NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA
Finalizado

BRASIL 3-0 VENEZUELA | SUDAMERICANO SUB20

Brasil baila con su camada de oro en busca del Sudamericano

Victoria cómoda de Brasil para matar a Venezuela. Con goles de Vitor Roque, Pedrinho y Andrey Santos, la ‘Canarinha’ deja su candidatura para el Sudamericano sub20.

Actualizado a
Brazil's Vitor Roque celebrates after scoring against Venezuela during the South American U-20 championship football match at the Metropolitano de Techo stadium in Bogota, Colombia on February 3, 2023. (Photo by JUAN PABLO PINO / AFP)
Brazil's Vitor Roque celebrates after scoring against Venezuela during the South American U-20 championship football match at the Metropolitano de Techo stadium in Bogota, Colombia on February 3, 2023. (Photo by JUAN PABLO PINO / AFP)JUAN PABLO PINOAFP

Brasil baila al compás de Vitor Roque, Andrey Santos y la aparición estelar de Pedrinho en la goleada ante Venezuela. La Vinotinto fue de más a menos en el partido, llegando a colocar a Brasil contra las cuerdas, pero terminaría por sucumbir ante la samba de la ‘Canarinha’. Los de Menezes ya son líderes del hexagonal, empatado a seis puntos junto con Uruguay, y deja su candidatura para llevarse a Brasilia el Sudamericano sub20.

Coloccini marcó claro el juego desde el primer minuto. Brasil era un rival más y no era infalible. El técnico argentino lo tenía claro, la mejor baza para los suyos era paliar el efecto Vitor Roque, goleador del torneo. Para parar a la ‘bestia’ el argentino se encargaría de utilizaar un marcaje casi al hombre. Poco a poco Brasil fue cediendo terreno ante una envalentonada Vinotinto. Venezuela empezaba a coger ritmo en el partido, obligando a la ‘Canarinha’ a jugar por el centro ante la imposibilidad de poder desplegar el poderío de sus bandas, el bloque bajo de Coloccini fue clave en el primer tiempo.

A los 25′ el choque ya era totalmente venezolano, teniendo muchas de las ocasiones más claras hasta l momento, pero chocando con el muro Mycael. El arquero tuvo que esmerarse para evitar la debacle verdeamarela tras sacarle el remate de cabeza a Kelsy, superando en su marca a Patryck, con una palomita. La primera mitad solo fue un espejismo de lo que no era Brasil. Venezuela dominó, pero no pudo cerrar un gol que hubiera cambiado el partido y, a la larga, lo notó.

Con el inicio del segundo tiempo Brasil enseñó su verdadera cara. Apenas dos minutos tardó Vitor Roque en dar el primer aviso a una Vinotinto adormecida aún, fallando casi a puerta vacía tras una sensacional jugada de Biro. Sin embargo, el portentoso ‘killer’ abriría el marcador casi en la jugada subsiguiente. Tras ganarle la espalda y meter la séptima marcha a su defensor, el subcampeón de la Libertadores abrió la lata con un tiro picado a Benítez a pase de Marlon. Brasil carburaba y la fiesta no hacía más que empezar.

Venezuela comenzó a achacar entonces el desgaste físico, pero tiraría de pasión para intentar, sin éxito, devolver las tablas al marcador. Una actuación soberbia de Renan, prospecto muy seguido de cerca por el Real Madrid, desbarataría una y otra vez las intentonas venezolanas, quitándole un gol cantado a Kelsy a los 75′. A Menezes no le tembló el pulso y decidió mover el banquillo para darle aire fresco a su equipo, que a la postre demostraría que el estratega dio con la tecla.

La entrada de Pedrinho y André dio alas a la ‘Canarinha’. Los revulsivos del de Rio Grande terminarían por darle la victoria a la pentacampeona con una asistencia del segundo para que el primero batiera a Benítez con un trallazo pegado al palo. La acción de Vitor Roque fue clave en la jugada, anclando a casi toda la zaga para la entrada en segunda línea y remate a placer de Pedrinho. Brasil no paraba de bailar mientras que Venezuela veía sus esperanzas caer en saco roto. En el último minuto del tiempo reglamentario Andrey Santos se las ingeniaría para unirse a la fiesta. El flamante fichaje del Chelsea se aprovecharía de un mal despeje de la zaga venezolana para que Benítez tuviera que volver a recoger el balón de sus redes. La nueva generación de Brasil mete miedo, mientras que muchos grandes del viejo continente comenzarán una pelea encarnizada por ver quién se lleva a esta camada de oro. Brasil baila al son de Vitor Roque y Andrey Santos.