NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ALEMANIA

La redención de Kimmich

Firmó el partido perfecto ante el Hertha. Batió el récord de toques de un jugador esta temporada. SofaScore le dio un 10. Vuelve tras su lío por la vacuna.

Actualizado a
La redención de Kimmich
Maja HitijGetty Images

Joshua Kimmich es un futbolista silencioso que grita en el campo. Salvo un caso muy sonado, no suele salir en titulares ni sale a la palestra por declaraciones destacadas o fuertes rumores de traspaso. Sin embargo, todo cambio el pasado mes de diciembre cuando se filtró que no estaba vacunado. Aquello le trajo consecuencias fatales: el Bayern de Múnich le presionó, le recortó el suelo, contrajo la enfermedad y el coronavirus le dejó infiltraciones leves pulmonares. Afortunadamente, ya está plenamente recuperado y de vuelta a lo mejor que sabe hacer: hablar en el campo. Además, ha cerrado de un portazo la polémica y ha afirmado que se vacunará cuando le sea posible.

Mientras, ya está a las órdenes de Nagelsmann y, desde luego, no ha perdido maña en su ausencia. Ante el Hertha de Berlín dio un recital insospechado, en lo que fue una de las mejores actuaciones individuales de lo que va de temporada. Tocó el balón 154 ocasiones, lo que implica el mejor registro de un futbolista en la Bundesliga en esta 2021/22. Completó 114 pases, con un 91% de precisión. Logró diez entradas con éxito, ganó nueve duelos a sus rivales, firmó siete oportunidades bajo su creación, recibió cuatro faltas, generó tres ocasiones de peligro, hizo dos cortes decisivos en defensa y dio dos asistencias.

Números que tratan de reflejar su impacto total en el juego del Bayern, tanto defensiva como ofensivamente. Su técnico alineó a Gnabry y Coman de carrileros y dejó a Sané como verso libre por dentro. Además de los habituales Muller y Lewandowski, Tolisso le acompañaba en la medular. Sobre él, por tanto, recaía mucha responsabilidad de contención ante los inevitables descuidos de sus compañeros de banda. También en la elaboración para encontrar llegadas desde los costados. Lo bordó y le regaló los tantos a los mencionados Muller y Gnabry. Tras la polémica del COVID y su baja por enfermedad, ha sido su mejor partido.

De hecho, el portal especializado SofaScore calificó su actuación con un diez. Esto no solo no es nada habitual, sino que califican cientos y cientos de partidos en el mundo cada fin de semana y la segunda mejor nota fue de un 9,3, de Ogbeche, futbolista del Hyderabad que marcó dos goles. El centrocampista alemán, por el contrario, no vio portería, pero fue suficiente para llevarse la máxima e inusual puntuación. Por supuesto, es su mejor valoración esta campaña. Hasta ahora, lo más habitual era un 7,5 y en pocas ocasiones había alcanzado el 8.

Ampliar

Reconocimiento mundial

Su polémica no esconde el altísimo nivel de futbolista. Kimmich es considerado uno de los mejores centrocampistas del planeta y columna vertebral de uno de los favoritos a ganar la Champions. Como muestra de su reconocimiento, Carrusel Deportivo propuso a sus oyentes el once con los mejores once futbolistas del planeta. Aritz Gabilondo, periodista de AS, incluyó al internacional alemán en su alineación. También el columnista de AS Axel Torres y el corresponsal francés de AS, Andrés Onrubia. La mayoría de los participantes acordaron la entrada del futbolista del Bayern en el once tipo, incluso con más popularidad que otras estrellas mundiales como Lewandowski o Karim Benzema.

No obstante, su perfil mediático bajo, en ocasiones, le pasa factura a la hora de recibir galardones. Kimmich no formó parte del mejor XI FIFPro que se anunció en la gala The Best. Le superaron Jorginho, Kanté y Kevin de Bruyne. Tampoco estuvo en la torna final de candidatos, que eligió un comité de expertos de FIFA. El Balón de Oro también le olvidó. En el corte final de 30 futbolistas que dio a conocer France Football, no estaba el centrocampista del Bayern y sí otros nombres como Barella, Bonucci, Chiellini, Luis Suárez, Sterling, Kjaer o Kane. Al talentoso futbolista de 26 años no parece importarle demasiado. Él se mantiene en lo suyo, en brillar en el campo, donde se gana dieces y hace olvidar todo lo externo que le pasó factura semanas atrás.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?