NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

LEGANÉS

El Leganés, a seis puntos de su marca más baja desde 2015

Los de Nafti tendrían que sumar dos victorias más para igualar los 56 puntos que sumó el Lega hace siete años. Aquella fue la campaña más pobre tras el retorno al fútbol profesional.

Actualizado a
El Leganés debería ser líder de la ‘Liga Nafti’ para luchar por playoff
Juan AguadoDIARIO AS

El Leganés necesita sumar seis puntos de los nueve que están en liza si no quiere que la actual temporada sea la peor de los blanquiazules desde su regreso al fútbol profesional, allá por 2014. Un año después el equipo entonces dirigido por Asier Garitano, el mismo técnico con el que comenzó la vigente campaña, acumuló 56 puntos para acabar décimo. Ese fue el curso con una puntuación más baja en Segunda de los tres que ha disputado desde entonces el Leganés. Los otros cuatro los jugó en Primera División. Ahora, con 50 puntos en total, el Lega ha zanjado la salvación, pero con altas probabilidades de acabar, efectivamente, con menos puntuación que la conseguida por el equipo en aquella campaña 2014-2015.

La hazaña, la de igualar al menos lo conseguido hace siete años, está complicado porque el Leganés tiene un calendario para cerrar la temporada más que empinado ante Eibar (2º), Ponferradina (7º) y Almería (1º). Tres equipos que se disputarán el ascenso a Primera División mientras que el Leganés tendrá sólo en liza el honor de hacer un buen cierre. Algo que entonces, hace siete años, sí que fue motivamente suficiente como para que el Leganés cerrara con total garantía el curso pese a que ya no tenía apenas nada en juego en los últimos encuentros.

Competitividad en ascenso

De hecho, los tres últimos partidos acabaron con empate a uno ante Osasuna (y gresca en el túnel de vestuarios de Butarque por la alta competitividad pepinera frente a un rival que también se jugaba el ascenso), un 2-5 ante el Barça B (en aquel equipo militaba Palencia, ahora blanquiazul) y un empate a dos ante el Zaragoza (los maños también se estaban jugando estar en el playoff de ascenso).

Ahora el Leganés camina en una senda (por ahora) diferente, con más tropiezos que buenos partidos: en las últimas 9 jornadas sólo ha sido capaz de ganar dos encuentros. Los otros siete terminaron en empate (cuatro) y derrota (tres) Eso sí, al menos ahora los blanquiazules encadenan tres choque sin caer en una racha que ha dignificado el final de campeonato que, se intuía, iba camino de ser mucho peor. Claro que no tanto como el inicio de curso.

El origen del frenazo

Son sólo 10 puntos de 39 posibles, el Leganés precisamente dirigido por Asier Garitano se zambulló en los puestos de descenso con inusitada frecuencia para el currículum de los pepineros y del propio técnico de Bergara, quien en sus cinco campañas y media anteriores sólo había visitado en dos jornadas los puestos de descenso de cualquiera de las categorías en las que disputó.

Fue precisamente ese comienzo tan errático el que ya ha condenado buena parte del resto de la temporada y, sobre todo, las opciones de disputar el playoff de ascenso, verdadero objetivo del Leganés en esta campaña. De hecho, las cuentas reveladas por AS demuestran lo complejo de la gesta para el proyecto Nafti. El Leganés debería haber sido el mejor equipo de Segunda División desde la llegada del franco-tunecino para haber estado en condiciones de disputar la promoción de ascenso en este final de temporada.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?