NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL MADRID

Haaland se enfría y Rüdiger se calienta

El Madrid 22-23 toma forma con Ancelotti en el banquillo, Mbappé como fichaje estrella y Vinicius, Militao y Modric renovados antes de la gira por Estados Unidos con Milan, Juve y Barça.

Actualizado a

Haaland se aleja del Real Madrid. El club ha decidido no cambiar su plan y reforzar la delantera con Mbappé, en quien se centran todos los esfuerzos. La llegada de Haaland sólo sería posible si tanto él como su agente, Mino Raiola, rebajaran sus pretensiones mucho más allá de lo que el Manchester City les ha ofrecido, lo que no parece fácil. Además, Haaland ofrece dudas por su historial de lesiones. Con Benzema, Vinicius y Mbappé se bastará la delantera. Pero por Kylian habrá que esperar hasta el 30 de junio. Ni un día menos. Pero tampoco ni uno más. La confianza es máxima.

La maquinaria del Madrid está ya a pleno funcionamiento con el fin de cerrar el equipo de la próxima campaña. El gran esfuerzo se hará con Mbappé, pero hay otras posiciones que se van a reforzar. En la línea defensiva, el club ha retomado la posibilidad de contratar al central Rüdiger, que termina contrato con el Chelsea. El club descartó su incorporación hace sólo unos meses, pero la nueva situación del equipo londinense, con Abramovich en apuros, el deseo del internacional alemán de jugar en el Madrid y la buena impresión que dejó tras su partidazo de Champions en el Bernabéu le acercan a Chamartín.

El problema es encajarlo en la banda salarial del club, que ultima las renovaciones de Militao y Vinicius, con una mejora económica y una ampliación mínima de tres años, y la de Modric, por una temporada. Las tres se cerrarán y harán públicas al terminar la temporada, puede que incluso antes de la gira, en julio, que hará el equipo por Estados Unidos, país en el que disputará un cuadrangular con el Milan, la Juventus y el Barcelona.

Rüdiger afectaría a Alaba

Las salidas de Isco, Bale y Marcelo son seguras. La del brasileño empujaba a la contratación de un lateral izquierdo o a la promoción de un canterano, pero el posible fichaje de Rüdiger le daría la posibilidad a Ancelotti (que seguirá la próxima temporada con total seguridad salvo debacle inesperada) de jugar con Alaba en la banda, lo que le ahorraría un fichaje y un sueldazo al Madrid.

Las posiciones de Isco y Bale sí se van a amortizar con canteranos, y es posible que también la de Marco Asensio si finalmente entra en los movimientos del verano. Que cuaje o no la incorporación de Tchouaméni, que está bien encaminada, para reforzar la posición de Casemiro es la última incógnita que queda por despejar. Pero el Madrid 22-23, tras una reunión del máximo nivel ejecutivo del club, hace sólo 48 horas, toma cuerpo con Mbappé como Rey Sol y otros satélites girando a su alrededor.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?