NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

FINAL COPA DEL REY | BETIS 1 (5) - VALENCIA 1 (4)

Aprobados y suspensos del Valencia: Unos héroes caídos en combate

Los jugadores valencianistas no pudieron culminar su gran partido ganando en la tanda de penaltis. Todos dieron lo máximo, pero no pudo ser.

Actualizado a

Mamardashvili: Inconmensurable. Sus paradas mantuvieron con vida al Valencia en todo momento. Primero interviniendo tras un regalo de Diakhaby para que Iglesias no llegara, posteriormente con una parada con el pie a Fekir en un remate en el que el francés estaba completamente solo y finalmente, ya en el 90, a un disparo de Juanmi al primer palo en el que metió una manopla de época. Se quedó a un centímetro de pararle el penalti a Joaquín.

Foulquier: Partidazo del de Guadalupe, ya no solo en defensa sino especialmente en ataque donde tuvo gasolina para realizar interminables cabalgadas en las que sin realizar florituras ni regates, dejaba a defensas béticos a sus espaldas. Defensivamente padeció menos que Gayà, si bien el Betis volcó menos su ataque por su costado. Fue cambiado en la prórroga completamente fundido.

Alderete: Oficio hasta decir basta. Su partido consistió en cuerpear con Borja Iglesias y ver quien de los dos salía victorioso de esa particular batalla para tener ventaja en las carreras a los espacios. En la mayoría de ocasiones salió él vencedor y en las que perdió en el cuerpeo, fue capaz de corregir su posición en velocidad para evitar infortunios.

Paulista: Entró al terreno de juego pasado de revoluciones y se le notó la inactividad. Nada más comenzar vio la amarilla por arrearle un manotazo a Iglesias y posteriormente midió muy mal en el tanto del Panda, que pudo rematar a placer tras el tanto de Gabi. Sin embargo, lejos de hundirse se vino arriba y comenzó a liderar desde la zaga a sus compañeros, a estar veloz frente a los delanteros verdiblancos y a realizar acciones salvadoras, como el blocaje a un disparo desde dentro del área a Juanmi. Hasta se atrevió con un disparo desde lejos como marcó ante el Mallorca, pero se le marchó alto.

Diakhaby: Muy sobrio, el que más de los tres centrales. Se hartó a cuerpear con Borja Iglesias y Fekir y en la mayoría de acciones salió victorioso pese a la entidad de los rvales. Además, estuvo atentísimo para corregir la espalda de sus compañeros cuando los verdiblancos jugaban en largo. Tuvo uno de sus habituales errores tontos al ceder imprudentemente el cuero a Mamardashvili con Borja Iglesias al acecho, pero por suerte el georgiano intervino bien.

Gayà: Sufrió con la velocidad de Bellerín, que precisamente le ganó a la carrera en la acción del primer tanto para generarse espacio para asistir a placer. Aun así, él también se impuso en muchas de las repetidas internadas de su compatriota por la banda. En ataque tuvo mucha presencia no solo para poner balones al área sino para atreverse a rematar, de hecho podría haber marcado pero Bravo atajó su potente disparo.

Guillamón: Superado. Quizás fue su partido más complicado en toda la temporada ya que el partido se le hizo largo tanto para sostener al equipo en la medular como en sus desplazamientos en largo que tantas veces han dado oxígeno. Ciertamente su tarea no fue sencilla ya que el centro del campo bético es de los mejores de LaLiga, el problema fue que las dificultades en defensa le afectaron en cierta medida a la hora de mantener la confianza en ataque en la precisión con el cuero, donde en toda la temporada no había fallado. Fue cambiado en el 85.

Ilaix Moriba: Clase pura. Su asistencia a Hugo Duro entre los dos centrales con el exterior fue digna de exposición, pero más allá de eso su aportación fue constante en la creación de juego y en la capacidad de dar pausa al equipo cuando lo necesitaba. En el que fue su mejor partido de la temporada, pudo marcar con una volea solo en el área pero colocó mal el pie y se le marchó muy lejos de la meta. Fue cambiado en el 78.

Carlos Soler: Potencia. Potencia por la banda derecha y también por el carril central, su gran aportación consistió en buscar las espaldas a los zagueros, principalmente a Moreno. Así cuajó un par de buenas acciones que terminaron en centros al área que no llegaron a encontrar un rematador claro. Además de lo dicho, aportó muchísima calidad al primer toque para generar ventajas en estático. Marcó su penalti por la escuadra con un zambombazo.

Gonçalo Guedes: Saltó al terreno de juego enchufadísimo, atacando a las espaldas, regateando, centrando por la banda. Además, estuvo liberado en defensa por lo que cuando peor lo pasaba el equipo, sus carreras a los espacios dieron oxígeno para subsistir los arreones béticos. Eso sí, con el paso de los minutos fue perdiendo algo de mordiente y no logró tener ninguna ocasión de gol clara. Eso sí, marcó su penalti cual seguro de vida.

Hugo Duro: Tocó en Hugo Duro, más que nunca. Coronó su magnífica Copa del Rey con una monumental vaselina para superar a Bravo y conseguir el tanto del empate. No dejó de buscarle las cosquillas a Bartra y Pezzella a las espaldas. Se quedó con las ganas de celebrar un segundo tanto al cazar un rechace en el área con Bravo por los suelos, pero se le marchó alto.

Cambios

Thierry: Jugó como un atacante más y sus carreras por la derecha al contraataque fueron dañinas para Álex Moreno. Tuvo su ocasión de ver puerta con un remate en el área, pero por querer pegarle con la diestra le salió un disparo centrado y no muy potente. Tras el cambio de Foulquier pasó a jugar más retrasado y ahí no cometió error alguno.

Bryan Gil: A sus chispazos les faltó precisión. Regateaba, corría, pero la perdía...Esprintaba, salía a la contra pero su pase en profundidad no era del todo bueno. Fue una lástima.

Racic: Entró para dar solidez a la medular cuando peor lo pasaba el equipo en esa zona del campo y respondió mejor que en toda la temporada. Marcó su penalti para culminar sus buenos minutos.

Yunus Musah: Entró algo desacompasado al partido y los béticos lo notaron ya que pasaron a volcar todo su ataque por esa banda cuando hasta el momento habían incidido por el otro costado. Para más inri no pudo convertir su penalti y lo mandó a las nubes.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?