NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL VALLADOLID

Asenjo: “He recobrado una ilusión tremenda al volver a Valladolid”

El portero palentino vuelve a defender la blanquivioleta después de 13 años convencido de que tiene mucho que aportar, empezando por el partido ante su exequipo, el Villarreal.

Actualizado a
Sergio Asenjo, portero del Real Valladolid.
Ignacio Bailador

Sergio Asenjo (Palencia, 28 de junio de 1989) vuelve a sus orígenes. Tras defender la portería del Real Valladolid el sábado ante la Lazio durante la primera parte, afronta con ilusión la nueva temporada que empieza el sábado para los blanquivioletas. Y lo hace con un partido muy especial, ante el Villarreal, su exequipo en las últimas campañas, y el club ante el que debutó en Primera hace 16 años.

Le imagino muy contento e ilusionado ante la temporada que comienza en su regreso a casa y por cómo le ha recibido la afición...

La verdad que es un orgullo volver en un buen momento a nivel personal y profesional. Si yo no me viese preparado para rendir al máximo nivel no estaría aquí, en casa. Ojalá se vea la mejor versión de Sergio Asenjo. Me fui con 20 años, vuelvo con 33, pero con unas ganas inmensas.

¿Qué queda de aquel Sergio que se fue con 20 años?

Era un chaval, tampoco sabía en el mundo que me estaba metiendo, todo me vino a marchas aceleradas, muy rápido. Por fortuna coincidí con un entrenador como Mendilibar, que me dio la oportunidad. Hoy en día no es tan fácil que un técnico le dé la oportunidad a un chaval de 17 años, pero de ese chaval queda la ilusión y añado ahora la responsabilidad y la madurez para conseguir los objetivos en el Real Valladolid.

Esa responsabilidad y madurez se la da el hecho de haber salido para jugar en el Atlético, en el Villarreal, partidos de Champions, de Liga, convocatorias con la selección...

Es un recorrido importante, las lesiones también me han hecho madurar a marchas aceleradas, pero mira.. El otro día un amigo me dijo que estaba a dos partidos de los 300 en Primera. Yo no controlo los datos, pero me lo dijeron y mira. Después de esos contratiempos a nivel de lesión, poder conseguir esa cifra de partidos en Primera, pues es un dato para tener en cuenta y que ese camino sirva ahora tanto para mí a nivel personal y profesional, como para que el club siga creciendo.

¿Las lesiones de rodilla son lo más duro que ha vivido como profesional?

Siempre se dicen que las lesiones nunca llegan en buen momento, pero en mi caso fue así. Dos de ellas fueron en momentos que estaba yendo con la selección, de repente, llegan y te cortan de raíz. Pero bueno, estamos expuesto a ello, en mi caso, quizás más de la cuenta, pero bueno. Está olvidado, lo hablaba con Fran, antes de firmar, que llevaba cinco o seis años sin nada, me habré perdido dos o tres partidos en Villarreal en los últimos años: dos por covid y uno por molestias musculares. Tocamos madera, esperemos que siga así, llevo años en los que estoy muy bien y me veo preparado para competir con Jordi, con Roberto, con Álvaro (Aceves), que lo está haciendo muy bien. Entre los cuatro tenemos que hacer que la portería del Valladolid esté bien cubierta. Yo vengo a jugar el máximo de minutos posibles y desde el respeto y la ilusión, intentar que se vea un buen portero en Valladolid.

08/07/22 ENTRENAMIENTO REAL VALLADOLID PRETEMPORADA ASENJO GRUPO
Ampliar
08/07/22 ENTRENAMIENTO REAL VALLADOLID PRETEMPORADA ASENJO GRUPOPHOTOGENICDiarioAS

La espinita de la selección es la más dolorosa...

Sí, tuve ese momento de que me llamó Del Bosque y, al mes, me rompí la rodilla y después me llamó Lopetegui y, al mes y medio, me volví a lesionar...

Que no le llame Luis Enrique entonces...

(Risas) Bueno, fueron lesiones en momentos muy inoportunos. Cuando estaba a un nivel muy, muy alto. Está olvidado, en carreras tan largas como la mía, con 16 años en Primera, puede suceder, pero bueno esperemos que nos haya servido para mejorar, para aprender y para que se vea un buen portero y una buena persona.

El cambio de chip de luchar por títulos, por entrar en Europa, a empezar pensando en la permanencia, ¿cómo lo lleva?

