NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ARGENTINA | RAMOS MINGO

Santiago Ramos Mingo, de no cuajar en el Barca a volver a brillar en Argentina

El zaguero, cedido en Defensa y Justicia por el Leuven belga, vuelve a sentirse futbolista en Argentina tras un paso infructuoso por Can Barca.

Actualizado a
Santiago Ramos Mingo, de no cuajar en el Barca a volver a brillar en Argentina

La temporada de Defensa y Justicia está siendo para enmarcar. Clasificado a las semifinales de la Copa Sudamericana, donde tendrá la reválida ante Liga de Quito tras caer en la ida por tres goles, y con un pie y medio en la siguiente fase de la Copa de la Liga Profesional, el Halcón de Varela vive uno de sus mejores momentos deportivos desde la marcha de Sebastián Beccacece. De entro todos los nombres del plantel, uno ha sabido erigirse como un talismán para el equipo, Santiago Ramos Mingo. Surgido de la cantera de Boca Juniors y con un paso infructuoso por el FC Barcelona, el zaguero propiedad del Leuven belga vuelve a sentirse futbolista en su tierra.

Hace no mucho, el futbol argentino recelaba sobre un diamante que estaba creciendo en las filas de Boca Juniors. Santiago Ramos Mingo lo tenía todo para ser el zaguero del futuro de la Albiceleste. El cordobés inclusive llegaría a disputar dos partidos oficiales con la camiseta del Xeneize de la mano de Gustavo Alfaro en 2019, cuando apenas contaba con 18 años. En febrero de 2022 llegaría la oportunidad de su vida, fichando por el FC Barcelona a coste cero. Con una cláusula de superestrella, valorada en 60 millones de euros, el zaguero de 20 años partía al rumbo al Viejo Continente con la idea de hacerse un hueco en el cuadro culé como hicieran antes otros sudamericanos Javier Mascherano o Ronald Araújo.

Sin embargo, la aventura no fue tan color de rosa como esperaba. Ramos Mingo pasó sin pena ni gloria sin inclusive ser considerado por el primer plantel, donde apenas gozó de un par de convocatorias de la mano de Ronald Koeman, para salir libre, otra vez, pero esta vez rumbo a la liga belga, al OH Leuven. En la élite de la Pro League tampoco pudo volver a desarrollar su potencial, teniendo que hacer las maletas para volver a casa y recuperar sensaciones. El destino, un Defensa y Justicia que se ha caracterizado por explotar las cualidades de los jóvenes antes de dar el gran salto, con Enzo Fernández y Lisandro Martínez como grandes exponentes.

La vuelta a casa

Ampliar

A principios de enero se haría oficial la vuelta de Ramos Mingo para, esta vez sí, debutar de manera definitiva en la élite del fútbol argentino. Si bien al principio le costó hacerse con un hueco en las alineaciones de Julio Vaccari, alternando el banco con la titularidad en el primer tramo de la temporada, desde el arranque de la Copa de la Liga el zaguero ha sido inamovible para el técnico. El zurdo se ha destacado como uno de los jugadores más solidos del plantel, ganando casi el 60% de los duelos individuales por partido, y uno de los que mejor toque tienen en la salida del balón, con un acierto del 83% en los pases. Ramos Mingo vuelve a sentirse futbolista para intentar volver a su mejor versión en su vuelta a Europa.