ATHLETIC

Yuri tras la larga lesión: "Hay comentarios que no me hicieron mucha gracia"

El lateral izquierdo, que optó por un tratamiento conservador con el pubis y al final tuvo que operarse, está dolido con ciertas opiniones: "Venía con la intencion de traer la escopeta cargada"

0
Yuri tras la larga lesión: "Hay comentarios que no me hicieron mucha gracia"
AIOL AIOL

Yuri ha dejado atrás nueve meses de calvario, un proceso que tienen que soportar muchos deportistas pero que en su caso ha sido especialmente sangrante. Primero por la operación en el pubis y después por una complicación en el talón. Un tipo de su personalidad y su ímpetu no lo ha llevado muy bien. Y encima ha tenido que escuchar comentarios que no le han hecho gracia. Se puede decir que es el mejor fichaje en este mercado invernal, a falta de caras nuevas. "Sí y el de Villalibre", despeja.

Berchiche no jugaba desde el 16 de abril de 2021, en la final de Copa ante el Barça. De vuelta, ha actuado en la Supercopa de este año, la cita copera ante el Barça y unos minutos en Vallecas.. Su exposición de hoy ha sido en tono muy serio: "No es fácil entrar en el quirófano, hice caso de lo que me recomendaron. Lo peor es sentirte apartado, ver cómo tus compañeros salen a entrenar, el fin de semana están jugando y tú, no, no ver a la familia porque tienes que meter aquí en Lezama muchísimas horas... han sido momentos muy duros en los que se te pasan muchas cosas por la cabeza, pero me encuentro contento, mejor de lo que imaginaba que iba a estar y, en ese sentido, me siento muy feliz".

El lateral izquierdo admite que lo ha pasado fatal. La pubalgia le dio la lata durante toda la campaña pasada: "Quitarme de encima el tema del pubis ha sido una liberación tremenda. He salido día tras día saliendo a entrenar con unos dolores tremendos". Antes de parar, se vio forzado a infiltrarse. Habla sin tapujos. "Ha sido el peor año de mi vida en todos los sentidos, cuando uno no ve la luz al final del túnel, se pasan muchas cosas por la cabeza".

Más adelante quiso pasar factura a ciertas opiniones que no le han gustado nada en estos nueve meses. Se le cuestionó por si se refería a Marcelino, que en julio lanzó visiblemente enfadado: "Con Yuri deberíamos haber actuado de otra manera". El jugador lanzó un reproche general, sin acotar a quién dirigía sus dardos: "Hay comentarios que en su momento no me hicieron mucha gracia, pero es agua pasado. Me encuentro mucho mejor de lo que esperaba. Darle vueltas a algo que ha pasado no me va a cambiar. Tenemos un partido importante el jueves y me quiero centrar en eso. En todo este proceso todos los comentarios, los malos momentos... los he vivido yo, se demuestra quiénes están a tu lado y quiénes yo. Hay que mirar al futuro que es bien bonito y no dar más vueltas. "Te voy a ser sincero. Venía con la intención de traer la escopeta cargada, pero he pensado: no digas nada, porque no merece la pena. No voy a decir cosas que pienso, quiero mirar al futuro", lanzó, insistiendo en que hay ciertas situaciones, momentos y expresiones que no le han gustado "hacia mí y mi lesión... es lo máximo que voy a decir".

El defensa de Zarautz pasa casi de puntillas por un proceso de lesión y recuperación "tan largo que ya ni me acuerdo". Es un capítulo que trata de olvidar. "Lo último es que te operen, intentamos por todos los medios no hacerlo, decidimos por el camino el tratamiento conservador, pero no funcionó; otras veces, sí. Decidimos operarnos y es la mejor decisión que pudimos tomar, porque ahora mismo las sensaciones, quitando el problema del talón, son muy buenas. Una pena no haberlo hecho antes, pero podía haber funcionado el conservador, no hay que darle más vueltas así ha sucedido".

Está tan bien ahora mismo que ante el Barça aguantó 90 minutos y se vio perfecto. Esperaba estar cansado en el 70 y solo desfiló porque se le cargaron los aductores, "si no le habría pedido al entrenador seguir más". Berchiche lleva cuatro años en Bilbao, es el héroe de la final de Copa de 2020 con su gol en Granada y se ve como uno de los veteranos. Renovó hace poco por dos años más, hasta 2024, sin cláusula de rescisión. "Mi mejor temporada es la segunda, por todos esos momentos vividos en la Copa. Mi aportación al equipo es positiva, me encuentro mucho más a gusto de lo que pensaba cuando llegué".

El COVID también le dejó KO, con desfallecimientos que estremecían a San Mamés. Y unos vértigos tremendos. "Nunca me ha pasado en la vida, intenté afrontarlo de la mejor manera posible, son situaciones no muy bonitas". Ya mira al partido de cuartos ante el Madrid el próximo jueves. Prefiere que Ancelotti no disponga de los brasileños ni Valverde: "Si no están, mejor para nosotros. Son jugadores muy importantes para ellos y si no vienen, mejor. Estamos en un momento en el que nos encontramos muy bien en todos los aspectos. El equipo va a pelear el jueves, intentaremos repetir el mismo partido que hicimos ante el Barcelona".

En esta vuelta, sabe que su papel es de ejercer parte del liderazgo del vestuario. "Me siento importante en el equipo, pero como yo hay muchos jugadores. Soy veterano y me pongo al servicio del grupo. Me salgan bien o mal las cosas, siempre lo voy a intentar". Ve al Athletic "capacitado para pasar de ronda y más jugando en casa" y en Liga promete pelear por la plaza europea. "Este mes, el equipo ha dado un salto de calidad".