NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

FINAL CAHMPIONS | LIVERPOOL 0- REAL MADRID 1

Aprobados y suspensos del Madrid contra el Liverpool: Courtois voló hasta la 14

El portero belga fue el héroe de la Decimocuarta, paradones a Salah de todos los colores. Vinicius marcó el tanto que le mete en la historia del Madrid.

Actualizado a

Al Madrid de los milagros le faltaba uno, el final, el de la Decimocuarta. Y los milagros son cosas de santos. Como Thibaut Courtois, un gigante que fue en París aún más grande de lo que marcan sus casi dos metros. Mané y Salah soñarán con él. Como todo Liverpool, que se le echó encima por sus declaraciones acerca de los lados de la historia. Ha dejado claro que ahora está en el de los ganadores. Y Vinicius recibió el merecido premio a su año de ascenso a la élite. El gol lleva su firma. El 1-0 que le entregó Valverde. La Champions de Benzema y Modric, con permiso de Rodrygo, la finiquitaron Courtois y Vinicius.

Courtois

Un muro. Un héroe. Ser portero en la élite es profesión de riesgo y pocos lo mitigan como Courtois. Con el Liverpool volcado y mordiendo, ahí estuvo el de Bree. Primero a contrapié, en un disparo casi a bocajarro de Salah. Y luego, la parada. A los 20 minutos, estiró sus 199 centímetros para mandar al palo un disparo que olía a 1-0 de Mané. En la segunda parte, ya con la victoria momentánea, realizó dos paradones a Salah en poco más de cinco minutos. Y el recital siguió y siguió. En el 82' fue pesadilla del egipcio de nuevo. Si en lugar de ser el Stade de France es un pabellón NBA, se hubiera escuchado el grito de "MVP, MVP".

Carvajal

Complicado bailar con uno de los futbolistas más en forma del momento, como es Luis Díaz. En los duelos individuales dio la talla. En parte, gracias a la gran ayuda de Valverde para forzar dos contra uno. Tuvo tres fallos sacando el balón que pudieron costar un disgusto en los primeros minutos, pero terminó el choque con el tanque a tope y ganando en solidez. Inconmensurable al corte cuando más apretaba el Liverpool y demuestra que ha terminado el curso con la batería a tope.

Militao

No fue un partido donde hubiera que imponer el juego aéreo que el brasileño domina. Tocaba anticiparse a las balas rojas, que no paraban de permutar posiciones. A pesar de algún problema, Militao estuvo muy sólido, enterrando las dudas del último mes. Cuando no le sacaron de posición, fue un cerrojo en los uno contra uno. Sufrió más a la hora de sacar el balón jugado ante la presión del Liverpool.

Alaba

El austríaco tenía la misión de torear la primera línea de presión rival y le costó. No pudo imponer su buen pie y el Madrid abusó en demasía del balón largo. Su asociación con Kroos no fue la de las mejores noches. En defensa logró tapiar el centro junto a Militao, llegando la mayor parte del peligro desde las bandas.

Mendy

Su misión fue defender, defender y defender. Y lo hizo. Una pegatina cuando se trata de aguantar las embestidas de su par. El problema, que ese par era Alexander-Arnold, el mayor centrador de la Champions y con un guante en su pie derecho. No pudo minimizar sus envíos ni tampoco sumarse al ataque. Bastante tenía con aguantar a Salah por dentro y Trent por fuera. Erró en los minutos finales al tratar de contener al extremo egipcio, que le superó dentro del área y obligó a Courtois a salvar al equipo.

Kroos

Muy superado por el primer arreón físico del Liverpool. En esa batalla de músculo, Kroos no brilla. Con el avance de los minutos, el Madrid se desencorsetó, pero más por brega y corazón que juego encadenado. No pudo dormir la presión de la sala de máquinas rival a través de la posesión, puesto que siempre había una pierna roja cuando intentaba dar pausa y los pases fueron demasiado horizontales. Eso sí, su precisión, indiscutible, con un 93% de acierto.

Casemiro

Casemiro estuvo muy solo al principio, puesto que ni Modric ni Kroos tuvieron su mejor noche defensiva. Pero el brasileño se encargó de bregar. Ganó 13 de los 16 duelos en los que estuvo implicado, con un pleno (5/5) en el juego aéreo. Interceptó tres balones y realizó cuatro entradas exitosas. En la construcción estuvo menos preciso, puesto que Fabinho y compañía también estuvieron incisivos a la hora de morder en la salida blanca.

Modric

Poca presencia de Modric. Corrió y corrió, pero no tuvo la incidencia a la que acostumbra. De los tres centrocampistas, fue el que menos balon tocó y no guardó ningún truco de magia como en otras noches. Su final no habrá sido de nota, pero su Champions es de sobresaliente. Ceballos entró por Luka a última hora.

Valverde

La única incógnita del once era Valverde o Rodrygo. Aunque toco apuntaba que sería el charrúa el elegido. Con él, hay extremo, volante y lateral derecho, si es necesario. Ayudó a Carvajal lo que pudo. Su mayor aportación apareció cuando el campo se abrió. Ahí se impuso su zancada y sus tres pulmones con una cabalgada cuyo centro-chut acabó en el pie de Vinicius. Dejó su lugar en el campo a Camavinga en los minutos finales.

Benzema

No fue su noche. Marcó su gol número 16 de la Champions tras un rechace, pero el VAR lo anuló. Muy polémico. Si hubiera estado más rápido tras un control sensacional, hubiera evitado revisiones pues tenía una gran ocasión para abrir la lata ante Alisson. En la segunda parte no se vio al Karim imparable y omnipresente de casi todas las noches. Pero no importó, ya se encargaron sus compañeros de terminar su trabajo.

Vinicius

Premio a su temporada de consagración. Siempre Konaté como asistente de Alexander-Arnold y con Henderson rondando. Lanzó un centro envenenadísimo que fue el primer acercamiento blanco en medio de los mejores minutos del Liverpool. Un tuya-mía con Benzema acabó en caño de Vini. Y entró en la historia del Madrid. Como Mijatovic, como Ramos, como Bale. Un centro-chut de Valverde cruzó el área hasta el lugar donde estaba Vinicius, que con la derecha la empujó. Héroe de la Decimocuarta.

También jugaron

Camavinga

Apenas tuvo tiempo de incidir en el partido. Ayudó en los minutos finales a aguantar las embestidas a la desperada.

Ceballos

Tuvo la oportunidad de matar el partido en una contra, donde tenía solo a Vinicius. Pero no consiguió encontrar al brasileño.

Rodrygo

El último en salir, y para perder tiempo. Héroe en otras noches, dejó la capa a su amigo Vinicius y, sobre todo, a Courtois.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?