NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL MADRID

El Madrid de los milagros busca el último en París

Ancelotti tiene a la plantilla en un ‘chateau’ a 41 kilómetros de la ciudad. Florentino lideró la expedición. Benzema y Modric, los más aclamados al llegar... y hubo recordatorios a Mbappé.

Actualizado a
Vinicius y Militao, en el viaje del Real Madrid a París para la final de la Champions.
REALMADRID.COM

París bien vale una misa y ganar una Champions mañana en la capital francesa bien merece un esfuerzo para tener concentración máxima. El Real Madrid se desplazó ayer a la ciudad de la luz tras el último entrenamiento en Valdebebas y lo hizo para establecerse en su cuartel general hasta la final, un chateau histórico en Chantilly a 41 kilómetros de la ruidosa urbanidad parisina. Ancelotti no quiere algarabías; la tranquilidad, como diría aquel, es lo que más valora...

El italiano entregó la lista definitiva para el órdago contra el Liverpool con toda la plantilla al completo. No es un gesto ceremonial o un premio, a diferencia de Klopp que tiene un ojo en su enfermería, Carletto cuenta con todos sus efectivos, incluidos Alaba y Bale. Al frente de la amplia comitiva madridista, Florentino Pérez. El presidente blanco se subió al avión el primero, con la sonrisa de las grandes citas europeas que tanto ponen al Real Madrid y mostrándose especialmente cariñoso con Ancelotti y su futbolista talismán, Benzema. Un trayecto en el que Modric estuvo pendiente de Alaba, el último de los titulares en recuperarse para la causa blanca en París, y con el clan brasileño marcando estilo en los accesorios. Las llamativas gafas de sol que lucieron Vinicius y Marcelo fueron muy comentadas especialmente en redes sociales. Un trayecto de apenas hora y 45 minutos hasta el Charles de Gaulle y de allí, en dos autobuses escoltados por gendarmes (el grueso de las familias y amigos de la plantilla -cada jugador recibió 50 entradas para la final- llegará hoy) para evitar los infernales colapsos del tráfico parisino.

Florentino fue cariñoso con Benzema a la salida del avión del Madrid.
Ampliar
Florentino fue cariñoso con Benzema a la salida del avión del Madrid.REALMADRID.COM

"¡Dónde está Mbappé!"

Una vez en Chantilly, cerca de doscientos madridistas se arremolinaron tras el vetusto arco semiderruido que da paso al imponente castillo. Modric y Benzema fueron los más aclamados y hasta algún “¡Cómo no te voy a querer!” adornó sonoramente el pie a tierra de los blancos. La anécdota fueron dos viandantes, presumiblemente aficionados del PSG, que gritaron un par de furtivos y veloces (por si acaso) “¡Dónde está Mbappé! ¡Dónde está Mbappé!” antes de perderse entre la multitud. Un dedo en la llaga blanca que no pasó a mayores. Fue la única leve alteración a esa tranquilidad y paz en un majestuoso hotel que está literalmente pegado a un hipódromo y flanqueado por lagos con patos. De postal.

Un entorno idílico que contrasta con el del Liverpool, que se alojará desde hoy en un hotel de cuatro estrellas en el barrio céntrico de La Defense, y con el asalto a las carteras de los fans madridistas (y del Liverpool) en las diferentes zonas del centro de la París, donde ahora mismo la ocupación hotelera es del 88 por ciento (casi un 20% más de lo habitual en estas fechas del año), con cifras históricas para los hosteleros y precios por habitaciones en alojamientos de tres estrellas que superan los mil euros la noche. También están en ello los reventas, aunque el sistema de entradas para la final haya sido refinado por UEFA hasta el punto de que los tickets son nominales y sólo pueden ser usados en una app de móvil que exige registro y ha de ser mostrada en las puertas del Stade de France. Aún así, ayer se podían ver inequívocos movimientos en torno a los aficionados que acudían a las fan zones con carteles solicitando entradas para mañana.

Nuevo balón para la final y con mensaje

Un partido para el que se siguen ultimando detalles, que van desde el color de las equipaciones (no habrá intervenciones del márketing, el Madrid irá de blanco y el Liverpool de su habitual rojo pasión) a la llegada de los balones especiales para el partido, para los que Adidas ha diseñado un color más claro y una alusión a la invasión rusa de Ucrania que alteró el escenario de la final llevándolo de San Petersburgo a París. Las pelotas que se emplearán contienen el mensaje ‘Paz’ en inglés y ucranio.

Los aficionados corearon el nombre de Benzema a la llegada del Madrid a su hotel en Chantilly.
Ampliar
Los aficionados corearon el nombre de Benzema a la llegada del Madrid a su hotel en Chantilly.JESUS ALVAREZ ORIHUELA

Podrán catarlo los jugadores en las sesiones de hoy. El Liverpool, que ejerce como local, pisará el estadio de Saint Denis el primero a las 17:30 horas y el Madrid lo hará justo dos horas después, intercaladas ambas sesiones con las comparecencias de Prensa de Ancelotti, Klopp y dos futbolistas de cada plantel.

París es el último trayecto en el tren de un equipo, el madridista, que empezó con aquella remontada al PSG de la silla de Alaba, siguió con la resurrección ante el Chelsea y el Rodrygazo al Manchester City. Y con Ancelotti, el protector de este grupo, en su quinta final de una Champions. El Madrid de los milagros europeos buscará el último, este sábado, cuando más vale.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?