REAL MADRID

Sin Benzema, un drama

El panorama sin el delantero francés no es optimista: Jovic no hizo ni un tiro en más de media hora ante el Elche. Entre el serbio y Mariano, un gol en 612 minutos.

Madrid
0

El Real Madrid rescató un punto ante el Elche tras ir perdiendo 0-2, gracias a los tantos de Modric y Militao. Un empate que permite al equipo blanco mantener la renta de cuatro puntos respecto al Sevilla, pero que en su fondo es a todas luces una mala noticia: el equipo de Ancelotti desaprovechó la oportunidad de distanciar al Sevilla hasta los seis puntos y, además, el duelo extrajo un peaje importante con la lesión de Benzema, que se tuvo que ir sustituido en el 56' por molestias en los isquios de la pierna izquierda. El francés se retiró nada mas sentir el problema por precaución, es de esperar que no tenga gran trascendencia; y más le vale a Ancelotti, porque lo que viene detrás del delantero francés es un drama.

Luka Jovic entró en el encuentro ante el Elche con 34 minutos por delante, además de otros cuatro de prolongación, tiempo en el que pasó sin pena ni gloria y, por supuesto, no hizo lo que se esperaba de él: rematar. Con el Madrid volcado hacia la portería de Edgar Badía, fue incapaz el serbio de chutar, ni siquiera fuera de los tres palos. Su intervención en el partido fue anecdótica: dio seis pases, cinco de ellos buenos, entró en un duelo, perdió un balón y recuperó otro.

El balcánico ya había entrado de manera imprevista en otro partido de esta temporada en sustitución de Benzema; fue en San Sebastián contra la Real Sociedad, también por problemas físicos del francés, y aquel día Jovic generó esperanzas en torno a su figura con una actuación importante: marcó un gol y dio otro. Pero su realidad está mucho más cercana a lo que se vio en el Bernabéu ante el Elche: se ha ido sin rematar en 9 de los 15 partidos que ha disputado este curso. Ya en el Martínez Valero ante el Elche, en Copa, estuvo 79 minutos sobre el campo sin rematar. Al Madrid le costó aquel día generar en ataque, pero en el Bernabéu acumuló hasta 16 remates, ocho de ellos a puerta, y ninguno de ellos fue del serbio, que apenas lleva nueve tiros, cuatro de ellos a puerta, en 434 minutos esta temporada.

Y luego está Mariano, el otro delantero centro de la plantilla, actualmente lesionado (tiene una importante propensión a los problemas físicos, pese a que apenas acumula minutos) y que no ha visto puerta esta temporada. Si bien es cierto que ha participado mucho menos: ha realizado cinco tiros, uno de ellos a puerta, en 178 minutos. En su única titularidad en Liga se hartó a intentarlo, con cuatro remates; no le acompañó la suerte, aunque al menos asistió a Vinicius para uno de los dos goles. Fue precisamente ante el Elche, en el Martínez Valero.

Benzema y Vinicius, los reyes del gol

La cuestión es que, con todas las circunstancias incluidas, los dos delanteros suplentes de Benzema llevan un gol y dos asistencias en 612 minutos disputados entre ambos, un bagaje muy escaso que contrasta con los números de Benzema, al que la suerte le fue muy esquiva en el Bernabéu contra el Elche (llegó a fallar un penalti), pero que es una pieza irremplazable de la ofensiva madridista: 24 goles y 9 asistencias hasta el momento. 

Sin Benzema, Ancelotti debe entregarse a Vinicius (15 goles hasta el momento), pues el tercer artillero del equipo (Asensio, con siete) también está lesionado. Jovic llegó al Madrid en el verano de 2019 después de un curso impresionante con el Eintracht de Frankfurt (27 goles) que justificó el pago de 60 millones de euros; Mariano, en 2018 después de una temporada de eclosión en el Olympique de Lyon (21 goles y 6 asistencias). Pero entre ambos parecen poca opción para resolverle la papeleta a Ancelotti si lo de Benzema resulta ser más grave que unas simples molestias musculares.