NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL SOCIEDAD

Merino sigue sin recuperarse de su lesión en el pie izquierdo

Se fisuró un dedo del pie izquierdo a finales de febrero y todavía continúa arrastrando una dolencia que le impide ponerse la bota y entrenar con el grupo.

Actualizado a
Zubimendi y Merino ante el Espanyol.
Real Sociedad

A finales de febrero de este año, en el partido contra Osasuna en el Reale Arena, Mikel Merino se fisuró un dedo de su pie izquierdo. Concretamente el dedo meñique. Jugó toda la segunda parte con esa lesión, haciendo un esfuerzo tremendo para ayudar a su equipo, con problemas de efectivos por las lesiones de varios compañeros. Pero desde entonces arrastra esa lesión queda está trayendo por la calle de la amargura. No le impide jugar los partidos, pero sí condiciona toda su preparación entre semana, hasta el punto de que no puede hacer ningún entrenamiento con sus compañeros, y llega a los partidos sin participar en la práctica grupal, para evitar más sustos y proteger la zona. Ni siquiera el parón de liga de las semanas anteriores le sirvió para restablecerse del todo.

El técnico de la Real, Imanol Alguacil, ya se ha tenido que acostumbrar a preparar cada semana los partidos sin Mikel Merino, con la esperanza de que ese plan específico para que se recupere cuanto antes, sirva para poder contar con él durante el encuentro que toca cada jornada. Porque el navarro nunca se borra de las convocatorias. A pesar del dolor que sufre en el pie al ponerse la bota para jugar y que cada partido acaba muy tocado, siempre dice que quiere jugar y se apunta. Por ejemplo, en el partido contra el Espanyol terminó el partido hecho polvo en la camilla tratándose la fisura en el pie, porque fue el primer encuentro que había disputado sin estar infiltrado, y el dolor que sufría le dejó prácticamente cojo. Para no variar, de entre los jugadores que pueden jugar esta jornada. Mikel Merino ha vuelto a ser el único ausente en la sesión de este jueves, con la que se volvía al trabajo tras el día de descanso que dio Imanol a los suyos este miércoles. Porque los otros lesionados, Mikel Oyarzabal y Ander Barrenetxea, no podrán jugar más en lo que resta de temporada.

El esfuerzo que está realizando Merino para ayudar a la Real Sociedad es de gran valor. Porque la lesión que sufre le impide calzarse con normalidad. Y el hecho de que querer aportar hace que todo vaya más lento de lo que le gustaría. Va para más de un mes de lesión, y todavía sigue teniendo muchas molestias, aunque el paso que dio en la última jornada al jugar ya sin infiltrarse, fue importante. Porque quiere decir que ya toleraba el dolor, algo que hasta ahora no podía, y por eso para jugar tenía que pincharse, pero perder sensibilidad en la zona a la hora de tocar el balón. Esa es la razón por la que perdió tantas pelotas el día del Sánchez Pizjuán. Pero Merino no quiere parar. Y para intentar que el proceso de curación sea más rápido, lo que se hace es evitar que se ponga la bota entre semana y que nl entrene con el grupo, haciendo un trabajo específico y muy controlado en el interior de Zubieta.

Por todo ello, el navarro puede ser considerado como duda para el Martínez Valero porque su dedo meñique del pie izquierdo, en el que sufre una fisura, no termina de progresar adecuadamente. Pero viajará seguro, porque Merino no quiere perderse el partido. Pero Imanol podría optar porque inicie el partido en el banquillo en Elche y ser utilizado en el caso de necesidad en la segunda parte, como hizo en el choque ante el Espanyol el lunes.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?