NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

QATAR 2022 | PAÍSES BAJOS

Solo en Qatar

Frenkie de Jong está siendo de lo poco positivo de Países Bajos en los dos primeros partidos. Koopmeiners y Berghuis han jugado a su lado sin suerte.

Actualizado a
Frenkie de Jong, ante Ecuador.
HANNAH MCKAYREUTERS

Frenkie de Jong sabía que llegaba a Qatar como líder de su selección. El juego pasa por él porque así lo quiere, maneja al equipo a su antojo y marca los ritmos de las posesiones. Sin embargo, nunca pensó que estaría tan solo. La posesión (la calidad, no la cantidad, aunque la primera lleve a la segunda) está siendo el punto central del debate en torno a la Oranje en esta primera semana de Mundial.

“Así no seremos campeones”, dijo Van Gaal antes de jugar con Ecuador. Después, Frenkie explicó: “Hemos estado muy mal. Cuando tenemos el balón, podemos hacerlo mucho mejor. No sé por qué jugamos así”. Países Bajos no ha controlado ninguno de los dos partidos. Le ganan la batalla del centro del campo con facilidad. Es tan blando en esta línea que le llegan a zona de peligro con facilidad. Y, sobre todo, cuando quieren crear una ocasión están faltos de ideas.

A De Jong le acompañó Berghuis en el doble pivote del primer partido. Un mediapunta reconvertido a centrocampista en las últimas semanas de competición de clubes. El jugador se vio sobrepasado por la situación, sin ser capaz de generar ventajas a través del pase (especialmente, el pase alto) y las paredes como acostumbra en el Ajax. El experimento no funcionó. Que el mediapunta fuese Gakpo, un atacante, tampoco ayudaba.

Ante Ecuador, fue Koopmeiners la pareja de Frenkie. El del Atalanta tampoco fue un gran amigo en salida de balón, cuando De Jong tenía que bajar para recibir entre centrales y no encontraba a su compañero. Klaassen, mediapunta en este partido, debía servir de apoyo. Al fin y al cabo, era un centrocampista más. Y no apareció.

Aún no se ha comentado la posibilidad de que Van Gaal dé una vuelta a su centro del campo para jugar contra Qatar. Sin embargo, alguno sí pide una vuelta al 4-3-3. En el banquillo espera Marten De Roon, un centrocampista defensivo y el único pivote puro de la convocatoria. También Kenneth Taylor, un joven que ha emergido esta temporada en el Ajax y que puede ofrecer despliegue físico y seguridad en el pase. Mientras, Frenkie de Jong espera una solución.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?