NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

FA CUP | ASTON VILLA 1-CHELSEA 3

Resurrección ‘blue’ en Villa Park

Enzo Fernández, con un golazo de falta, confirmó el triunfo del Chelsea ante el Aston Villa y la clasificación para la 5ª ronda de FA Cup, donde se enfrentará al Leeds United. Nicolas Jackson marcó el 0-2.

Londres (Inglaterra)
Enzo Fernández, jugador del Chelsea, celebra su gol anotado ante el Aston Villa en FA Cup.
Enzo Fernández, jugador del Chelsea, celebra su gol anotado ante el Aston Villa en FA Cup.Catherine IvillGetty Images

Este muerto está muy vivo. El Chelsea, y aún menos Mauricio Pochettino, no las tenían todas consigo en el replay de la 4ª ronda de FA Cup. Tras dos sonrojantes y dolorosas derrotas ante Liverpool (4-1) y Wolverhampton (2-4), los dedos empezaban a apuntar al banquillo local de Stamford Bridge. Incluso desde ‘dentro’ del club. Pero si hay algo que reconforta y cambia dinámicas, al menos en el fútbol, son las victorias. Un triunfo, como el que logró el Chelsea en Villa Park (1-3), que da alas, y vida, al equipo de Mauricio Pochettino. A un Chelsea que, en Birmingham, sí fue el equipo que tanto han ansiado ver los seguidores blues este curso.

Nicolas Jackson, suplente e intrascendente en la Copa de África con Senegal, y Enzo Fernández, cuyo agente salió en AS a desmentir los rumores sobre una posible salida del club, fueron los héroes del conjunto londinense en ‘casa’ de Unai Emery. La cara de preocupación del técnico español era notable cuando se marcharon perdiendo 0-2 al descanso tras los tempraneros tantos de Conor Gallagher y el exdelantero del Villarreal. Pero esta pasó a ser definitivamente un auténtico poema cuando el ‘8′ argentino del Chelsea clavó en la escuadra de la meta defendida por su compatriota un golazo de bandera. Un tanto de falta directa que terminó por ajusticiar al Aston Villa, completamente desdibujado, que solo pudo recortar distancia a través de Moussa Diaby en el tiempo de descuento. Un equipo que apenas había perdido un partido como local en los últimos cuatro meses de competición.

La primera ‘final’ del arduo calendario, y casi definitivo, que debería afrontar el equipo de Mauricio Pochettino antes de la final de Carabao Cup ante el Liverpool la resuelve con una victoria de enjundia. Posiblemente, la más importante de la temporada. Por momento, rival y forma. Ahora los blues deberán medirse, lejos de Stamford Bridge, a Crystal Palace y Manchester City antes de visitar Wembley. No obstante, lo harán con la tranquilidad de haber sacado el billete para la 5ª ronda de FA Cup –se enfrentarán al Leeds United– y con la figura de su técnico reforzada a su paso por Birmingham, cuya visita fue durante tantos meses una cita con el dentista y los blues terminaron convirtiendo en un ‘masaje’.

¡Este sí es el Chelsea!

El contexto con el que llegaban los blues al partido, así como el ambiente enfervorecido que se encontraron los pupilos de Mauricio Pochettino en Villa Park, no era el más propicio. Menos aún cuando el cuadro local empezó haciendo daño al Chelsea por el costado zurdo de su ataque y generando las primeras dudas en defensa. Sin embargo, lo que muchos no esperaban es que el conjunto londinense encarrilase la eliminatoria copera con una actuación de 45 minutos pocas veces este curso, aún teniendo jugadores para protagonizarlas casi cada fin de semana.

Tras una jugada personal de Nicolas Jackson a los 11 minutos de partido, Conor Gallagher la puso en la escuadra asistido por Noni Madueke. Primer zarpazo, y sorpresa, de los blues en la primera mitad, pero no el último. Si el extremo inglés se pasó todo el primer tiempo haciendo estragos por la banda diestra con sus potentes zancada y conducción, aún más daño hizo el exdelantero del Villarreal desde el interior del área.

La vuelta de Nicolas Jackson de la Copa de África ha caído como agua de mayo en las filas londinenses. El senegalés, criticado durante buena parte de la temporada a pesar de sumar ocho goles y dos asistencias en 24 partidos, cabeceó a la perfección el centro de Malo Gusto al corazón del área. El equipo de Unai Emery estaba dejando muchos espacios a su rival para correr y llegar casi sin oposición hasta el área del ‘Dibu’ Martínez, y el Chelsea no desaprovechó la oportunidad.

Enzo hace arte

En Villa Park, Enzo Fernández había ‘robado’ la camiseta de Cole Palmer como motor y generador de juego del Chelsea. Y es que, cuando el argentino está enchufado, los blues carburan. Eso sí, a la hora de la verdad, el ‘8′ se enfundó su propia elástica y la sacó a relucir. No era para menos.

Apenas 10 minutos después de inaugurarse el segundo tiempo, y en una falta que él mismo había provocado, Enzo Fernández decidió aumentar la ventaja de su equipo con una obra de arte. Un lanzamiento de falta que el ‘Dibu’ Martínez fue capaz de rozar pero no atajar, teledirigido a la mismísima escuadra, puso el 0-3 en el marcador del feudo de Birmingham. El campeón del mundo se quitó la camiseta, enseñó su dorsal y señaló el césped. Sí, ahí es donde Enzo Fernández había marcado un golazo. Su camiseta que terminó en manos de Nicolas Jackson, quien también la mostró a la cámara.

El bloque bajo del Chelsea tras la sentencia del centrocampista argentino dio lugar a un Aston Villa más ofensivo pero igual de inocuo, así como a la mejor versión de Axel Disasi. El francés salvó un gol y realizó varias intervenciones defensivas de mucho mérito. Álex Moreno rozó el tanto de la esperanza local, pero finalmente fue Moussa Diaby, en el minuto 91, quien se adjudicó el tanto del honor para los villans. El equipo de Unai Emery, casi irreconocible, se quedaba fuera del histórico torneo copero.

El Nottingham pasa en los penaltis y se cita con el United en octavos

Después de empatar sin goles en el primer encuentro de la cuarta ronda de la Copa de Inglaterra, el Nottingham Forest y el Bristol City resolvieron su pase a los octavos de final de la Copa de Inglaterra de fútbol desde el punto de penalti con victoria para los primeros tras firmar tablas (1-1) en los 120 minutos de juego. Fue necesaria la tanda de penaltis para dar un ganador y este fue el Nottingham Forest, que se enfrentará en octavos de final del Manchester United.

Sólo se vieron dos tantos y ambos en el primer cuarto de hora. El primero, obra de Divock Origi a los ocho minutos, sirvió para que el Nottingahm Forest abriera el marcador. Después, el equipo de Nuno Espírito Santo no pudo evitar el tanto del empate al cuarto de hora, obra de Jason Knight, tras rematar a placer un centro de Haydon Roberts. Después, sin goles en la segunda parte y en la prórroga, el fallo de Samuel Bell desde los once metros, y los aciertos de Gibbs-White, Hudson-Odoi, Williams, Niakhate y Awoniyi, clasificaron al Nottingham Forest para la siguiente fase de la Copa de Inglaterra.