NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL MADRID - REAL SOCIEDAD

Isak, telonero de Mbappé

La Liga ha cambiado el humor de la Real Sociedad, un rival de gran peligro para el líder. El sueco, en crisis anotadora. Camavinga o Isco, alternativas a las bajas de Kroos y Valverde.

Actualizado a
Los jugadores del Madrid, durante la sesión del viernes en Valdebebas.
Realmadrid.com
Ampliar

"La final es mañana", dijo Ancelotti en tono grave ante la sucesión de preguntas sobre el PSG que le lanzó la Prensa en vísperas del duelo ante la Real Sociedad, equipo en zona europea y con dos victorias en los dos últimos partidos (sigue el partido en directo en As.com). La advertencia estaba justificada tras el empate del Sevilla en Vitoria que puede permitir a los blancos dormir con una ventaja de ocho puntos. Sucede, por tanto, que en el Madrid se junta lo urgente y lo importante y eso limita el reparto de esfuerzos. Un reparto que con Ancelotti nunca existió. Esta noche será un Madrid sin más reservas que las obligadas: Kroos no llega por su lesión muscular y Valverde, primer suplente en esa zona, está aquejado de gripe.

La notable diferencia entre titulares y suplentes que ha establecido Ancelotti hace que cualquier ausencia en el Madrid se perciba como muy problemática. Más si se juntan dos en la misma línea. Hoy tendrá que elegir un tercer centrocampista entre Camavinga e Isco, jugadores muy residuales. El malagueño, en sus últimos días de contrato, lleva un mes sin jugar un minuto. Solo ha sido tres veces titular en el curso y no ha disputado un encuentro completo. Tampoco es de fiar Camavinga, que desde principios de febrero solo tuvo dos minutos en Vallecas. No ha cuajado como pivote y le ha superado Valverde como interior. En tres de sus nueve duelos como titular Ancelotti le quitó en el descanso, un mal dato. El resto será el equipo de gala, Alaba incluido. El austriaco, baja en Vallecas, apuraba para estar ante el PSG, pero su rápida recuperación le permite jugar hoy.

Dos disgustos

La Real pasó tres meses sin perder, entre finales de agosto y finales de noviembre, una racha que le mantuvo quince jornadas en zona Champions. Las lesiones lo cambiaron todo. Oyarzabal, su bandera y su máximo anotador, se perdió siete partidos por una rotura de fibras. Isak, el goleador, ha sufrido dos lesiones y está lejos del que maravilló el curso pasado. Silva, el inductor de casi todo, ha estado doce encuentros fuera. También ha sufrido percances Merino, un centrocampista crucial en el juego txuri urdiñ. Las victorias ante Osasuna y Mallorca han aliviado dos disgustos mayores: la goleada en San Mamés y el adiós europeo.

Camavinga y Modric pugnan por el balón durante el último entrenamiento del Madrid.
Ampliar
Camavinga y Modric pugnan por el balón durante el último entrenamiento del Madrid.Realmadrid.com

"Os dije que tuviéramos los pies en el suelo", recordó su técnico, Imanol Alguacil, después de ambos reveses. Él siempre los tuvo. Tras su retirada después de una larga carrera futbolística (estuvo en la Real siete temporadas y después jugó en Villarreal, Jaén, Cartagonova y Burgos) montó una empresa de mensajería. Su plan no era seguir viviendo del fútbol. Entrenaba al equipo cadete de su localidad natal, Orio, como pasatiempo: "Empecé sin ningún afán de nada más que enseñar lo que sabía a los chavales del pueblo". Ahí sacó el carnet de entrenador, después le quiso el Zarazutz para dirigir a sus juveniles. La cosa fue bien y su excompañero en la cantera Bittor Alkiza le llevó como segundo técnico al juvenil de la Real. De ahí saltó al Sanse y al primer equipo, primero como interino, para relevar a Eusebio, y luego como titular, tras sustituir a Asier Garitano. Esa temporada, la 18-19, le ganó las dos veces al Madrid, con el que mantiene igualado el balance. Un año después le echó de la Copa venciendo en el Bernabéu.

La sequía de Isak

Imanol le ha dado al equipo una gran fortaleza defensiva (sólo Madrid y Sevilla encajan menos goles) pero su ataque parece manifiestamente mejorable. Solo Oyarzabal está en sus números. Isak, que en aquella Copa 19-20 firmó un doblete en el Bernabéu, ha marcado únicamente ocho goles, solo uno de ellos, en Copa ante el Leganés, en 2022. Lleva siete partidos en blanco. En Mallorca no tuvo ningún minuto. Solo cinco equipos de Primera son menos productivos que el donostiarra,

Imanol Alguacil bromea con Isak durante un entrenamiento de la Real Sociedad.
Ampliar
Imanol Alguacil bromea con Isak durante un entrenamiento de la Real Sociedad.DIARIO AS

La Real parte con la desventaja del factor fatiga, porque jugó el miércoles su partido atrasado ante los baleares, pero cambió cuatro jugadores respecto a los que se habían enfrentado a Osasuna el domingo anterior. Para el Bernabéu recupera a Zaldua y Rafinha, pero no tendrá a Januzaj.

El Madrid, mientras, confirma el cambio de tendencia que ha experimentado durante el curso. En el inicio tiró de artillería (21 goles en sus seis primeros partidos) y ahora ha vuelto donde lo dejó Zidane, a las barricadas: ningún gol encajado en los últimos cuatro partidos de Liga. Ahora es Courtois quien está en el centro de la conversación.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?