NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

PRIMERA IBERDROLA

La decana de Primera Iberdrola, Gimbert, colgará las botas

A sus 42 años la jugadora del Athletic anunció su adiós del fútbol profresional al acabar esta temporada. Ha militado 23 años en la máxima categoría desde su debut en 1999

Actualizado a
Vanesa Gimbert cuelga las botas con 42 años.

Vanesa Gimbert podrán fin a su carrera el próximo 15 de mayo cuando la Primera Iberdrola cierre el telón. La decana de la competición colgará las botas con 42 años y 23 temporadas en el fútbol de élite. Una pionera del fútbol femenino español que dice adios tras nueve temporadas en el Athletic y después de haber pasado por Levante, Rayo, Estudiantes y Espanyol. Una prolifera carrera que llega a su punto final.

Como todas las niñas de su generación, empezó a jugar el fútbol en el patio del colegio y por las calles de su Vergara natal. "Antes no era muy normal para una chica jugar al fútbol, pero mis padres siempre me han apoyado", aseguró Vanessa. Sin embargo se mudó a Córdoba, donde no había equipos femeninos, así que hasta los 14 años no pudo jugar con chicas. Destacó mucho en el Montilla y le llamaron para ir a la Selección Andaluza, donde también se convirtió en imprescindible. A los 16 años ya fue con la selección Absoluta y debutó a los 17.

A los 19 hizo las maletas para fichar por el Levante y debutar en la máxima categoría. Allí vivió cuatro temporadas de éxitos con dos Superligas, dos Supercopas de España (antes se jugaba este torneo entre el campeón y el subcampeón de la liga) y tres copas de la Reina. Jugó en la Champions donde jugó contra equipos de gran renombre como el Arsenal o el Frankfurt.

Volvió a Andalucía en 2003 para jugar un año en el Sporting de Huelva y luego tres temporadas en el Sevilla donde quedaron subcameonas de liga. Cambió de aires para fichar por el Rayo Vallecano donde aumentó su palmarés con dos ligas y una Copa de la Reina. Su gran rival entonces, el Espanyol, se la llevó en 2010. Tres años de perica para volver a su tierra natal, el País Vasco, de la mano del Athletic. Con 33 años debutó como leona, la jugadora más veterana en hacerlo. Allí ha permanecido nueve campañas sumando una liga más a su palmarés y 248 partidos a sus espaldas. Además, su regularidad le llevó a firmar el récord de partidos consecutivos dejando la cifra en 86, disputando todos los minutos de los mismos. Historia viva del fútbol femenino español...

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?