NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ESPANYOL

Tamudo y su carrera: "No fue todo redondo, hubo malos momentos"

El icono del Espanyol celebra los 25 años de su estreno en Primera con gol ante el Hércules: "Viví un sueño, todo lo que pasó era impensable", dijo.

Actualizado a
Raúl Tamudo.
RODOLFO MOLINA

Cada 23 de marzo es San Tamudo en el Espanyol. Paco Flores decidió en 1997 que el joven delantero de Santa Coloma que jugaba en el filial tendría su oportunidad en Primera en Alicante ante el Hércules. Era un equipo perico en problemas, peleando por no bajar. Y Tamudo marcó el primero de los 129 goles que anotó en la Liga con el equipo perico, una vaselina que él define "instintiva", porque "hay que decidir y ejecutar rápido". El gol lo llevaba en la sangre.

El delantero, ahora asistente de la dirección deportiva, concedió una entrevista para el Twitch oficial del Espanyol en la que repasó aquellos momentos. "Fue un debut soñado. Me llamaron para estar con mis ídolos. Todo lo que pasó después fue impensable", dijo. Pero el máximo goleador catalán, cuya historia tiene moraleja, puso énfasis en la otra cara, los más duros, que le ayudaron a curtirse. "No todo fue redondo, también hubo malos momentos".

Tamudo se refiere a lo que ocurrió la campaña después, cuando el futbolista tuvo que irse cedido al Alavés donde apenas jugó. O el siguiente curso (98-99), de nuevo con billete a Lleida donde gozó de más oportunidades, marcó goles y se ganó la vuelta al Espanyol a los cuatro meses. "Muchas veces a la gente le va bien, pero luego todo cambia; hay que seguir. No deben tirar la toalla, debe confiar en ello y en sus posibilidades", razona el de Santa Coloma.

Criado en una familia humilde en una localidad que acogió a la inmgración del resto de España de los 60 y 70, el delantero recuerda jugar con su hermano Paco en casa ("las porterías eran las puertas") y en la calle ("nos colábamos en colegios") hasta que llegó al Milan de Santa Coloma donde brilló, se forró a marcar goles y se ganó con 14 años su fichaje por el Espanyol a cambio de un saco de balones. "Casanova me llamó", advierte. "Debía ir a las casas baratas de la Zona Franca, tardaba una hora en llegar", rememora.

Raúl Tamudo.
Ampliar
Raúl Tamudo.FELIX ORDONEZ AUSIN

Sus mejores goles y el tsunami inicial

Del empujón que le dio Paco Flores a empujar él al Espanyol hacia la estabilidad deportiva, gracias a sus goles, y también hacia los sueños, como la Copa del Rey del 2000, la del 2006 y la final de la UEFA de 2007. "Aquellos años fueron sensacionales, me divertía mucho jugando a fútbol". Se queda con cinco tantos el delantero internacional, los que marcó ante Celta y Sevilla, en dos grandes acciones individuales; el de la Copa del Rey del 2000 a Toni Jiménez ("murri Tamudo"), una vaselina a Iker Casillas en Montjuïc y, por supuesto, el Tamudazo ante el Barcelona: "Fue conocido en todo el mundo".

Echando la vista atrás, Tamudo rememora lo que llegó después de sus primeros éxitos ("se me vino un tsunami de emociones y sensaciones, personas que me conocían, otros que no. Gracias a los que me rodeaban logré tener los pies en el suelo") y lo que está por venir en el club que "me lo dio todo", porque "la masa social siempre me ha expresado su cariño, y es con lo que me quedo".

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?