NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL MADRID

El Castilla cumple 50 años

El 21 de julio de 1972 obtuvo esa denominación, tras ser la AD Plus Ultra. Es el único filial del mundo que ha jugado una final de Copa y una competición europea.

MadridActualizado a
El Castilla cumple 50 años
Diario AS

Bodas de Oro en Madrid: el Castilla cumple, hoy, 50 años de historia. Y en su festejo luce un traje de hitos históricos que lo ensalzan como uno de los mejores filiales de la historia. Ejemplos de ello: es el único que ha jugado una final de Copa (1979-80), que ha jugado en Europa (la Recopa de 1980-81) y que ha ganado un título de Segunda División (1983-84). Por resultados deportivos, es el mejor de España; y por proyección de jugadores, una de las mayores fuentes de creación de talentos del panorama nacional. Actualmente en Primera RFEF, el segundo equipo del Real Madrid sopla sus 50 velas.

Evolución de los escudos del filial del Real Madrid a los largo del Siglo XX. El montaje y diseño pertenece a Futbolteca.
Ampliar
Evolución de los escudos del filial del Real Madrid a los largo del Siglo XX. El montaje y diseño pertenece a Futbolteca.Futbolteca

Cambio de nombre

Y son 50 años... como “Castilla”. Porque el club ya existía antes bajo la denominación Agrupación Deportiva Plus Ultra, con fundación en 1947 y ejerciendo, de manera más indirecta, como filial blanco. Fue el 21 de julio de 1972, bajo el mandato de Santiago Bernabéu, cuando se decidió dar un giro a la situación: el Plus Ultra, entonces en Tercera, se disolvió a causa de los malos resultados deportivos y el Madrid lo adquirió, llamándolo Castilla Club de Fútbol y convirtiéndolo, ya de manera oficial, en su ‘equipo B’. De esta forma, sus primeros pasos fueron en Tercera, donde permaneció hasta su ingreso en 1977 en la novedosa -entonces- Segunda División B. El año de su estreno se proclamó subcampeón, ascendiendo a Segunda en 1978.

Alineación del Castilla Club de Fútbol, durante la temporada 1973-74, aún con el uniforme azul de la AD Plus Ultra.
Ampliar
Alineación del Castilla Club de Fútbol, durante la temporada 1973-74, aún con el uniforme azul de la AD Plus Ultra.Hemeroteca

Un pequeño gigante

Y con esa promoción, el club cambió por completo, dando el pistoletazo de salida a su época más dorada. Por aquel entonces los filiales podían jugar la Copa del Rey (esto quedó prohibido en 1991) y el Castilla tuvo una participación gloriosa que lo llevó hasta una final... ¡Contra el propio Madrid! Fue la temporada 1979-80, una hazaña histórica: nunca ninguno había llegado a jugar una final y, nueva normativa mediante, nunca lo volverá a hacer. En las fases previas se deshizo de Extremadura, Alcorcón y Racing, plantándose en dieciseisavos, donde ya empezó a cruzarse con Primeras.

Y ahí, firmó otro hito: primer equipo ‘no Primera’ en eliminar a cuatro Primeras. La víctima inicial fue el Hércules (perdieron 4-1 fuera de casa y remontaron en Madrid, de manera épica, por 4-0); ya en octavos, cayó el Athletic (tras un tenso 0-0 en Madrid, asaltaron San Mamés con un 1-2); en cuartos fue el turno de otro vasco, la Real Sociedad (con otra remontada; perdieron 2-1 en San Sebastián, pero luego vencieron 2-0 en Madrid); y en semifinales, el Sporting de Gijón (y otra vez, remontando; la derrota por 2-0 en Asturias fue subsanada con un 4-1 en casa).

Alineación del Castilla Club de Fútbol para la final de Copa ante el Real Madrid. A su alrededor, titulares de periódicos.
Ampliar
Alineación del Castilla Club de Fútbol para la final de Copa ante el Real Madrid. A su alrededor, titulares de periódicos.Diario AS

Así, tuvo lugar una final única en la historia: hermano pequeño contra hermano mayor. El Castilla de Juan José García Santos, contra el Real Madrid de Boskov. Ocurrió el 4 de junio de 1980 en un Bernabéu lleno y un corazón dividido. Ganó el Real Madrid con facilidad: 6-1. Pero aquel filial entró en la historia del fútbol español por la puerta grande. AS realizó un reportaje en 2017 con motivo de su aniversario en el cual charló con algunos de sus integrantes: Javier Castañeda, Espinosa, Gallego, Agustín, Cidón, los hermanos Machín, Bernal...

Rumbo a Europa

Aquella final le dio un billete a la Recopa: como el Madrid ya tenía plaza para la Copa de Europa, esta corrió a su filial por haber sido el finalista. Y de esta manera el Castilla se convirtió en el único equipo ‘B’ en toda la historia que ha jugado una competición europea. Su paso por ella, sin embargo, fue fugaz. Entonces no había fase de grupos, se empezaba directamente desde dieciseisavos en cruces eliminatorios, y cayeron contra el West Ham a las primeras de cambio: ganaron en la ida, 3-1, en el Santiago Bernabéu; pero la vuelta fue cruel, pues perdieron 3-1 y ya en la prórroga, les eliminaron con un 5-1.

