NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

PORTUGAL

El renacer de David Neres

El extremo brasileño ha logrado hacerse un hueco en las alineaciones del Benfica. Esta temporada podría ser clave en la carrera del paulista.

Actualizado a
LODZ, POLAND - AUGUST 17: David Neres of SL Benfica fights for the ball during Dynamo Kyiv v SL Benfica - UEFA Champions League Play-Off First Leg at LKS Stadium on August 17, 2022 in Lodz. (Photo by Adam Nurkiewicz/Getty Images)
Adam NurkiewiczGetty

La carrera de David Neres parece haberse reconducido. Su llegada a la capital de Portugal ha evolucionado en un renacer en el juego del brasileño, desaparecido durante casi dos años desde que sorprendiera a Europa en el Ajax. La guerra truncó su paso por el Shakhtar de Donetsk ucraniano. Ahora el jugador es un fijo en los esquemas de Roger Schimdt.

El desembarco en el Da Luz ha hecho que el mejor Neres vuelva a deslumbrar, valga la redundancia con el templo de ‘las águilas’. Su fichaje por el equipo lisboeta tardó en fraguarse, oyendo cantos de sirena procedente de la Juventus, pero finalmente terminó decantándose por el proyecto del histórico equipo portugés, convencido en volver a dominar con mano de hierro en la Liga NOS. Con Roger Schimdt a los mandos del equipo, el entrenador teutón ha logrado darle un reconducir a un Neres venido a menos.

La Champions, su competición fetiche y donde logró entrar en el radar de los grandes de Europa con el Ajax, parece haberle devuelto la ilusión. El extremo ha logrado dar tres asistencias en los dos partidos que ha disputado con los portugueses, siendo clave en el encuentro contra el Dinamo de Kiev, en esta fase previa del torneo. Roger Schimdt parece haberle dado cabida en el once, jugando por la derecha a pierna cambiada con tendencia a tirar diagonales al corazón del área. Con Neres, conocido por su gran desborde, regate, capacidad de asociación y visión de juego, el Benfica parece haber encontrado en él al reemplazo ideal de Éverton, vendido al Flamengo tras no lograr demostrar todo el potencial que se esperaba.

Llegada complicada

El fichaje de Neres por el Benfica no fue para nada sencillo. El jugador venía de estar casi cinco meses parado sin jugar ninguna competición. El pasado mes de enero se hacía oficial su cesión al Shakhtar ucraniano, al que llegaba con la batuta de estrella tras ir de más a menos en el Ajax. Con el estallido de la guerra, el jugador se quedó sin la opción de poder tener un bagaje competitivo, pero aun así demostró estar listo para el juego.

Con el mercado de fichajes abierto, varios equipos se postularon para hacerse con sus servicios. El Benfica fue el que más ímpetu puso a la hora de demostrar su interés, teniendo contacto continuo con su círculo. El jugador sabía dónde quería jugar, a pesar de una llamada a última hora procedente de Italia. La Juve veía en él al suplente perfecto de Chiesa, pero el brasileño quería sentirse importante. Ahora, en Portugal, la samba vuelve a sonreír.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?