NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL MURCIA

El triunfo de Molina y Simón

El ascenso es un refuerzo al trabajo del director deportivo y entrenador, cuestionados durante todo el curso y que han sufrido las injerencias en la parcela deportiva del presidente, Agustín Ramos.

Actualizado a
El triunfo de Molina y Simón
Real Murcia

Con el pitido final y el ascenso en la mano, lo primero que hizo Mario Simón fue soltar toda la presión que sufrió durante todo el año. No ha sido una temporada fácil para el técnico grana, ni tampoco para Manolo Molina, director deportivo y su valedor y defensor. Los dos han estado cuestionados durante todo el curso e incluso el técnico estuvo en más de una ocasión con un pie y medio fuera del club. Todo por las intromisiones de Agustín Ramos, presidente, en la parcela deportiva junto a su amigo y consejero Antonio Pedreño.

Manolo Molina, que apostó por Mario Simón para el banquillo, no era un hombre de confianza de Ramos, que se que se 'encontró' con el director deportivo cuando llegó a Nueva Condomina. El actual presidente y máximo accionista aterrizó acompañado por Pedreño, que había estado con él en su aventura en el Racing Murcia y al que considera una figura clave. En el mercado invernal, el poder de ambos chocó los intereses del director deportivo y entrenador en el fichaje de Royston Drenthe, al que habían tenido en el Racing Murcia y al que 'propuso' por "la falta de gol del equipo". A pesar de las negativas de la parcela deportiva, el ex del Real Madrid se vistió de grana. No sólo con palabras Simón reconoció que no era un futbolista de su agrado, también con hechos ya que Drenthe apenas ha tenido protagonismo.

Tras el choque ante el Hércules CF en el Rico Pérez (3-0), Mario Simón estaba sentenciado. La negativa de Molina al despido al entrenador ganó la partida en esta ocasión, pero volvió a ocurrir lo mismo poco después. Por fortuna para Simón los resultados le iban salvando, mientras que desde la zona noble esperaban algún tropiezo para volver a dudar sobre su continuidad.

Antes del playoff, Manolo Molina renovó su vinculación con el Real Murcia y tras la conclusión del choque Agustín Ramos confirmó la continuidad de Mario Simón. Ambos, con uno presupuesto por debajo de muchos equipos del Grupo V, han logrado el objetivo marcado al inicio de curso. Las dudas están ahora si para el futuro tendrán plena independencia para perfilar el nuevo proyecto en Primera RFEF o de nuevo verán como el presidente y su entorno, que están haciendo una labor notable en el apartado económico, también quieren ‘opinar’ en el terreno deportivo como hicieron con Drenthe.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?