.000 euros le convencieron y esta misma mañana acudió al entrenamiento como uno más, con gestos de complicidad y hasta de despedida con Pellegrini y sus compañeros. No suele ser habitual saltar al césped cuando un traspaso está prácticamente cerrado. La operación había sufrido un frenazo repentino. Pese a todo, es ya indescifrable lo que pueda ocurrir en el futuro con su figura tras este giro de decisiones en sólo dos días.

Bartra, como ocurriera hace unos días con Álex Moreno y su renuncia al Nottingham Forest, no saca del aprieto al Betis, que iba a ingresar casi cinco millones, cantidad que se doblaba con la suma de la ficha que se ahorraba, además de la amortización y otros conceptos. El central, que no aceptó la renovación por dos temporadas con un 20 por ciento de rebaja, tenía apalabrado un suculento contrato: dos temporadas, mínimo, y otra opcional a razón de 2,4 millones netos y medio millón más de la mencionada bonificación. El aliciente cercano de la Champions League influía asimismo en su decisión.

En el Betis insisten en la necesidad de que haya ventas para aliviar las arcas y los límites salariales impuestos por LaLiga. El mercado manda y en Heliópolis dan por hecho que no podrán ser inscritos de cara a la primera jornada Bravo, Guardado, Joaquín, Luiz Felipe, Luiz Henrique ni Willian José. Manuel Pellegrini recapacitó para cambiar pieza por pieza. El chileno tenía en mente abrirle la veda a los capitanes, con Bravo como prioridad, pero finalmente Luiz Felipe sería el primer beneficiado. Les queda aguardar acontecimientos.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?