Como curiosidad: aquel partido se disputó a puerta cerrada, en una sanción sin precedentes en la competición continental. ¿Por qué? Pues porque los aficionados ingleses protagonizaron múltiples altercados durante el partido de ida; tales fueron, que uno de ellos falleció a causa del atropello de un autobús. Los fanáticos del West Ham (tal y como recogen las crónicas de la época), llegaron a orinar a los madridistas desde el primer anfiteatro. El club recibió una sanción de dos partidos y, en un gesto “de buena voluntad”, decidió trasladar la vuelta muy lejos, intentando evitar que cualquiera de sus aficionados pudiera siquiera estar en las inmediaciones: se propuso jugar en Sunderland.

Un cámara graba durante el West Ham 5 - Castilla 1, a puerta cerrada, que liquidó el sueño europeo del filial.
Ampliar
Un cámara graba durante el West Ham 5 - Castilla 1, a puerta cerrada, que liquidó el sueño europeo del filial.Diario AS

El acuerdo parecía total, hasta que el West Ham pegó un giro de 180º y presentó una apelación a su sanción. Esto enfureció tanto a la UEFA que optó por tomar una decisión histórica: no sólo obligarle a jugar a puerta cerrada, sino a hacerlo en su propio estadio, para que se viese su guarida vacía. “Nosotros no tenemos nada que decir, iremos a jugar donde nos manden”, señaló Luis de Carlos, presidente del club, que apostó por mantenerse al margen y acatar lo que los organismos ordenasen.

La Quinta del Buitre

Más allá del amargo adiós, el hito europeo remarcó al Castilla en el mapa, volviéndole un club muy atractivo para centenares de futbolistas, la mayoría jóvenes, que vieron en él un trampolín dorado. De toda la camada de talentos que ha pasado por sus filas, sin duda destaca la Quinta del Buitre. Aquel quinteto de leyendas que representaron Butragueño, Pardeza, Míchel, Sanchís y Martín Vázquez. La Comunidad de Madrid les otorgó el pasado mes de febrero el Premio Internacional del Deporte, que no se entregaba desde 2011 y como reconocimiento a “una generación que modernizó el fútbol español”. Florentino Pérez, presente en el acto, les resumió cariñosamente como “un grupo de canteranos que fueron capaces de revolucionar el fútbol”.

“Era un 17 de febrero de 1981 cuando fui a hacer la prueba en el Real Madrid (Butragueño empezó en el equipo de Aficionados). Tenía 17 años y me acompañó mi padre. Cuando entré en ese vestuario, el de la cantera, vi a Míchel hablando con Ramón Grosso (entrenador del juvenil A), y esa es la primera imagen que tengo. No superé la prueba, pero estaba feliz, porque le iba a poder contar a mis hijos y nietos que un día entrené en la Ciudad Deportiva del Real Madrid. Tras 41 años, estoy aquí. Os veo y siento una profunda gratitud hacia la vida, por lo generosa que ha sido conmigo. Qué honor pertenecer a este club”, dijo Butragueño aquel día; el Buitre es el tercero que más partidos llegó a jugar de blanco (463).

La Quinta del Buitre, de izquierda a derecha: Butragueño, Pardeza, Míchel, Sanchís y Martínez Vázquez.
Ampliar
La Quinta del Buitre, de izquierda a derecha: Butragueño, Pardeza, Míchel, Sanchís y Martínez Vázquez.DIARIO ASDiarioAS

Por detrás de Míchel (559) y Sanchís (710), pero por delante de Martín Vázquez (342). Los cinco crecieron en el filial hasta llegar al primer equipo. Aunque la etapa de Pardeza fue, sin duda, mucho más fugaz: sólo llegó a disputar 34 partidos oficiales con los ‘mayores’. Pese a ser una pieza clave en el Castilla durante toda la temporada 1984-85, el año siguiente salió cedido al Zaragoza. Un año después regresó a la disciplina madridista, para desvincularse definitivamente en 1987 y volver a La Romareda. El apodo de la ‘Quinta del Buitre’ se lo otorgó Julio César, que los llamó así en un artículo para El País. Sólo en el Castilla, Míchel jugó 108 partidos; Butragueño, 65; Pardeza, 56; Martín Vázquez, 14; y Sanchís, el que menos, 10.

La ‘Gran’ Fábrica

Centenares de nombres pasaron, después, por el filial blanco para dar el salto al fútbol de élite. Algunos ejemplos son: Parejo, Rodrigo Moreno, Soldado, Diego López, Casilla, Cheryshev, Carlos Aranda, Riki, Filipe Luis, Juanfran, David Barral, Callejón, Raúl de Tomás, Negredo, Melero, Joselu, Mario Hermoso, Willian José, Casemiro, Leandro Cabrera, Luca Zidane, Ángel, Quini, Rubén Sobrino, Mosquera (jugador con más partidos, 156), Nacho, Alberto Bueno, Adán, Morata (máximo goleador histórico, 83), Ádám Szalai, Burgui, Omar Mascarell, Jesé, Odegaard, Fran García, Diego Llorente, Carvajal, Granero, Borja Valero, Juan Mata, Mariano, Adrián González, Javi García, De La Red, Fabinho, Palanca, Achraf, Juan Esnáider, Julen Lopetegui...

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?