Es que hay que adaptarse. En Villarreal en una temporada logramos salvarnos a falta de dos partidos y había un plantillón increíble con el que peleábamos por la Europa League. Hay que adaptarse. Yo vengo con muchísima ilusión de lograr el objetivo. En la vida hay que ponerse metas y esta es una de ellas, conseguir que el club siga en Primera para que continué creciendo.

Su vuelta en Liga puede ser, si es titular, ante el Villarreal, su exclub, y el equipo contra el que debutó... ¿Cómo fue?

Me enteré el día anterior porque Mendi me llamó al despacho y me dijo que me iba a dar la oportunidad de jugar. Me fui a Palencia, a dormir con mis padres, y recuerdo que todo salió de maravilla. Recuerdo que le paré un mano a mano a Nihat en el minuto tres o cuatro y la gente me ovacionó y fue un día para el recuerdo, que nunca voy a olvidar y ojalá se pueda repetir en mi regreso a casa.

¿Qué sentimientos le produce el hecho de que el primer partido sea contra el Villarreal?

Veré a compañeros y empleados con los que he estado muchos años, gente que son más que amigos, pero ahora mismo defiendo estos colores y les deseo lo mejor. Es especial porque estuve mucho tiempo allí, hice mi vida en Vila-real, vengo a Valladolid casado y con dos niñas, pero ahora cada uno defiende sus intereses.

De aquel primer partido, ¿sabe usted de que me acuerdo yo?

No.

De Alberto López, al que usted le quitó el puesto, no estaba convocado, y se colocó en el banquillo detrás de su portería imagino que para ayudarle, para darle tranquilidad... me pareció un detalle inmenso...

Alberto para mí fue un referente, alguien muy importante que hizo que yo tuviera esa confianza para poder defender una portería de Primera División. Está claro que si hubiese tenido un compañero más complicado, pues con esa edad hubiese sido más difícil, pero me apoyo en todo, me corregía mil veces en los entrenamientos y es de agradecer. Su trayectoria tanto en la Real como aquí fue impresionante y ese gesto que comentas es difícil de ver hoy en día y él lo hizo.

Del niño que empezó en el San Juanillo, ¿qué queda?

La ilusión por la portería.

¿Siempre quiso ser portero?

Sí, cuando empecé, pues como todos los chavales, jugaba de todo, íbamos rotando, pero cuando me ponía de portero sentía algo especial y se lo dije a mis padres que me apoyaron, me compraron la equipación, los guantes y hasta hoy. El primer día que sienta que salgo a entrenar y no me apetece estar en la portería, lo dejaré, pero a día de hoy he recobrado una ilusión tremenda al volver a Valladolid. Los compañeros me han recibido de una manera espectacular y estoy muy feliz, ilusionado, con ganas de entrenar, de prepararme y de que empiece la Liga.

¿Qué significa Fernando Redondo para usted?

Es la persona que me apoyo desde pequeño, el que confío en mí, el que me dio la oportunidad de saltar a un grande como es el Atlético de Madrid. Sigo en contacto con él y cuando se enteró de mi vuelta me mostró su alegría, él también piensa que es un gran momento para volver. Tengo 33 años y me queda mucho carrete por gasta aquí.

¿Qué espera de la temporada?

No tenemos que olvidar de donde venimos, está claro que yo al Valladolid lo sigo de siempre, estuve muy pendiente la temporada pasada en Segunda, junto a mi padre, porque los dos somos hinchas del Real Valladolid y tenemos que tener humildad, saber de donde venimos. Paso a paso, primer partido ante el Villarreal, tenemos que intentar sumar desde el principio. Las temporadas son muy largas, pero son igual de importantes los partidos de agosto y septiembre que los de abril y mayo. Hay que intentar hacer un bloque sólido, fuerte, convencidos de lo que hacemos, de la idea del míster. Y ojo al papel de la afición, que va a tener un papel muy importante en la consecución del objetivo porque viendo como está el campo, lo que Zorrilla aprieta para bien, ojalá haya esa comunión entre afición y equipo y directiva. Todo eso hará que se consiga el objetivo.

Villarreal, Sevilla, Barcelona para empezar.

Vamos a tener que enfrentarnos a todos. Yo no veo rivales más duros o menos duros. Tengo tanta experiencia que sé que cualquier rival te complica las cosas. Nunca sabes cuando es mejor enfrentarte a estos rivales tan potentes. Seremos once contra once, con humildad, con ganas de hacer las cosas bien se puede ganar a cualquiera y así tenemos que afrontar cada partido.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?